¿Las personas gay nacen o se hacen?

Ermanno Capelli / Wikimedia

Pregunta: ¿Las personas gay nacen o se hacen?

Respuesta: Muchas personas creen que la homosexualidad es una elección, una decisión consciente de un individuo sobre el género al que se siente atraído/a. Por eso se emplea erróneamente el término de “preferencia sexual”, en lugar de “orientación sexual”, que es el debido.

Otros creen que es una conducta aprendida y la atribuyen a innumerables – y a veces ridículos – factores ambientales.

Por lo general, tiende a culparse a la madre por la crianza: “lo mimaba mucho”, “lo dejaba ver telenovelas”. También tienden a culpar a los amigos/as: “ese fue fulano que lo convirtió”. Los religiosos piensan que es la inclinación maligna del hombre o una enfermedad mental, o que es una prueba que le pone Dios para superarla.

Esta es la realidad

Los factores que determinan la homosexualidad son muy complejos y diversos. Se ha comprobado que los factores genéticos y biológicos influyen en la sexualidad de las personas. De ahí se desprende que las personas nacen gay o lesbianas, y no asumen la orientación sexual por decisión personal o factores ambientales.

Contrariamente a lo que algunos piensan, la orientación sexual no puede cambiarse, una persona no escoge ser homosexual, bisexual o heterosexual. De hecho, la orientación sexual de una persona suele definirse mucho antes de la primera experiencia sexual.

Se ha comprobado que también existe la homosexualidad entre los animales, y que entre los seres humanos se manifiesta desde principios de la historia, lo cual refuta cualquier argumento de que es una “tendencia moderna”.

En conclusión, las personas que son gay nacen gay, así como alguien con ojos color marrón nace con ojos color marrón.

Se pueden usar lentes de contacto de color azul, pero no se puede cambiar el color de los ojos. De igual modo, la persona gay puede erigir una fachada de heterosexual. Pero no puede cambiar la orientación sexual con la que vino al mundo.