Lente angular

Interior del Teatro Fernando Calderón
Interior del Teatro Fernando Calderón en Zacatecas, México. Ricardo Avila.

Casi siempre, lo que más llama la atención de una cámara es el tamaño de su lente. Los fabricantes actuales de equipos digitales, incorporan particularmente en las cámaras tipo SLR, objetivos de focal variable de gran tamaño y para el consumidor promedio, esto se interpreta como una cámara más poderosa.

Ciertamente la capacidad de realizar acercamientos que nos permitan captar detalles de objetos a gran distancia, es una cualidad deseable en cualquier equipo, sin embargo,las lentes u objetivos que poseen una distancia focal menor a la normal (50 mm en promedio), representan también una poderosa herramienta creativa frecuentemente devaluada ante las bondades del zoom.

A este tipo de lentes se les conoce como angulares y dependiendo de su distancia focal, se clasifican en tres grupos principales:

  • Se consideran angulares los objetivos cuya distancia focal se encuentra en el rango aproximado de los 35-24 mm.
  • Cuando la distancia focal se encuentra en el rango de los 24-12 mm, la lente se considera como “Gran angular” o “Ultra angular”.
  • Los objetivos con rangos menores a 12 mm son llamados “Ojo de pez”.

Los lentes angulares comprendidos dentro de los rangos anteriormente descritos, presentan características que son fácilmente distinguibles en las imágenes y que entre menor sea su rango de distancia focal, son más notorias y exageradas ante la apreciación de las imágenes.

Algunas de estas características son:

  • Los angulares, presentan un ángulo de visión más amplio que las lentes normales y significativamente superior a los telefotos. Esta característica permite incluir más elementos en nuestra composición y resulta ideal para la captación de objetos monumentales como catedrales o edificios.

    Es por eso que el uso de angulares es ampliamente recurrido en la fotografía arquitectónica. Esta capacidad también representa una gran ventaja cuando se pretenden captar imágenes en espacios confinados o distancias muy cortas para fijar el emplazamiento. Aquellos que alguna vez hayan tenido la oportunidad de viajar a la ciudad de Zacatecas en México, comprenderán la importancia de contar con un lente angular dentro de nuestro equipo ya que en este lugar, se yerguen edificaciones monumentales una frente a otra, sin mayor distancia que el ancho de la calle para tratar de establecer un emplazamiento para la toma.

  • La posibilidad de fijar emplazamientos en distancias menores con respecto a nuestros sujetos, hace que las lentes angulares exageren la perspectiva visual de la distancia, es decir, ante un angular, la distancia entre un objeto y otro o un objeto y el fondo se magnifica y nuestros puntos de referencia parecen estar mucho más alejados de lo que realmente se encuentran.

  • Esta misma característica influye también en el tamaño de los objetos: aquellos que se encuentran cercanos al objetivo, aparecerán más grandes mientras que los que se encuentren a mayor distancia se verán disminuidos. La capacidad de alterar la perspectiva diferenciándola considerablemente a la percepción humana, nos permite crear imágenes que atrapan la atención de inmediato y esta aplicación no sólo es válida para la arquitectura, también puede representar una gran herramienta creativa en su aplicación al retrato y objetos en general.

  • El rango de profundidad de campo es considerablemente mayor en una lente angular que en un objetivo normal o un telefoto. Esto quiere decir que este tipo de objetivos, garantizarán la nitidez de los elementos de nuestra imagen en un rango casi infinito lo cual también, puede representar un riesgo ya que resta sensación dimensional y puede aplanar la imagen.

  • Por último, cuando los objetos no se encuentran perpendicularmente alineados con la lente de la cámara, el angular presenta una mayor distorsión de la perspectiva curvando las líneas y concentrando los puntos de fuga. Esta aberración óptica producida por la curvatura de los lentes aplicada en forma creativa, es también un gran recurso para componer y captar la atención de los espectadores con formas inusuales y cautivantes.