Licencias y permisos para empezar un negocio en casa

Formulario
Permisos y licencias. Getty Images

Ya sea que estés iniciando un negocio desde tu casa o estés buscando hacerlo en una oficina, es importante no pasar por alto el hecho de que tu negocio está sujeto a leyes de licencias y permisos.

¿Por qué? Una de las razones por las que todo propietario de una empresa debe obtener una licencia, es para poder realizar seguimientos de sus ganancias con fines fiscales. Las empresas que venden bienes o servicios sujetos a impuestos, también necesitan una licencia o permiso de impuesto sobre las ventas.

Las licencias y permisos son también utilizadas para proteger al público y constituyen un requisito en las industrias reguladas federalmente (empresas de aviación, de fabricación de armas, de alcohol, etc.).

Otras licencias para la industria significan una especialización específica. Por ejemplo, si tienes un negocio de belleza en tu domicilio, necesitarás las mismas licencias profesionales que si tuvieras un salón en la calle principal.

Las regulaciones varían según la industria y la ubicación, por lo que puede resultar intimidante saber por dónde empezar.

Utiliza la herramienta "Permit Me" (Dénme una licencia) para buscar tus requisitos de licencias y permisos.

Para ayudar a los propietarios de empresas a navegar por el proceso, el sitio SBA.gov te ofrece una herramienta útil llamada "Permit Me"(en inglés). Simplemente introduce tu código postal y tipo de negocio para ver una lista de licencias o permisos que vas a necesitar, junto con información y enlaces al proceso de solicitud.

Guía general de licencias y permisos para negocios en la casa

Además de la herramienta Permit Me, es útil conocer más sobre las guías generales que se refieren a los requisitos de licencias y permisos para empresas en el hogar. Aunque no todas serán aplicables a todas las empresas, algunas lo serán:

1. Licencias generales para empresas: El sitio web del gobierno de tu ciudad o de tu condado puede ayudarte a obtener una de estas.

Básicamente se trata de una licencia o permiso anual que te faculta legalmente para operar una empresa en dicha localidad. En general hay una tarifa asociada a esta papelería.

2. Licencias profesionales y de comercio: Los gobiernos estatales requieren que ciertas empresas o industrias obtengan licencias profesionales u ocupacionales, tales como las entidades de cuidado de niños o licencia de bienes raíces. Puede contactarse con la oficina de licencias de empresas de tu estado ,o chequear el sitio web, para obtener una lista completa de las ocupaciones que requieren licencias.

3. Permiso de ocupación desde tu hogar: Muchas agencias de zonificación y planificación de ciudades y condados requieren que todas las empresas con base en los hogares obtengan el permiso de ocupación desde el hogar. Si no se requiere un permiso en tu ciudad, la oficina de zonificación te puede decir si tu vecindario está zonificado para la actividad de la empresa que piensas instalar en tu domicilio. Si tu área no está zonificada para tu tipo de negocio, puedes necesitar registrarte para una discrepancia o para un permiso de uso condicional. La guía, Leyes de zonificación para empresas con base en el hogar, brinda más información sobre las leyes de zonificación para empresas con base en el hogar.

4. Permiso de impuestos sobre las ventas: Si intentas vender bienes o servicios sujetos a impuestos (en línea o fuera de línea), se te puede requerir la cobranza de los impuestos a las ventas estatales y locales de tus clientes. Si vendes tus productos en un estado que cobra impuestos sobre las ventas o sobre ingresos brutos o impuestos especiales a las empresas, deberás solicitar un permiso de impuestos o de otra forma, registrarte en tu agencia de ingresos del Estado. Este blog también da más explicaciones sobre el proceso para obtener un permiso y sobre el cobro de los impuestos a las ventas: Impuesto sobre Ventas 101 para dueños de pequeñas empresas y minoristas en línea.

5. Permisos de salud y seguridad: Dependiendo de tu localización y de tu industria, necesitarás un permiso o una inspección de tu departamento local de bomberos, especialmente si tu empresa requiere el uso de materiales inflamables o si involucra la reunión de varias personas en un local, tal como sucede con el negocio del cuidado de niños.

En algunas comunidades también se realiza seguimiento a la contaminación del aire y del agua por parte de empresas. Puedes verificar con tu agencia estatal de protección ambiental para saber si estas regulaciones son aplicables. Los permisos del Departamento de Salud son normalmente emitidos por tu gobierno del condado, quedando pendiente una inspección de las instalaciones de la empresa, si planificas vender alimentos al público o para otros negocios. Según el estado en el que estés, pueden requerirse permisos adicionales para los servicios de alimentos o de preparación de alimentos.

6. Permisos de carteles: Algunas ciudades y pueblos tienen ordenanzas de carteles que restringen el tipo, tamaño o ubicación de los carteles en su propiedad. Verifica con las autoridades locales.

7. Permisos de construcción: Si necesitas realizar cambios estructurales en tu propiedad para ubicar tu negocio con base en el hogar, puedes necesitar permisos ambientales y de edificación para la construcción. Antes de iniciar cualquier construcción, es buena idea consultar con el departamento de edificación y planificación de tu gobierno local.

8. Verifica con la Asociación de Propietarios de Viviendas (HOA): Aunque tu HOA local no especifique sobre licencias o permisos especiales, si vives en una vecindad residencial planificada o en un complejo, la HOA puede restringir el tipo de actividades de negocios que puedes realizar en tu domicilio. Para conocer con certeza la ley y tus derechos, revisa si es posible que una Asociación de Propietarios de Viviendas pueda prohibirte tu negocio a domicilio.