Lo que no debes hacer en las redes sociales cuando estás en pareja

Lo que sí y lo que no, virtualmente hablando.

Wikimania2009, Ariel Kanterewicz

Hay códigos en la vida no virtual y hay códigos en las redes. Quizá seas fanático de Facebook, Twitter, Linkedin, Pinterest y cuanta red existe, te encanta compartir y estás online el 99% del tiempo. Subes tus fotos, detalles de tu vida y twiteas lo que vas a cenar. Estupendo, tus amigos y seguidores adoran que lo hagas.

Pero, cuando estás en pareja, hay cosas que NO debes hacer en las redes. Que a ti te parezca normal y simpático, no quiere decir que al otro le agrade.

Hablamos del derecho a la intimidad y la imagen pública. ¿Hasta dónde puedes llegar con contar tu vida a millones de personas si hay otra persona directamente involucrada?

Lo que sí debes hacer

· Pon en claro con tu pareja qué es lo que te gusta compartir en las redes. Conversa con el otro qué tipo de fotografías le molestaría publicar, qué cosas no quiere hacer públicas y hasta dónde quiere resguardarse. Recuerda que tiene todo el derecho a hacerlo.

· Antes de publicar una foto de tu pareja contigo, pregúntale si está de acuerdo. Jamás publiques nada sin su consentimiento.

· Antes de poner en tu perfil que tienes una relación con esa persona, consulta si le parece bien hacerlo público o no. Quizá deba tener un perfil muy discreto por su trabajo o por un problema personal. En tal caso pon "Una relación" pero no con quién.

Lo que no debes hacer

· Contar intimidades con nombre y apellido. Puedes jugar y sugerir cosas y aspectos de tu vida, pero no involucres al otro si no quiere.

Si no le importa y están de acuerdo, comparte lo que es socialmente correcto y aceptable. Por supuesto ningún secreto o intimidad demasiado personal.

· Hablando de secretos… si tu pareja te ha contado algo confidencialmente sobre alguien que está en las redes… no lo repitas, sugieras o escribas entre líneas.

Pondrías a la persona en un aprieto y a tu pareja en evidencia… además de a ti mismo, por chismoso.

· Estás muy enamorado, maravilloso, déjaselo saber por mensaje privado, en el oído o con miles de besos, pero no intruses en los perfiles de tu pareja para decir cuánto lo amas o dejarle ramos de flores virtuales. Ten en cuenta que un perfil tiene varios usos, entre ellos el laboral.

· No te hagas amigo de todos sus amigos. No comentes todo. No pongas "Me gusta" en todo. No retwitees todo lo que escribe. O sea… no marques territorio como un perro posesivo.

· Deja de espiar el movimiento de sus conexiones en las redes. Antes de conocerte ya tenía amigos de ambos sexos, no va a dejarlos porque has llegado a su vida. Si te ama, no tienes de qué preocuparte, si no te ama, te vas a enterar pronto. No seas una persona tóxica.

· Guarda las distancias en las redes. No entrelaces tus perfiles con los del otro, los contactos perdurarán tanto si están juntos por siempre como si se separan mañana, y no vas a querer amigos comunes por todos lados si sucede lo último.

· Que estés con una persona no te convierte en:

1. Especialista en el tema de tu pareja. Que él sea dentista no te convierte en la reina del flúor.

Por favor, no opines por ósmosis, le vas a poner en vergüenza.

2. Relaciones Públicas de tu pareja. Está bien que compartas cosas del otro que te gustan mucho o que le des un empujoncito en las redes de vez en cuando. Pero no seas su relaciones públicas, deja que haya oxígeno entre los tres (tu pareja, su trabajo y tú).

· No llenes tu perfil de fotos del otro. Es tu perfil, la gente te quiere conocer a ti. El romance propio es cosa que te importa a ti y a tu pareja, a los demás les aburre, en serio.

· Cambiar el estatus sentimental antes de tiempo o demasiado tarde. Eso es gritar "Te amo" frente a millones de personas y recibir un "cri-cri" de respuesta. O lo cambian juntos o no lo cambian. Otra opción es explicarle al otro por qué su estatus va a ser X, y entonces dejar en claro las cosas. (Personas en proceso de divorcio, con hijos en las redes, con problemas testamentarios, figuras públicas, etc).

· Dejarle mensajes domésticos en el muro o mandarle o twitearle un recado. "Juan, compra la leche cuando vuelvas", "@Mariasexy, no había antihemorroidal en la farmacia".

Por favor, piensa en el otro, siempre, y en las redes, más.