Las nuevas parejas aceptadas por el Papa Francisco

Nuevos aires vaticanos en el matrimonio

Matrimonio católico
Moment Open / Getty Images

El Papa Franciscono ha sido el primero en casar a católicos que ya han convivido o que han tenido nulidades matrimoniales, pero cuando él lo hace, es cuando las luces recaen sobre el tema.

Este Papa está esforzándose por mostrar que la Iglesia Católica acepta algunas diversidades, siempre y cuando no vayan contra su doctrina esencial, como el matrimonio gay.

John Grabowski explica

En declaraciones a ACI Prensa, John Grabowski, un profesor de teología moral de la Catholic University of America, dijo: “Creo que hay una percepción en el ambiente, especialmente en algunos círculos de prensa, de que el Papa Francisco está tratando de socavar lo que la Iglesia ha enseñado y lo que la Iglesia ha practicado”.

Pero esto no es así.

El Papa es muy firme cuando dice que es un hijo de la Iglesia y que, obviamente, no va a aceptar aquellos conceptos que no encajan con su fe. Esto es algo lógico. Podemos no estar de acuerdo con lo que piensa o siente, pero no podemos pedir que la máxima autoridad de una fe salga de las enseñanzas que predica. Perdería toda su credibilidad.

¿Reformas en la pareja católica?

El Papa Francisco celebró el matrimonio de 20 parejas de la diócesis de Roma, el 14 de septiembre de 2015. En aquella ocasión habló del amor de Jesucristo como una “gracia que regenera y encauza de nuevo la vida conyugal y familiar”.

Por alguna razón, poner el tema sobre el tapete hizo que medios de comunicación como la revista Times insinuaran que vendrían nuevos tiempos sobre la visión de las relaciones de pareja y matrimonio de las parejas católicas. Hicieron hincapié en las parejas que casó que ya convivían o habían tenido nulidades matrimoniales anteriores.

Pero esto es algo que siempre se hizo en la Iglesia. Una nulidad matrimonial no es lo mismo que un divorcio. Los divorciados no pueden volver a casarse por la Iglesia, si es que se casaron así, porque, sencillamente, a los ojos de la Iglesia el divorcio NO existe y siguen casados si no hay una nulidad eclesiástica.

La convivencia sin casarse

La convivencia antes del matrimonio para la Iglesia es incorrecta. Al punto que los obispos de Estados Unidos, publicaron un documento dando pautas para que las parejas que convivían tomaran en cuenta antes de casarse. Pero siempre se pudieron casar, la convivencia nunca fue óbice para el matrimonio religioso. Entre las cosas curiosas de aquellas pautas estaba no tener relaciones sexuales hasta la boda y confesarse antes de ese día. 

Entonces, casar a dos personas que conviven no es convalidar la convivencia... sino casar a dos personas solteras. 

Así que, si pensabas que el Papa Francisco trae alguna novedad en cuanto al matrimonio, no te confundas. Lo que sí trae son nuevas formas de diálogo abierto. Pero de ahí a aceptar las múltiples formas de relaciones actuales, hay un abismo. 

El Papa Francisco respeta la decisión de cada pareja de vivir su relación como entiendaque debe ser. Incluso respeta la homosexualidad, pero solo como una variante más de la conducta del ser humano que jamás aceptará en la Iglesia. Nadie sabe qué pensará el Papa en su fuero interno, como hombre, pero es claro que jamás podrá contradecir los dogmas de fe de la religión que lidera.

Que es un Papa más abierto es cierto... pero en asuntos de pareja... con la Iglesia hemos topado.