Lactancia, mastitis y eclampsia en la gata madre

Enfermedades durante la lactancia materna gatuna

mama y gatitos
 mjrodafotografia/Getty Images

La aventura que comenzó con el nacimiento de los gatitos no termina así de fácil. Esas primeras semanas son cruciales para el desarrollo apropiado de los bebés, responsabilidad que recae en mamá gata. Pero la responsabilidad de mantener a esa madre en buen estado de salud y alimentación te toca a ti.

Si la mamá gata no tiene experiencia

No todas las gatas saben cómo llevar a sus gatitos a lactar. Quizás porque es su primer parto o porque ellas mismas fueron separadas de su madre muy temprano antes de aprender sobre el instinto maternal.

Para ayudarla en el proceso:

  •  Con movimientos delicados, acuéstala en su costado y coloca a los gatitos en las mamas.
  • Háblale con voz suave para mantenerla tranquila.

Información basica sobre la lactancia

De 8 a 12 semanas es el tiempo que los gatitos deben lactar de su madre. Si el gatito es separado de su madre antes de sus ocho semanas interrumpe su educación sobre comportamientos básicos gatunos como bañarse, cazar, y en caso de que sea hembra, saber cómo tratar a sus propios gatitos.

Por esta razón es crítico que durante esos primeros 3 meses, mamá gata pueda alimentarlos con suficiente leche. Para esto hay que añadirle calorías a su dieta.

Alimentación de la mamá gata

Una gata que está lactando siempre tiene hambre. Su peso no va a subir porque la mayoría de los nutrientes pasan a la leche que crea para alimentar a sus bebés. Sus depósitos no deben llegar a estar completamente vacíos.

  • La comida debe ser la especial para gatitos bebés o gatitos en crecimiento
  • Déjale comida seca en su plato todo el día
  • Dale comida enlatada 3 ó 4 veces al día
  • Asegúrate de que tenga agua fresca

Enfermedades durante la lactancia

Además de su alimentación, su salud también se encuentra en estado delicado y puede sufrir de ciertas enfermedades tales como:

Mastitis

La mastitis es la inflamación de las glándulas mamarias.

Esta enfermedad ocurre cuando alguna bacteria se adentra en una o más de las tetas, tapándolas y causando infección. La bacteria proviene quizás de las uñas de los gatitos o de algún rasguño pre-existente en la gata que se ha mantenido sin curar.

Debes ir al veterinario de inmediato ya que la leche que sale de la mama infectada es tóxica para los gatitos. Puede causarles septicemia y hasta la muerte.

La mastitis se califica como una emergencia. Tanto la mamá gata como los gatitos están en peligro.

Síntomas de mastitis:

  • Fiebre
  • Inflamación y calentura en una o más de las mamas
  • Leche con color amarillo
  • Pérdida de apetito
  • Mamá no quiere alimentar a sus gatitos
  • Letargo
  • Gatitos comienzan a morir por falta de nutrición

Si sospechas que la mamá gata está padeciendo de mastitis, no permitas que alimente a los gatitos.

Tratamiento

El veterinario le recetará antibióticos dependiendo de la gravedad de la infección. Darle masaje suave y aplicarle compresas tibias al área varias veces al día ayuda a aliviar la inflamación y el dolor.

¿Quién alimenta los gatitos?

Si sólo tiene una teta o mama afectada, ésta puede ser tapada con gasa y cinta adhesiva permitiéndole a los gatitos lactar de las otras. Si en cambio la infección afecta toda el área, los gatitos tienen que ser alimentados por ti o por otra gata.

Eclampsia

Muy diferente a la eclampsia en las mujeres, la condición en las gatas madres se debe a la pérdida de calcio. También conocida como "fiebre de leche" porque ocurre durante los días o semanas luego del parto.

Una dieta baja en calcio es la causa mayor para la condición. La gata al estar lactando varias veces al día no puede mantener una cantidad decente en su cuerpo y deja su organismo sin reservas.

Síntomas de eclampsia:
• Ansiedad
Respiración acelerada
• Mamá gata no atiende a sus gatitos
• Falta de coordinación al caminar
• Si la condición llega a la gravedad la gata puede sufrir cólicos
Fiebre muy alta

NOTA: Si la gata no recibe atención médica puede morir en 12 horas. No lo pienses. Llévala ya.

Tratamiento

El veterinario la tendrá en observación para asegurarse de que la fiebre y la respiración vuelvan a números normales.

Los gatitos NO pueden tomar de su leche. Tienes que alimentarlos tú hasta que la madre se mejore. Sigue las recomendaciones del médico hasta que la madre vuelva a un buen estado de salud.

La mejor manera de evitar que esto ocurra nuevamente es esterilizando a la gata tan pronto los gatitos cumplan sus 12 semanas.