La historia del té en Estados Unidos y la Boston Tea Party

01
de 04

El té y Estados Unidos: origen, inventos y curiosidades.

La destrucción del té en Boston
Destrucción del té en el puerto de Boston. GraphicaArtis/Getty Images

Es indudable que el té tiene un gran protagonismo en la historia de los Estados Unidos de América, pero no por su consumo, ya que el café está por encima del té en ese país, sino por otros hechos relevantes y muy interesantes que tuvieron lugar antes de la existencia de Estados Unidos como nación independiente.

¿Quieres conocerlos o ampliar información sobre ellos?

02
de 04

El origen del té en Estados Unidos y la Guerra de la Independencia

Medalla conmemorativa del aniversario del Motín del té en Boston. Imagen (c) kevin dooley

Hacia el año 1650, los comerciantes holandeses, recibiendo órdenes del gobernador Peter Stuyvesant, llevaron el té a Nueva Amsterdam, la actual ciudad de Nueva York. Al principio para que los habitantes se iniciaran en el consumo del té, condujeron camiones de agua dulce a través de toda la ciudad, pero con el tiempo el té se convirtió en una bebida muy popular entre los ingleses que poblaban el nuevo mundo, pero sobre todo en la ciudad de Boston. Por lo que, muy pronto se hicieron muy populares las llamadas fiestas del té o tea party.

El problema surgió con los gravámenes sobre el té. El parlamento británico impuso unos impuestos sobre todas las mercancías que llegaban a sus colonias en el nuevo mundo, que provocó que decidieran boicotearlos.

Para tal fin, el 16 de diciembre de 1773, un grupo de masones disfrazados de indios, abordaron tres barcos de la Compañía de las Indias Orientales, que fondeaban en Boston, y echaron toda la carga de té por la borda. Más de 3.000 cajas de té de importación fueron a parar al mar, como protesta por los altos impuestos.

Este suceso, conocido como Boston Tea Party”, o Motín del Té en español, aceleró el inicio de la independencia de las colonias, que terminaría con el nacimiento de los Estados Unidos de América. Por esta razón, o tal vez no, el café en Estados Unidos siempre fue más consumido que el té. A diferencia de otros países colonizados por británicos.

Para evitar lo anterior, en el año 1884, se firmó un tratado con China, por el que se abastecerían de té sin necesidad de que intervinieran los británicos.

03
de 04

El saquito del té, un invento de Estados Unidos

Bolsita de té. Imagen (c) rosmary

A Estados Unidos debemos un invento totalmente casual que cambió la forma de tomar el té para algunas personas en medio mundo, sobre todo de la parte Occidental.

En el mes de enero de 1904, un comerciante de café y té neoyorquino, llamado Thomas Sullivan, se le ocurrió enviar a sus clientes unas muestras de diversas mezclas de té, pero en lugar de hacerlo en latas de metal, que era lo habitual en aquella época, optó por envolver el té en bolsitas de muselina, mucho más económico.

Las personas que probaron esa forma de elaborar el té, la encontraron más cómoda y rápida, lo que provocó que Thomas Sullivan recibiera en poco tiempo cientos de pedidos de miles de bolsitas.

Actualmente, en el mundo occidental, más del 85 por ciento del té se comercializa en bolsitas. Aunque hay que destacar que los amantes del buen té siempre han despreciado esta forma de elaborarlo.

04
de 04

El té helado y su relación con Estados Unidos

Té helado. Imagen (c) Waggener

En la Feria Mundial del año 1904 en San Luis, Estados Unidos. Un vendedor de té de procedencia inglesa, llamado Richard Blechynden, estaba en su stand para promocionar y vender té procedente de la India. Debido a que hacía muchísimo calor, se le ocurrió añadir hielo al té para servirlo a sus clientes y más personas que acudían a su stand.

Fue un éxito extraordinario, tanto que actualmente más del 80 por ciento del té que se consume en Estados Unidos es de esta forma. Incluso el té envasado para beber frío, se vende a razón de unos 15.000 millones de litros al año, aproximadamente.