Las Valkirias: La batalla por el mundo se libra en el interior de cada uno

Un libro de ángeles por Paulo Coelho

Portada de Las Valquirias de Paulo COehlo
Portada de Las Valquirias de Paulo COehlo. Editorial Grijalbo

"Los ángeles son amor en movimiento. Que nunca se detiene, que lucha por crecer, que está más allá del bien y del mal. El amor que todo lo devora, que todo lo destruye, que todo lo perdona. Los ángeles están hechos de esa clase de amor y, al mismo tiempo, son sus mensajeros."

La cita anterior demuestra la filosofía que emana del libro Las Valkirias: La batalla por el mundo se libra en el interior de cada uno, por el autor internacional Paulo Coelho.

Es un libro de ángeles que informa, enseña, sugiere, y al final, se convierte en un llamado a la fe en estas criaturas celestiales que, según dice el mismo libro, existen en todas las culturas. 

A pesar de ser una obra de ficción, según la página de copyright, la introducción promete una historia vivida y sentida por el autor y narrador, Paulo, y por su esposa, Chris. Los dos van al desierto en busca de sus ángeles guardianes. Cada encuentro será diferente según la persona que lo reciba.

En el desierto encuentran a su primer guía, Took, un joven maestro que iniciará a Chris en su camino hacia la magia. El personaje de Coelho, que podría percibirse como contradictorio y orgulloso, parece quedar en segundo plano cuando Chris logra lo que él no ha sabido lograr a pesar de ser un maestro lleno de conocimientos de magia y esoterismo. Tiene sentido. Si los ángeles son amor en movimiento que lucha por crecer, se podría inferir que mientras menos ego y expectativas tenga la persona que los busca, mejor podrán hacerse sentir, oír, y ver.

El libro menciona los ejercicios que hacen los personajes para lograr la meta de comunicarse con sus ángeles guardianes mediante los diálogos y escenas que componen la historia. El primero es mirar al horizonte. El segundo es calmar la "segunda mente". Mientras el texto avanza, va dando claves que podrían ayudar a una persona a establecer su propia comunicación con su ángel guardián.

A los primeros personajes se les unen "las Valkirias", un grupo de mujeres que recorren el desierto del sur de Estados Unidos, predicando la apertura del Paraíso y siguiendo las encomiendas de los ángeles. Están a punto de cumplir las 11 vueltas que el arcángel Miguel le pidió a Vahalla, la líder de las Valkirias, que debían dar para ayudar a la gente a escuchar ese mensaje. Es Vahalla la que le dará a Paulo las claves para poder ver a su ángel, y en el mismo proceso, dará a Chris la oportunidad de probarse en el camino que comienza a recorrer.

Entre todas las enseñanzas que presenta este libro, hay una muy sencilla, pero importante. Paulo le explica a Chris cómo el Paraíso podría ser una estatua en el medio de la plaza donde observan a las Valkirias en acción. La hace observar a la gente que se encuentra alrededor de la estatua y le dice que así como todos tienen una ruta diferente hacia la estatua, de la misma manera cada persona tiene que encontrar su propia ruta hacia el Paraíso.

La Valkirias contiene además un largo ritual que el autor llama "El ritual que derrumba los rituales" que podría ser de ayuda para aquellas personas que deseen diseñar sus propios rituales de expansión espiritual.

Tal vez la idea más importante que este libro presenta sea que el amor de Dios, y de los ángeles, es incondicional, y que son los seres humanos quienes imponen sus ideas al interpretar "los castigos" o "reacciones" de Dios hacia ellos. Lo dice Paulo cuando cuenta su experiencia con el mal durante sus años de juventud. Y lo explica aún mejor Vahalla cuando dice que su ángel no dio opinión alguna cuando ella se inspiró en una historia de Santa María Egipciaca para sobrevivir después de dejarlo todo para seguir las instrucciones del arcángel Miguel.

Las Walkirias es una lectura fácil y entretenida a la vez. Contiene enseñanzas importantes que pueden transformar la vida si se les toma en serio y se les aplica. Es un libro recomendado para todas aquellas personas que hayan identificado el camino de los ángeles como su ruta hacia Dios.