Las ventajas de hablar dos idiomas

Descubre cómo conseguir que tu hijo hable también en español

Bilingüismo
Hablar más de un idioma hace que el cerebro funcione mejor. kaan tanman/Getty Images

Uno de los problemas con los que se encuentran muchos padres hispanos de adolescentes es que al alcanzar esta etapa de su vida, sus hijos abandonan el uso del español. Niños que hasta entonces se habían comunicado con ellos preferentemente en nuestro idioma, empiezan a utilizar, también con la familia, el inglés.

Algunos de estos padres no le dan importancia y lo dejan pasar. En cambio otros sí se rebelan contra este abandono de nuestra lengua pero no saben qué hacer para que sus hijos la mantengan.

 

Razones para no dejar de hablar español

Tanto unos como otros deben conocer las ventajas del bilingüismo. Son tantas y tan importantes que conocerlas hará que entiendan que el esfuerzo de que los hijos mantengan los dos idiomas merece realmente la pena.

  1. Ventajas intelectuales. Son ya varios los estudios científicos que han demostrado que las personas bilingües tienen mayor capacidad intelectual. Manejar dos idiomas, sobre todo desde la infancia pero también cuando se es adulto, te hace más inteligente. La razón es que los bilingües ejercitan más su cerebro. Es como si el uso de dos lenguas sirviera de gimnasia mental. Y eso hace que el cerebro funcione mejor.
  2. Ventajas profesionales. No hay duda de que en el mundo globalizado en el que vivimos ser capaz de desenvolverse perfectamente en dos idiomas, sobre todo además si son el inglés y el español, proporciona ventajas a la hora de buscar trabajo o para ascender en la profesión que se ha elegido.
  1. Ventajas culturales. El mantenimiento del español nos permite seguir ligados a nuestra cultura. Cada cultura tiene su propio lenguaje pero también su propia visión del mundo. Pertenecer a dos culturas como les ocurre a la mayoría de nuestros hijos les permite tener dos visiones del mundo diferentes. Y eso hará que su vida sea más rica.
  1. Ventajas físicas. También la ciencia ha demostrado que el bilingüismo hace personas más sanas. Sobre todo en lo que se refiere a las demencias de la vejez. En el caso del Alzheimer, por ejemplo, un estudio publicado por la investigadora canadiense Elen Byalistok en la revista científica Neurology demuestra que usar dos lenguas cada día retrasa en al menos cuatro años la aparición de esa terrible enfermedad.

 

Qué hacer para que los adolescentes sigan hablando español

Lo primero que tienen que hacer los padres es conseguir que sus hijos vean las ventajas de tener dos lenguas. Quizá a ellos aún les suene muy lejana la protección contra el Alzheimer pero seguro que entienden las ventajas profesionales del uso de los dos idiomas. Pero además de convencerlos de que sigan hablando español junto al inglés, se pueden hacer algunas cosas para lograrlo y para que su español mejore.

  1. Háblale siempre en español. Incluso aunque tu hijo o hija adolescente te conteste en inglés, tú sigue hablándole en español.
  2. Muéstrale ofertas de trabajo para bilingües. Siempre que veas una oferta de trabajo interesante, sobre todo si es en el área de interés de tu hijo, guárdala para mostrársela.
  3. Hazle conocer bien su herencia. Consigue que conozca su herencia hispana. Eso le mantendrá próximo también a nuestra lengua.
  1. Proporciónale lectura en español. Haz que lea en español. La lengua no sólo debe hablarla, es muy importante que también la lea y la escriba. Y una excelente forma de conseguirlo es leer en español. Muchas bibliotecas públicas tienen libros en español. Pregunta en la tuya si es así.
  2. Consíguele videojuegos, música y películas en español. Si consigues que, al menos, una parte de su ocio se desarrolle en español habrás ganado mucho. Y tu hijo o hija adolescente, también.