La postura corporal en el baile y su importancia

Presta atención a uno de los aspectos más fundamentales de la técnica.

Importancia de la postura corporal en el baile
Getty Images

Si quieres aprender a bailar bien, es esencial que prestes atención a tu postura corporal desde que comienzas a tomar clases de baile. Este aspecto del cuerpo juega un papel fundamental en el desarrollo de un bailarín. Determina el nivel de poder expresivo, fuerza, flexibilidad y fluidez.

La postura corporal, cuando es adecuada, permite que tu baile luzca bien y tenga gracia. También evita lesiones y otros problemas de salud.

Una buena postura permite que el cuerpo use el mínimo de esfuerzo al hacer movimientos y posiciones de baile. Existen movimientos de baile que no se pueden realizar de una manera efectiva si no tienes la postura correcta.

La buena postura en el baile

Los principios de una buena postura en el baile son los mismos que los de una buena postura en la vida. Los malos hábitos de postura en el diario vivir obstruyen la habilidad de bailar con fluidez y eficacia muscular. Los buenos hábitos de postura, en cambio, facilitan el proceso de aprendizaje en el baile.

Una buena postura en el baile es el alineamiento correcto de la columna vertebral con sus curvaturas naturales, los músculos, ligamentos y articulaciones. Este alineamiento, que es dinámico, se debe mantener en la ejecución de cualquier movimiento o paso de baile.

Esta postura adecuada no se puede encontrar enfocándose en una sola parte del cuerpo.

Una buena postura depende de muchos elementos que funcionan juntos:

  • La columna vertebral se mueve siguiendo la línea de sus cuatro curvaturas naturales.
  • En cada movimiento o paso de baile el cuerpo mantiene una alineación equilibrada entre sus diferentes partes.
  • El cuerpo usa su fuerza muscular de una manera eficiente al ejecutar movimientos y pasos.

    Importancia de la postura en el baile

    Mantener una buena postura es esencial en cualquier tipo de baile. Es obvio que una buena postura facilita la fluidez y la expresión de la gracia en el baile, Pero también hay procesos importantísimos que suceden a nivel energético y muscular cuando la postura es adecuada en el baile.

    Una buena postura permite que la fuerza de gravedad se distribuya correctamente en el cuerpo. El resultado es que ninguna parte del cuerpo trabaja innecesariamente. Al no ejercer tensión innecesaria en ningún músculo, ligamento u órgano, el cuerpo tiene más energía y resistencia para ejecutar movimientos de baile.

    Estos son algunos de los beneficios que se obtienen cuando se baila con una buena postura:

    • Una buena postura ayuda a obtener un balance correcto para ejecutar movimientos y pasos de baile.
    • Una postura adecuada al bailar evita lesiones y accidentes.
    • La tendencia a padecer de dolores musculares disminuye cuando bailas con una buena postura.
    • La calidad de la respiración mejora en el baile con una buena postura
    • Mantener una buena postura en el baile ayuda a mantener buena flexibilidad.
    • Una buena postura en el baile previene la fatiga causada por el uso ineficiente del sistema muscular.

      Cómo mejorar tu postura para bailar mejor

      En la mayoría de las clases de baile el maestro o maestro enseña los principios básicos para tener una buena postura en ese tipo de baile específico. Presta mucha atención a esta parte de la clase y practica los ejercicios que se enfocan en la postura en tu casa a diario.

      Los problemas de postura son tan comunes que es posible que necesites ayuda adicional para mejorar tu postura corporal en el baile. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer:

      • Hazte consciente acerca de tu postura en tu diario vivir, especialmente cuando estás sentada o sentado durante muchas horas. No te juzgues ni te castigues, simplemente haz los ajustes necesarios para mejorar la postura cada vez que te encuentres en una postura inadecuada.
      • Aprende varios ejercicios sencillos para mejorar la postura que puedas hacer a diario y antes de cada clase.
      • Acude a un terapeuta físico para averigüar cómo puedes corregir problemas de postura que no hayas podido mejorar por tu cuenta.
      • Toma clases de disciplinas que te ayuden a mejorar tu postura como Yoga. Técnica Alexander, Pilates o Método Laban.
         
      • Haz una cita con un masajista profesional a menudo. Los masajes son excelentes para liberar tensiones dañinas para tu postura a corto y a largo plazo.