La hipertermia o insolación en perros

Mejor mantenlo en la sombra.
Foto © Irma Cedeño

Cuando hace calor debes estar preparado por si tu perro sufre de hipertermia, mejor conocida como insolación o golpe de calor. La temperatura normal de un perro es entre 100.5 y 102.5 °F (38 y 39.2 °C). La hipertermia ocurre cuando su temperatura normal aumenta, contrario a la hipotermia, que ocurre cuando disminuye. A diferencia del ser humano, los perros no poseen glándulas sudoríparas por todo el cuerpo.

Ellos jadean y sudan a través de las almohadillas, por lo tanto el calor, la deshidratación o incluso el ejercicio excesivo los hacen más susceptibles en temperaturas altas. Las consecuencias pueden conllevar la muerte. Aprende a cuidar de tu perro para prevenir un golpe de calor.

Los síntomas de insolación La insolación se manifiesta físicamente, ayudándote así a saber cuándo tu perro necesita ayuda. Fíjate en los síntomas.

• Fiebre
• Jadear o salivar excesivamente
• Espuma en la boca
• Encías moradas
• Labios pegados a las encías
• Orejas rojas
• Debilidad o falta de energía
• Colapsar

Cómo evitar una insolación
El verano definitivamente es una época muy especial para los dueños de perros. Hay muchas actividades que puedes hacer con tu perro: llevarlo a pasear, a comer al aire libre, ir al parque. Pero cuando hace mucho calor la mayoría de los perros no lo pasan bien y a veces se les puede notar en el aspecto físico: caminan con menos ganas, se tumban y jadean bastante.

Por eso lo mejor es evitar que el perro salga por largo rato si hace demasiado calor. Tú eres el que mejor puede juzgar cuál es la temperatura adecuada para que salga tu perro, pero si hace demasiado calor para ti, ya sea dentro o fuera de tu casa, también lo hará para tu perro. Evita que haga ejercicio afuera durante estas horas.

Mejor puedes incitarlo a hacer actividades dentro de la casa. Si lo debes sacar limita el tiempo que pase afuera.

• Supervisa a tu perro. No dejes a tu perro afuera ni permitas que salga al patio sin ti. Si lo tienes pendiente sabrás si necesita de ti. Jamás dejes a tu perro solo en un coche. Eso sería una tortura para él. Si lo dejas solo en casa, asegúrate de que la temperatura de tu hogar sea agradable o deja encendidos el ventilador o el aire acondicionado.
• Mantenlo en la sombra. A algunos perros les encanta tomar el sol, pero pasar mucho rato de esta forma puede ser perjudicial. Invítalo a que se tumbe a tu lado en la sombra.
• No permitas que tu perro haga mucho ejercicio al aire libre. Si necesita hacer ejercicio, hay actividades en casa que puede hacer. Si están al aire libre y necesita ejercicio, un buen chapuzón en la piscina lo ayudará. Considera adquirir una piscina plástica si no tienes piscina propia y así siempre estará fresco.
• Dale mucha agua. El perro necesita estar muy hidratado para soportar el calor. Déjale agua fresca disponible en casa todo el día y lleva una botella de agua para tu perro cuando salgas con él.

Si tu perro sufre una insolación
Contacta al veterinario.

Lleva a tu perro a un sitio donde haga sombra, no lo sumerjas en agua, pero sí pásale un paño humedecido por agua fresca. También le puedes dar cubitos de hielo para que los lama, si está en condiciones para hacerlo.