Linaza: Los beneficios y riesgos de consumir flaxseed

Semillas de linaza sobre superficie
La linaza o flaxseed es una semilla con muchos usos y beneficios para la salud. Crystal Cartier/Getty Images

La linaza, o flaxseed en inglés, es un alimento que ha subido en popularidad en los últimos años por sus grandes beneficios para la salud. Pero ¡cuidado! Además de estos beneficios, la linaza también tiene algunos riesgos. 

Los beneficios de la linaza provienen de su gran contenido nutricional. ¿Para qué sirve?

Como la mejor fuente de ácidos grasos omega 3, la linaza es una gran alternativa para cuidar la salud del cabello, uñas, piel, presión arterial y para balancear el colesterol, prevenir cáncer y hasta bajar de peso.

Estos beneficios ubican a la semilla de linaza entre los alimentos que más debemos incluir en nuestra dieta, aunque siempre teniendo en cuenta sus posibles contraindicaciones.

¿Qué es la linaza?

Linaza es la semilla del lino (Linum usitatissimum), una planta muy reconocida en la industria de los textiles pues su tallo es utilizado para confeccionar tejidos del mismo nombre. Canada, Rusia, China e India son los mayores cultivadores de lino.

La semilla del lino, linaza, es utilizada para extraer su aceite y para hacer harina, ambos de consumo humano. El aceite de linaza es usado en culinaria y también en la industria cosmética y sus propiedades nutritivas y para la salud son sus muy reconocidos beneficios.

Los beneficios del flaxseed vienen de su composición consistente en un gran porcentaje de fibra dietética (soluble e insoluble) y de ácidos grasos como omega 3, omega 6, omega 9 y linoleico.

– todos con grandes beneficios para la salud.

Además, la linaza contiene vitamina B1, cobre, manganeso, magnesio, fósforo y selenio.

La linaza contiene más omega 3 que el aceite de pescado, siendo una perfecta alternativa nutricional para complementar dietas vegetarianas.

Beneficios de la linaza o flaxseed

La linaza sirve para:

  • Alergias: La linaza ha sido usada para reducir las respuestas alérgicas a diferentes fuentes y es reconocida por mejorar la respuesta inmune del cuerpo cuando se consume regularmente en la dieta en forma de aceite o de semilla.
     
  • Cáncer: Varios estudios han demostrado que el consumo regular de omega 3 no sólo previene el desarrollo de varias formas de cáncer sino que también elimina en algunos casos células cancerosas ya existentes. Los beneficios anticancerígenos de la linaza la convierten en ingrediente primordial de nuestra dieta.
     
  • Corazón: Los ácidos grasos omega 3 de la linaza ayudan a disminuir los triglicéridos y el colesterol en la sangre, disminuir la presión arterial y disminuir el riesgo de ataques al corazón y embolismo pulmonar.
     
  • Síndrome pre-menstrual: Los beneficios de la linaza para las mujeres incluyen la regulación de su ciclo. Consumir linaza habitualmente ayuda a aliviar y a eliminar los síntomas premenstruales como cólicos, irritabilidad y retención de líquidos.
     
  • Piel: Usada en la dieta o tópicamente, el flaxseed mejora la calidad y textura de la piel, aliviando varias condiciones que van desde el eczema hasta el acné.
     
  • Digestión: El flaxseed es un excelente alimento para prevenir y aliviar condiciones gastrointestinales que van desde el estreñimiento hasta colon irritable, gastritis y enteritis.
     
  • Depresión: Aunque es un tema controvertido, según algunos expertos, el consumo habitual de la linaza regula los estados de ánimo y previene y alivia los síntomas de la depresión.
     

Precauciones y riesgos de la linaza

Aunque no se conocen mayores efectos secundarios o riesgos de la linaza, sí se recomienda tener precaución en casos de baja presión arterial, problemas de coagulación, condiciones hormonales, y obstrucciones gastrointestinales.

Las mujeres embarazadas o lactando deben consultar con sus doctores antes de introducir linaza a su dieta pues en algunos casos no es recomendable su consumo.

Entre los riesgos de la linaza se encuentra la interacción que tiene con algunos medicamentos. Algunas drogas para la diabetes interactúan negativamente con la linaza al igual que algunos anticoagulantes por lo que consumir flaxseed en estos casos es considerado riesgoso.

Si desea aprovechar los beneficios de la linaza, siempre consulte con su profesional de la salud primero, especialmente si está bajo tratamiento para una condición crónica.

Asegúrese que no es alérgico a la linaza, empezando su consumo con dosis mínimas.

Cómo consumir flaxseed para aprovechar sus beneficios

Los beneficios de la linaza puede aprovecharse al consumirse como aceite, como semilla entera o como polvo de la semilla seca.

Simplemente agregue el aceite a sus ensaladas o comida (una cucharada al día), o agregue las semillas o el polvo de semilla a jugos, sopas, yogurt, ensaladas o cereales.

También existen suplementos líquidos y en pastillas de linaza.

Recuerde siempre preguntar a su profesional de la salud sobre los posibles riesgos de la linaza en su caso específico.

Síntomas de deficiencia de omega 3

Si usted presenta alguno de estos síntomas, puede verse beneficiado al introducir linaza a su dieta:

  • Piel reseca
  • Caspa
  • Uñas débiles
  • Problemas de la piel
  • Cólicos menstruales
  • Retención de líquidos
  • Problemas digestivos