La mujer virtuosa de Proverbios 31

Un cuadro bíblico de la mujer virtuosa

Lisa Humes

¿Estás buscando un buen ejemplo de una madreo esposa cristiana?

Proverbios 31 fue escrito por el rey Lemuel y la inspiración de esta alabanza a la mujer virtuosa fue su propia madre. El capítulo está dividido en dos partes. Los primeros 9 versos están escritos como consejos de la madre a Lemuel. En su sabiduría advierte contra el abuso del alcohol, las mujeres que buscaban aprovecharse de él, que se asegure de ser justo, y que cuide de los pobres.

 La segunda parte es un poema acróstico y cada frase empieza con letras del alfabeto hebreo. El poema habla de una mujer completa: buena esposa, buena madre, buena administradora, dadivosa y honorable.

Es adecuado que proverbiostermine con este capítulo ya que el libro hace varias comparaciones entre la mujer virtuosa y la necia. Al igual que Proverbios 31, el verso de 14:1 es bien conocido y citado: La mujer sabia edifica su casa; Mas la necia con sus manos la derriba (RV60).

Examina el cuadro de la mujer de Proverbios 31 línea por línea:

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Su valor sobrepasa largamente al de las piedras preciosas.

Su esposo puede confiar en ella

El corazón de su marido confía en ella y no carecerá de ganancias. De ella recibe el bien y no el mal todos los días de su vida.

Trabaja para ofrecerle lo mejor a los que dependen de ella

Ella busca la lana y el lino, y trabaja gustosamente con sus manos. Es como la nave del mercader, que trae su pan desde lejos. Siendo aún de noche, se levanta para dar la comida a su familia y la ración a sus criadas.

Es una mujer diligente y determinada

Considera la heredad y la compra, y con sus propias manos planta una viña. Se ciñe firmemente la cintura y esfuerza sus brazos. Ve que van bien sus negocios; su lámpara no se apaga de noche. Aplica sus manos a la rueca y sus dedos manejan el huso.

Es bondadosa y demuestra compasión

Alarga su mano al pobre; extiende sus manos al menesteroso.

Se prepara con tiempo para las diferentes temporadas

No teme por su familia cuando nieva, porque toda su familia va vestida de ropas abrigadas.

Cuida de su apariencia

Ella se teje los tapices, y de lino fino y de púrpura es su vestido.

Supo escoger a un buen esposo

Su marido es conocido en las puertas de la ciudad, cuando se sienta con los ancianos del país.

Sabe hacer negocios

Teje telas y las vende, y provee de cintas al mercader.

Tiene fuerza interior

Fuerza y honor son su vestidura, y se ríe de lo por venir. Abre su boca con sabiduría y la ley de la clemencia está en su lengua.

Es buena administradora de su casa

Considera la marcha de su casa y no come el pan de balde.

Es amada por sus virtudes

Sus hijos se levantan y la llaman bienaventurada y su marido también la alaba: "¡Muchas mujeres han hecho el bien, pero tú las sobrepasas a todas!" Engañosa es la gracia y vana la hermosura, pero la mujer que teme a Jehová, esa será alabada.

¡Ofrecedle del fruto de sus manos, y que en las puertas de la ciudad la alaben sus hechos!»

Pasaje tomado de Reina-Valera 1995