Las 5 mejores series TV de ciencia ficción espacial

Las más visionadas sagas televisivas space opera de todos los tiempos

Todos los aficionados a la ciencia ficción recuerdan con satisfacción las divertidas horas transcurridas frente a la televisión para seguir las andanzas por el espacio de sus héroes favoritos. A diferencia de las sagas literarias (Las 5 mejores sagas de space opera y Tres grandes sagas de space opera), en la pantalla vemos la recreación de mundos, seres y naves que apelan directamente a nuestra imaginación.

Hace 50 años, se tenía que ser muy abierto de mente para aceptar con normalidad multiuniversos, viajes hiperlumínicos, crononautas, alienígenas gaseosos o cualquier otro disparate fantástico que se le ocurría a los guionistas. Por eso encantaba a los chavales y poco a los adultos. Hoy, aceptamos el reto imaginativo con cierta normalidad y por ello, las antiguas series trasladadas a la pantalla grande suponen grandes éxitos de taquilla.

01
de 05

Star Trek

5_captains-thumbbis.jpg
Capitanes de la saga Star Trek. CBS Studios Inc. / Paramount Pictures

Algún día se tendrá que medir la influencia de la serie Star Trek en el devenir de la cultura moderna.

Se trata de las aventuras de los tripulantes de una nave de exploración espacial en misión de paz por esos planetas perdidos de la galaxia.

Un icono de la ciencia ficción televisiva y sin duda una de las mejores series de ciencia ficción jamás emitida. Hoy nos parece inocente en algunos casos y de pobre producción comparado con lo que acostumbramos en la actualidad. Pero en sus guiones trabajaron grandes autores de ciencia ficción y numerosos científicos actuales tienen una deuda con la serie que comenzó a emitirse en 1966.

Por ejemplo, la franquicia, cine incluido, influyó en el diseño de motores de naves que nos pueden trasladar a las estrellas. Acostumbró al público a esos inmensos espacios vacíos donde transcurrían batallas que ponían a los espectadores tan cardíacos como los tripulantes de la zarandeada nave Enterprise.

En la imagen que acompaña estas líneas se pueden ver a todos los capitanes y las distintas naves que protagonizaron la serie original y secuelas como se detallan en este informativo artículo.

Los motores WARP y el universo Star Trek

Son muy escasas las obras de ciencia ficción que impulsan una teoría científica. Suele ocurrir al revés. Pero uno de los casos más emocionantes fue el desarrollo de una hipótesis viable para los motores de impulso de la nave Enterprise del universo Star Trek.

Se trata del motor de curvatura espacio temporal que permite a la nave viajar a hipervelocidad.

El físico mexicano Miguel Alcubierre creó un modelo teórico (la métrica Alcubierre) que permitiría el viaje hiperlumínico en un artículo publicado en 1994. Y él mismo señaló que se le ocurrió viendo Star Trek.

Deformar el espacio tiempo

En la serie se trata de un ingenio creado por un ficticio científico llamado Zefram Cochrane, tal como se cuenta en la película Star Trek: primer contacto (1996), quien en 2063 descubrirá el motor WARP con la capacidad de deformar el espacio-tiempo. Para los especialistas se trata de una de las mejores películas de la saga mejorando las recientes de J.J. Abrams.

La nave de Cochrane se fabrica con un antiguo misil tuneado al que le incluye el ingenio hiperespacial, el cual, ya en el espacio, despliega la burbuja WARP capaz de distorsionar el espacio-tiempo gracias a la reacción materia-antimateria que consume una impensable cantidad de energía.

Los guionistas de las distintas series, películas y spin-off de Star Trek, deben usar guías para escritores de la saga donde se van aportando las propuestas teóricas que permitirían un alto nivel de curvatura en el motor. Cuanto mayor es el nivel de curvatura o desplazamiento del campo gravimétrico, más velocidad alcanza la nave. Wikipedia ofrece una buena descripción de las posibilidades (fantásticas de momento claro) del motor WARP.

Ideas atrevidas

Lo más significativo de esta fantasía tecnológica es que puso a cavilar a sus fans científicos que desarrollaron una viabilidad teórica para la burbuja warp, como la planteada por Alcubierre.

Una idea atrevida que ha iniciado un debate sobre la topología del espacio-tiempo y la energía necesaria para manipularla.

02
de 05

Perdidos en el espacio

Lost_in_Space_program_premiere_1965.JPG
Fotograma de Perdidos en el Espacio. CBS Studios / Dominio Público

Esta apuesta del rey de las series de ciencia ficción de los 60 del pasado siglo, Irwin Allen (El Túnel del Tiempo, Tierra de Gigantes), no era buena, pero tuvo un gran éxito. Los despropósitos astronómicos y científicos en Perdidos en el Espacio (Lost in Space) eran constantes, pero la nueva familia Robinson suiza (una famosa novela de Johann David Wyss de la que también existe una versión cinematográfica y otra futurista animada) no se pierde en los Mares del Sur, sino en el vacío espacial y acaban en un planeta hostil.

En la tercera temporada, las aventuras se hacen más espaciales para competir con Star Trek, la serie de mayor éxito en ese momento.

03
de 05

Stargate Universe

FullSize-sgu0105-0012xx.jpg
Fotograma de la serie Stargate Universe. Metro Goldwin Mayer

Se trata de la más espacial de los spin-off que generó la película Stargate y la serie principal SG-1 (aunque muchos seguidores votarían a Stargate Atlantis como la mejor de todas las derivaciones televisivas de Stargate).

En SGU, un grupo de científicos y técnicos queda atrapado en una nave que lleva millones de años en el espacio viajando a la velocidad de la luz y construida por una raza misteriosa que la abandonó para ascender a otro plano de existencia más inmaterial. Se alimenta de la energía de los soles entre los que viaja y la superviviencia dentro de la nave y frente a los peligros exteriores se convierte en el leiv motiv de las dos temporadas emitidas.

04
de 05

Battlestar Galactica

galactica.jpg
Naves de Battlestar Galactica en la versión de 2003. Universal Studios

Dos series. La de 1978, con un gran presupuesto, para muchos seguidores de la ciencia ficción resultó fallida. La revisión de 2003, conocida como Battlestar Galactica (reimaginada) tuvo un desarrollo más equilibrado, aunque tampoco alcanzó la calidad de la conocidísima Star Trek. En esta versión, toda la humanidad queda reducida a unos 50 000 residentes de un puñado de naves espaciales, capitaneadas por la nave de combate Galactica, que tratan de escapar de los cylons, una especie artificial enemigos de los humanos.

Pero lo que ningún aficionado perdonará nunca a los productores fue la cancelación, tras una brillantísima primera temporada, de Caprica, una precuela donde se cuenta el origen de los cylons.

05
de 05

Babylon 5

babylon-5.jpg
La estación espacial protagonista de Babylon 5. Warner Bros. Televisión

Se comenzó a emitir en 1993 y duró cinco temporadas con varias películas y una serie secuela, Crusade (1 temporada, 1999).

La idea para serie era brillante: Babylon 5 es una estación espacial donde conviven representantes diplomáticos de numerosos mundos y especies de la galaxia para limar sus diferencias. Una ONU del espacio.

Aunque muchos de los episodios no estaban a la altura, fue una saga que tuvo enganchados a muchos aficionados de la ciencia ficción. En este enlace, en inglés, encontrarás una lista exhaustiva de contenidos de la serie.