Las 5 estrellas más brillantes del hemisferio norte

Los cinco soles más luminosos de los cielos del hemisferio norte del planeta

La bóveda estrellada es el gran espectáculo que ha acompañado siempre a la humanidad. Gracias a él se han establecido calendarios, se ha navegado y se ha soñado, porque el cielo siempre ha estado ahí para nuestro solaz y aprendizaje.

El humano moderno, sin embargo, ha perdido una buena parte de la fascinación celeste y apenas es capaz de reconocer alguna constelación. Pero, ¿cuántas estrellas sería capaz de reconocer en el firmamento estrellado? A continuación una lista con las más luminosas del hemisferio norte (excluida el Sol), porque debemos recordar que un habitante de Estocolmo (Suecia) no ve las mismas estrellas que otro de Sidney (Australia). Aunque suene a perogrullo, la visión que cada uno tiene del cielo depende del lugar en que se encuentre.

Recuerda que esta clasificación no significa que sólo pueda ser observada en este hemisferio y que en el contrario no se vea. La mayor parte de las estrellas pueden, en una época u otra del año, observarse desde casi cualquier punto del globo, aunque existen algunas que son imposibles de ver en uno o en otro lugar según la latitud. Por ejemplo en Nueva York es imposible contemplar Canopus y en Buenos Aires, Polaris o Deneb. Otras, en la zona ecuatorial son perfectamente visibles desde ambos hemisferios, aunque por razones de espacio han sido incluidas en el hemisferio sur.

Más información sobre las estrellas

En los siguientes artículos encontrarás la información que te falte en el que estás leyendo

01
de 05

Arturo (Alfa Bootis)

Arturo en la constelación del Boyero
Situación de Arturo en la constelación del Boyero. Salvador Hernáez

En la constelación del Boyero, la cuarta estrella más brillante del firmamento, aunque la máxima en el hemisferio norte, puede ser fácilmente situada en el cielo a partir de la Osa Mayor (seguir la curva del mango del cazo unas dos veces más su longitud y es la estrella que continúa la forma ovalada de ese mango).

Se trata de una gigante naranja de tipo K situada a casi 37 años luz de la Tierra y aunque su masa es solo un poco mayor que la del Sol, mantiene una luminosidad como si estuvieran ardiendo 215 soles como el nuestro.

Como es muy vieja se supone que pertenece a un grupo de estrellas que nacieron en otra galaxia canibalizada por la Vía Láctea hace miles de millones de años.

02
de 05

Vega (Alfa Lyrae)

Vega en la constelación de Lira
Vega en la constelación de Lira. SH

Aunque su brillo no es superior a 50 soles, su cercanía a la Tierra la convierte en la quinta estrella más brillante del cielo, ya que se encuentra a tan solo 25 años luz.

Con Deneb y Altair forma el Triángulo de Verano uno de los asterismos más reconocidos del hemisferio norte. Entre las curiosidades más significativas destaca que fue hace unos 14 000 años la estrella polar y que volverá a serlo dentro de otros 12 000 aproximadamente.

03
de 05

Procyon (Alfa Canis Minoris)

Procyon en Can Menor
La estrella Procyon en la constelación de Can Menor. Salvador Hernáez

En la constelación de Can Menor destaca Procyon (del griego "antes del perro" porque precedía a Sirio, la "estrella del perro"), que forma una estrella binaria con una enana blanca de compañera. A poco más de 12 años luz de la Tierra.

Una estrella importante para babilonios y egipcios. Es siete veces más luminosa que el Sol aunque sólo tiene el doble de su masa.

Se trata de una estrella subgigante que ha comenzado expandirse y que acabará con un diámetro 150 veces mayor que ahora. El mismo proceso que calculan los astrónomos para nuestro propio Sol.

04
de 05

Capella (Alfa Aurigae)

La estrella Capella destaca en la constelación de Auriga
La estrella Capella destaca en la constelación de Auriga. SH

La sexta estrella más brillante del firmamento septentrional se encuentra en la constelación del Cochero (también llamado Auriga).

Las estrellas principales del sistema, Capella A y Capella B, son estrellas gigantes amarillas mucho mayores que el Sol. Su luz combinada origina su intenso color amarillo. Se localiza a 42 años luz y brilla como 78 soles.

Poseía un significado especial en los rituales celtas dado que algunos megalitos se encuentran orientados a la salida de Capella.

Capella es uno de "los tres cabritos" (El Cochero se representa portando en la espalda una cabra con tres cabritos) junto con las estrellas Menkalinan y Almaaz. Esta última es una estrella binaria eclipsante (cambia de magnitud cada 27 años).

05
de 05

Altair (Alfa Aquilae)

La estrella Altair en la constelación del Águila
La estrella Altair en la constelación del Águila. SH

A solo 17 años luz de la Tierra, Altair es la estrella más brillante de la constelación del Águila y la más destacable del Triángulo del Verano. Brilla como 11 soles y posee cuatro veces la masa solar.

Es muchísimo más joven que el Sol, con sólo 630 millones de años de edad.