La importancia de la higiene en verano

Paul Stocker

Todos sabemos que la higiene de los adolescentes es importante siempre pero todavía más en verano. Cuando el calor aprieta,los horarios se descontrolan y se hace más actividad física hay que tener claras las normas de higiene y salud correctas.

 

El cuerpo

Lo primero que deben aprender los adolescentes es cómo cuidar su cuerpo.

  • Ducha. La ducha diaria es una buena recomendación para mantenerlo limpio y con ello, sano. Pero en verano es posible que si viven en un lugar en el que el calor sea muy elevado, una ducha diaria sea poco y necesiten tomar duchas con más frecuencia. Si es así, es recomendable utilizar un gel neutro una vez al día y prescindir del gel en el resto de las duchas diarias, excepto si se ha transpirado mucho y el cuerpo tiene mal olor. Es también imprescindible que los adolescentes sepan que tras haberse bañado en una piscina, sobre todo si está tratada con cloro, deben tomar una ducha que elimine el cloro y otros contaminantes que pudiera haber en el agua de sus cuerpos. La ducha tras el baño en la piscina es necesaria.
  • Desodorante. También en verano suele hacerse más necesario el uso de desodorante. En general, usándolo tras la ducha es suficiente para que sea efectivo.
  • Menstruación. Para las chicas que ya tienen la menstruación es importante que sepan que generalmente el verano el olor que provoca el sangrado parece hacerse más intenso. Eso también se soluciona cambiándose con mayor frecuencia el tampón o la compresa o toalla higiénica.
  • Hongos. Otro de los peligros a los que hay que estar atentos es a la posibilidad de contagiarse de hongos al acudir a piscinas públicas. Para evitarlo es necesario utilizar siempre calzado, especial para el agua, tanto al andar por el vestuario como en la ducha. Y tras salir de la ducha es muy importante secar muy bien la piel.
  • Protector solar. En verano también es mucho más frecuente que los adolescentes estén más expuestos al sol, por ello es imprescindible que cubran su piel con protector solar. Existen de muchos tipos pero casi siempre los más cómodos para chicos y chicas con los de espray porque se aplican con mayor facilidad. Es necesario que lo apliquen bien por toda la piel que está expuesta al aire, es decir, la que no está cubierta por la ropa o el bañador, y que renueven esa aplicación siguiendo las indicaciones que aparezcan en el bote.

     

    Su ropa

    • Cambio diario. Es importante cambiar diariamente la ropa y usar cada día ropa limpia pero más aún en verano. En cuanto a la ropa interior, es posible que en verano haya que cambiarla incluso con más frecuencia.
    • Ropa fresca. También es bueno que en verano se use ropa fresca. Es importante saber que la ropa de tejidos naturales, como el algodón o el lino, es mucho más fresca que la ropa de tejidos sintéticos porque la primera permite la transpiración y la segunda, no.

       

      Su habitación

      Igual que con su cuerpo o con su ropa, es importante que los adolescentes mantengan limpia su habitación. A veces sus padres o madres nos ponemos pesados con el orden pero es mucho más importante que esté limpia y que el orden sea el que ellos o ellas elijan. Una de las tareas de limpieza que debe ser imprescindible cada día es ventilarla para evitar el aire viciado. Además, si ventilan su habitación temprano en la mañana cuando todavía no hace mucho calor, podrán refrescarla también.

      Los alimentos

      Siempre es importante mantenerse alerta sobre lo que se come. Deben consumirse alimentos sanos y en buen estado. Pero en verano cuando el consumo de productos crudos es mucho más frecuente, sobre todo verduras en ensaladas y frutas, los adolescentes deben saber que tienen que limpiar muy bien aquello que vayan a comer crudo para evitar enfermedades que pueden llegar a ser graves.