Lacar muebles en blanco o en color

El lacado de muebles se consigue con la pintura denominada "esmalte-laca"

Cómoda-lacada-en-blanco
Cómoda moderna lacada en blanco. Foto @ Portobellostreet

Para lacar muebles tiens que pintar con el producto denominado "esmalte-laca". Es una pintura lisa y puede ser brillante o satinada.

El lacado de muebles proporciona aspecto suave y es un acabado que nunca pasa de moda. En el mercado encontrarás muebles de todo tipo: mesas, sillas, vitrinas, cómodas o muebles de hall.

Características del lacado:

Lacar un mueble en casa no te va a proporcionar un acabado tan perfecto como el industrial, pero si algo muy aproximado.

El resultado será una pieza que puede durarte muchos años, porque el esmalte-laca es muy resistente y fácil de limpiar. Si a eso añades que el blanco es un color que tampoco pasará de moda es seguro apostar por él.

En el mercado encontrarás esmalte-laca acrílico y de poliuretano. La diferencia es su base, al agua o sintética.

Los esmaltes-laca al agua son cada vez mejores y tienen la ventaja de que son más fáciles de manejar y limpiar. Son también más inocuos.

El esmalte-laca sintético (de poliuretano) precisa disolvente o aguarrás para su disolución (si necesitas aligerar su textura) y limpieza, por lo qué es menos cómodo de aplicar, tarda más en secar y desprende olor. Sin embargo, el resultado suele ser más perfecto.

Este acabado es apto para muebles de interior y de exterior

El lacado se puede aplicar, igualmente, a muebles de forja y hierro, prestando atención a la base selladora adecuada para estos.

Para lacar el mueble necesitarás los siguientes productos

  • Esmalte-laca sintético o acrílico en blanco o en el color elegido
  • Imprimación (pintura selladora)
  • Rodillo pequeño (el ancho dependerá de la superficie del mueble) para lacar
  • Brochas y pinceles para retoques
  • Agua, disolvente o aguarrás, dependiendo de la base de la pintura
  • Lija o lana de acero de grano fino
  • Guantes
  • Trapos de algodón o tela que no deje restos
  • Cera incolora para proteger el acabado

Proceso para lacar un mueble de madera:

El proceso es muy similar al seguido para pintar un mueble de madera, pero algo más delicado. En este caso, las marcas de brochazos, un simple pelo de la brocha o una rayadura profunda no reparada antes de empezar a pintar, estropeará el efecto final. Es por ello que, aunque se puede pintar con brocha, es más recomendable el rodillo. El efecto especial de un mueble con la terminación de laca debe ser perfectamente liso, satinado o con brillo, según prefieras.

  • La superficie a pintar debe estar limpia y seca. Previamente decapada y reparada (si tenía un acabado anterior en mal estado) o lijada si es un mueble natural o de madera en crudo. Si tuviera imperfecciones, tienen que estar reparadas (con pasta de madera).
  • Aplica la base selladora o imprimación. Esta base consigue cerrar el poro de la madera y que esta no absorba tanta pintura. Además conseguirás un acabado más homogéneo.
  • Lija suavemente y retira el polvo con un trapo limpio.
  • Da dos manos de esmalte-laca blanco. Utiliza un rodillo de los llamados "para lacar" (o una brocha de cerdas suaves, que no deje marcas).
  • Lija suavemente entre capa y capa
  • Con una brocha o trapo aplica cera incolora por la superficie del mueble.
  • Frota para sacar brillo con otro trapo limpio.

Ya tienes un mueble con un acabado que nunca va a pasar y que pone un toque elegante en tu casa.

Artículos relacionados:

?Acabados a la cera para un mueble de madera

?Aplicar una pátina a un mueble