Limpieza y desinfección de los estudios de tatuajes

Condiciones, procedimientos y normas fundamentales según la legislación

Foto Flickr (copyright galería de Richard Heurtley)

Las instalaciones y materiales de tatuajes deben garantizar la prevención de riesgos sanitarios tanto para los usuarios como para los trabajadores, por lo que debes cumplir con unas condiciones fundamentales.

Si además estás practicando en un estudio que has creado en casa, debes de ser consciente que tienes que cumplir y proceder de la misma forma que lo hiciera un estudio autorizado. Recuerda que con la salud no se juega.

Condiciones fundamentales

-El diseño y los materiales de construcción del mobiliario debe permitir una fácil limpieza y desinfección. Si el mobiliario es metálico debe ser resistente a la oxidación.

-Los trabajos sobre la piel deben realizarse en un área específica de trabajo y que cumpla con ciertas condiciones:

•Estar aislada del resto del establecimiento.

•Estar dotada de buena iluminación.

•El mobiliario de dicha sala debe estar dispuesto de tal forma que el tatuador o anillador pueda realizar su trabajo de manera fácil y con los menores desplazamientos posibles.

•Debe disponer de un lavamanos de accionamiento no manual (con pedal o de fibra óptica), estar equipado de agua corriente, dispensador de jabón y toallas de papel.

•Se debe tener un botiquín equipado con elementos suficientes para la asistencia de primeros auxilios a cualquier cliente o al propio trabajador.

•No tener vasos, vidrios, platos o cubertería cortante o punzante en el área de trabajo.

Limpieza y desinfección de los locales

Como norma general, los locales deben estar siempre limpios y desinfectados, utilizando agua y detergente al acabar cada jornada laboral. Lee también cómo se realiza un lavado quirúrgico de manos.

-Limpiar con paño húmedo y una fregona.

-Jamás se barrerá ni se limpiará el polvo en seco.

-Poner especial atención en la limpieza de aquellos objetos que tocamos muy a menudo, como pueden ser interruptores, teléfonos, etc…

-Los materiales de limpieza (bayetas, paños o fregonas) deben estar en buenas condiciones, por lo que se recomienda el cambio de manera frecuente.

-La limpieza del local debe ser diaria y cuando se vea cualquier rastro de suciedad producido. Se programarán limpiezas a fondo que garanticen y complementen las diarias.

-La limpieza debe efectuarse desde el techo al suelo y de dentro a fuera del local.

-Renovar el agua y desinfectantes utilizados para garantizar una buena limpieza.

-Los detergentes utilizados en la limpieza pueden ser: detergentes, lejía y los compuestos de aldehídos. Recuerda una cosa: la lejía es muy buena para limpiar sanitarios, pero no debes utilizarla en superficies metálicas, determinados plásticos y cauchos. No mezcles productos desinfectantes fuertes, ya que podrían desprender vapores tóxicos.

-Durante la limpieza, en la parte de desinfección, se debe dejar actuar los desinfectantes durante un rato. No enjuagues la zona de limpieza inmediatamente y cumple con los tiempos determinados en las instrucciones de cada producto.

Cómo debe estar la cabina y preparación del entorno de trabajo

-Estar ordenada y limpia.

-Tener una camilla que esté situada de tal forma que facilite el trabajo al tatuador o anillador.

-Disponer de una lámpara de luz blanca.

-Tener un asiento, preferiblemente un taburete con respaldo anatómico.

-Disponer de una papelera cuya tapa sea accionada con pedal.

-Tener un carrito o mesa de trabajo de fácil limpieza y movilidad.

-Tener un espejo en la pared y otro de mano.

Normas importantes:

-Se debe colocar, en un lugar visible, un programa de limpieza, desinfección y mantenimiento. No solo es bueno para tu organización, sino que además demostrarás al cliente tu conciencia de responsabilidad y profesionalidad.

-Limpiar y desinfectar la zona general de trabajo, al acabar la jornada de trabajo, con una solución de al menos una parte de hipoclorito de sodio (lejía) por cien partes de agua, o su equivalencia en desinfectante.

Se debe dejar actuar antes el desinfectante y después proceder a la limpieza.

-No es necesario desinfectar áreas en las que no se realizan los piercings o tatuajes. Aquí se puede realizar limpiezas menos exhaustivas pero no por ello dejarlas de lado.

-Limpiar los equipos y zonas anexas, especialmente las que están expuestas a las salpicaduras de sangre o agentes infecciosos. Utilizar una parte de lejía en diez partes de agua. Además, se debe aplicar un desinfectante tuberculocida (los preparados para centros quirúrgicos) en las manchas de sangre, y almacenarlo cerca para poder tenerlo al alcance de la mano para cuando se precisa utilizarlo.

-Esterilizar el instrumental no desechable utilizando esterilizantes de uso hospitalario o autoclave.

-Poseer un contenedor donde se depositen los objetos punzantes, desechos infecciosos y en todas aquellas zonas donde se pueda almacenar sangre o material infeccioso. Esos contenedores deben mostrar una etiqueta de riesgo biológico.

-Asegurar en la zona de trabajo la exhibición de un inventario de los productos químicos peligrosos.

-Tener muy en cuenta la caducidad de dichos productos y revisar los riesgos potenciales y medidas de seguridad a adoptar con estos. Se pondrán fichas a la vista como medidas de prenvención.

Algo importante a tener en cuenta:

-Las disoluciones de lejía deben mantenerse apartadas de la luz y saber que una vez diluida, la lejía pierde muy rápido su poder desinfectante.

-No puede haber animales en las áreas de trabajo ni de personas ajenas a la actividad.

-No fumar.

Espero que todo esto te sirva de ayuda para actuar con profesionalidad y ética.Así podrás realizar tu trabajo como tatuador o anillador con la mayor garantía para tus clientes y contigo mismo.