La seguridad de un casco

01
de 01

La seguridad de un casco

Casco Shoei descripción
Detalle de las secciones de un casco. Ni todos son iguales ni todos protegen igual. Cuanto más ligero, además, mejor. Foto © Shoei

El casco es la parte más importante del equipamiento de un motorista. Además, has de saber que hay diferentes tipos de cascos para diferentes tipos de usos y necesidades.

Ante tanta variedad es fundamental que sepas cómo escoger un casco, no sólo definir qué tipo de casco te interesa más, sino cómo saber elegir el casco que más te conviene, que mejor se ajusta a ti y el que más seguridad te ofrece.

Tras la fabricación de un casco hay todo un estudio de materiales y pruebas de seguridad, y como ves en la ilustración nada es casualidad. Te será útil saber cómo identificar un casco de moto poco seguro, así como saber cómo reducir el ruido de un casco de moto.
 

Diferentes tipos de cierre

 

Un casco siempre debe ir perfectamente cerrado y ajustado, un casco sin abrochar es un casco inútil, tenlo muy en cuenta y haz un uso correcto y responsable de él.

En cuanto empieces a mirar cascos verás que hay diversos tipos de cierres, unos más cómodos y rápidos que otros, y otros más seguros y ajustados que otros.

Para cerrar la correa de sujeción encontrarás cierres dentados multiajustables, cierres con botones a cada lado o de simple botón entre otros, ya que el mercado evoluciona y las marcas ofrecen nuevos sistemas cada día.

Sin embargo, el cierre más seguro es el compuesto por doble anilla. Aunque parece el más básico y sencillo es el que mejor se ajusta a nuestro cuello y ofrece mayor grado de seguridad, pero aunque es a la vez el más incómodo y lento de abrochar bien merece la pena.
 

La importancia de los materiales

 

Los precios de los cascos pueden variar muchísimo de un modelo a otro, todo depende de sus materiales y su diseño. Al comprar trata de no ponerle precio a tu cabeza.

  • La pantalla: Debe ser resistente ante los arañazos y si cuenta con tratamiento contra el empañamiento aún mejor. Las trasparentes son las que ofrecen mejor visión, pero en muchos casos las hay ahumadas, de colores o de espejo.
  • El interior: La mayoría de los cascos hoy en día cuentas con mullidos interiores desmontables y lavables, haciéndolo se prolonga la vida de nuestro casco.
  • La calota exterior: Aquí es donde realmente se nota la diferencia y lo que hace definir el precio de un casco.

    - Policarbonato o resina termoplástica: Son los más baratos y menos fiables. Además tienen fecha de caducidad, por lo que tras cinco años deben ser remplazados al perder propiedades de protección, no resistiendo los impactos. Porque sí, los cascos de moto caducan.

    - Fibra de vidrio: Es el material que mejor absorbe los golpes y además tiene un precio contenido, pero son cascos de gama media por su sencillez.

    - Tricomposite: Mezcla de fibra de carbono, vidrio y Kevlar. Es el compuesto más común entre los cascos de gama alta y la mejor opción de seguridad gracias a sus propiedades de absorción y resistencia, y más baratos además que los compuestos únicamente por carbono.

    - Fibra de carbono y Kevlar: La fibra de carbono es la más cotizada por su ligereza y alta resistencia, más aún si se le suma la resistencia ante la abrasión del Kevlar. Es la combinación más exclusiva y cara usada especialmente en competición.
     

Además ten en cuenta que, cuando más ligero sea, más confortable será, y que del mismo modo un casco ayudará a hacerte ver en moto, y que dependiendo de cómo sea tu casco también te ayudará a pasar menos calor en verano.