'Las Contituyentes', 27 mujeres clave en la Transición española

Un documental recupera a las protagonistas del cambio político de 1976 en España

Carlota Bustelo, en una escena de 'Las Constituyentes'.
Carlota Bustelo, en una escena de 'Las Constituyentes'. Oliva Acosta

'Las Constituyentes', las 27 mujeres que tuvieron un papel clave durante la Transición española, han sido recuperadas de la historia reciente de España gracias a un documental de la realizadora Olivia Acosta (2012).

Un trabajo muy necesario, ya que la mayoría de las españolas que nacimos a finales de los 70, tras las muerte del dictador Francisco Franco, nos hemos educado a través de las imágenes de la televisión, los diarios o los libros de texto en la firme idea de haber heredado un país libre y democrático, con una Transición de rostros y líderes masculinos, que fue ejemplo de reconciliación y consenso.

Un discurso que ahora está en duda y muy cuestionado.

En todas aquellas referencias, apenas había presencia de  las 27 mujeres, diputadas y senadoras, que desde su trabajo parlamentario en la legislatura constituyente de 1977, fueron artífices de este cambio político, defendiendo los derechos de las mujeres (la ley del divorcio, legalizar la venta de anticonceptivos, participar en la redacción de la Constitución de 1978,...) y teniendo un papel activo en la política, algo insólito y arriesgado para una mujer en aquella época, sin derechos tan básicos como ser propietaria de bienes o abrir una cuenta bancaria. 

Las mujeres siguen estando en los aledaños del poder

Justo en un momento de nuestra historia en la que la Constitución de 1978 está de plena actualidad, con grupos ciudadanos y políticos que reivindican reformas profundas, urge recuperar el discurso y la vocación por el bien público de estas mujeres con ideas de cambio pendientes hoy en día.

Porque si en algo coinciden todas ellas, sobre todo en la hermosa escena en la que debaten con jóvenes políticas de hoy en día, es que la igualdad es todavía un espejismo, que las mujeres siguen estando en los aledaños del poder y "las fotos" en política siguen siendo masculinas. Quedan muchas conquistas pendientes y las adquiridas no están consolidadas, como también quedó claro en 'El tren de la libertad', otra de las películas recientes sobre la necesidad de proteger y continuar con las vindicaciones de aquella época de revolución feminista.

En este sentido, destaca una frase pronunciada en 'Las Constituyentes' por la diputada María Izquierdo: 

“Las mujeres tenemos que hacer la política, porque la política es muy importante, demasiado importante para que la hagan sólo los varones, y si nosotras no la hacemos nos la van a hacer por nosotras, que es lo que ha ocurrido hasta ahora.”

El legado de Campoamor, la igualdad pendiente

El documental de Oliva Acosta aborda el período de las Cortes Constituyentes entre 1977 y 1979 desde la perspectiva de las pioneras, 21 diputadas y 6 senadoras, que accedieron al Congreso y al Senado tras la muerte de Franco, convirtiéndose en herederas de Clara Campoamor, Victoria Kent y otras coetáneas. Pertenecían a diferentes partidos políticos, algunos continuistas del anterior régimen, pero todas fueron conscientes de su papel histórico y de que eran las representantes de las muchas mujeres que se manifestaban en las calles y eran encarceladas por aplicar una justicia que la ley tenía pendiente reconocerles.

Porque más allá de la militancia, urgía luchar por los derechos de la mujer, oscurecidos por el patriarcado político-religioso del Franquismo. Muchas lo hicieron desde una profunda convicción feminista, como Carlota Bustelo, primera directora del Instituto de la Mujer en 1983 y clave en la defensa de la ley del divorcio y de los derechos sexuales y reproductivos de la mujer en 1977.

O Dolors Calvet Puig, que trabajó contra la discriminación de las presas y fue elegida en 1977 diputada por el PSUC en la provincia de Barcelona.

Cada testimonio, cada historia, merece un documental aparte. Y este reconocimiento tardío, pero que ha llegado en el momento adecuado, es ya una película imprescindible para ser leales con la verdad. Sus propuestas, desarrolladas y ampliadas, tienen que formar parte de cualquier debate presente o futuro de la reforma de la Constitución o la sociedad. Sumadas a las nuevas necesidades y derechos de la diversidad de mujeres de la España de 2015. Por respeto a nosotras y también a ellas y el plan de acción que nos dejaron trazado.