Las parejas "Cama afuera"

Parejas LAT, una opción acorde a nuestros tiempos

Getty Images. Paul Bradbury

Jean Paul Sartre y Simon de Beauvoir no eran precisamente atolondrados. Le dedicaron una gran parte de su vida al pensamiento y la reflexión. Ellos dos formaron pareja y la suya fue una historia de amor fuera de los cánones de su época. Fueron precursores de lo que hoy llamamos "pareja cama afuera" o LAT (Living Apart Together).

Hay opinions encontradas respecto a este tipo de relación. Por un lado, pareciera la relación perfecta, con todas las ventajas y ningún inconveniente.

Sin embrgo, si lo miramos desde otro punto de vista, puede ser el resultado de una época individualista que se niega al compromiso amoroso absoluto

¿Qué es una pareja LAT?

Una pareja LAT es una pareja como todas las demás salvo por un detalle muy especial. Cada uno de los miembros de la pareja mantiene su propio domicilio aunque comparten varias noches a la semana bajo el mismo techo en una de las dos casas. Comparten vacaciones, fiestas y cumplen con todos los compromisos esperables en una relación, excepto por el hecho de que guardan un espacio privado de intimidad fuera de la convivencia (que no fuera de la pareja). Eligen compartir la vida sin el desgaste de la convivencia.

¿Quiénes viven una relación LAT?

Generalmente las personas que eligen este tipo de relación están en la mediana edad, a partir de los 40 años. Usualmente urbanitas de grandes ciudades. Suelen venir de relaciones anteriores, algunos con hjos.

Es decir, ya tienen una experiencia previa en cuestiones de relación de pareja.

Dentro de la relación LAT, son monogamous y se mantienen en pareja estable durante muchísimo tiempo. Comparten tiempo libre , vacaciones, alegrías, tristezas y hasta la crianza de los hijos del otro, pero por mutuo acuerdo la casa y la economía de cada uno son individuales.

En la actualidad, vivimos mucho más tiempo que antes y las mujeres participan de una manera mucho más integral en el mercado laboral como resultado de poder controlar sus ciclos reproductivos. Esta evolución social ha provocado que la figura del matrimonio como institución y célula básica de la familia haya mutado también.

El matrimonio ha perdido estabilidad y eternidad. A lo largo de la vida de una persona puede haber ahora dos o tres relaciones de pareja importantes. Esto trae aparejada una nueva forma de organización en el campo de las relaciones sentimentales y la familia.

Ventajas, desventajas y razones de una pareja LAT

La pareja es mucho más que el mandato tradicional y clásico de un matrimonio heterosexual compartiendo techo hasta la muerte. Hoy la relación amorosa entre dos personas tiene que situarse en un contexto social muy diferente al de hace tan poco tiempo como 30 años.

Dos adultos de la segunda década del siglo XXI serán, seguramente, individuos mucho más autosuficientes y complejos. Sin importar ya si se es mujer u hombre, los vínculos laborales y sociales son complicados para los dos. El estrés, lo vertiginoso de la vida en las ciudades, el equilibrio que hay que sostener entre la multitude de roles que hay que cumplir y la maraña compleja de ex relaciones que vamos llevando a cuestas hacen que el espacio privado sea un tesoro insistituible.

Poder pactar con el otro los terminos de una relación en la que se quiere, precisamente, salvaguardar la magia del amor de todo el resto de cotidianidades. ¿Cómo conseguir salvarse del tedio de la rutina? Yéndose para volver.

Echar de menos al otro es uno de los aditamentos más efectivos contra el tedio y el desgaste. Amar y sentirse amado se unen a la emoción de necesitar estar junto al otro. Cuando se provoca de forma controlada una separación, se provoca un anhelo continuo por ver al otro, y esto realimenta constantemente el romanticism. Se preserva un poco más la magia del encuentro, de la illusion renovada y se mantiene un espacio privado que todos necesitamos satisfacer.

Repetir sin errar

En este marco de situación son cada vez mas las pesonas que apuestan de nuevo por el amor y la pareja, pero no quieren repetir la experiencia de la rutina y la convivencia forzosa 7 días a la semana.

Buscan un equilibrio entre la necesidad de espacio e independencia y el deseo de compartir la vida con el ser amado. El compromiso afectivo es total y profundo. La llave del éxito de la relación… el respeto, la confianza mutual y el amor libremente escogido.