La Forma según Laban

Empieza a estudiar esta categoría del Método Laban

La Forma según Laban se refiere a las distintas formas que el cuerpo humano experimenta durante la expresión de un movimiento o gesto. Esta categoría del Método Laban estudia no solamente las formas que expresa el cuerpo, si no también las cualidades que se manifiestan cuando el cuerpo cambia de una forma a otra.

En este análisis se investigan las siguientes preguntas:

  • ¿Qué formas estructurales adquiere el cuerpo? ¿Son sus formas redondas, planas, alargadas, angulares, retorcidas, trenzadas, simétricas o piramidales?
  • ¿Cómo está interactuando el cuerpo con el ambiente al cambiar de forma? ¿Se enfoca en sí mismo solamente, o interactúa con el espacio de una manera directa o de una manera tridimensional?
  • ¿Cuál es la cualidad principal que apoya el cambio de forma? ¿Está creciendo o encogiéndose?
  • ¿Hacia dónde se orienta su cambio de forma o movimiento? ¿Se mueve hacia afuera (hacia el espacio o ambiente) o se mueve hacia adentro (hacia sí mismo?

La Forma es una de las cuatro categorías que el científico, coreógrafo y maestro Rudolf von Laban (1879-1958) incluyó en su método. Junto a las categorías de Cuerpo (Fundamentos de Barteneff),  Esfuerzo, y Espacio, la Forma completa el sistema de análisis de movimiento humano desarrollado por Laban y sus seguidores. Warren Lamb contribuyó enormemente al desarrollo y entendimiento de la categoría Forma. Este aspecto del método a menudo se estudia junto a la categoría Esfuerzo.

Las 5 Formas Estáticas del Método Laban

En sus investigaciones sobre las formas que el cuerpo humano adquiere durante el movimiento Laban observó que existen actitudes fundamentales que se manifiestan en la manera que el cuerpo organiza su estructura. Estas “actitudes” dentro de la categoría Forma se conocen como las Formas Estáticas Básicas, y son las siguientes:

  • Alfiler – formas alargadas, estiradas y  lineales en las que la columna vertebral se estira o extiende hacia arriba
  • Muralla – formas planas similares a una pared en las que existe una relación entre el lado izquierdo y el lado derecho
  • Bola – formas redondeadas donde las extremidades y sus zonas alrededor expresan líneas curvas y circulares
  • Pirámide – formas triangulares que organizan al cuerpo en forma de un tetraedro
  • Tornillo – formas trenzadas, retorcidas o en forma de espiral en las que los hombros y las caderas se tuercen hacias direcciones opuestas

En el método también se describen las formas de las siguientes maneras:

  • cóncava o convexa
  • angular o curva
  • pequeña o grande

Apoyo Flujo Forma

Laban observó que los cambios de forma en el movimiento humano siempre reciben apoyo desde adentro del cuerpo. Este apoyo se recibe mediante el flujo de la respiración, en un proceso de crecer y enpequeñecer (condensar, encoger). El proceso de crecer/enqueñecer constantemente cambia la forma del cuerpo desde adentro y al mismo tiempo apoya los cambios de forma que el cuerpo expresa en el espacio. En el Método Laban, este fenómeno se denomina Apoyo Flujo Forma.

El Apoyo Flujo Forma influye las maneras en la que el cuerpo cambia de forma en relación al espacio durante el movimiento.

De acuerdo al sistema de Laban, estas maneras son:

  • General: Crecer/Enpequeñecer
  • Plano Vertical: Alargar/Acortar
  • Plano Horizontal: Ensanchar/Estrecharse
  • Plano Sagital: Abultar/Ahuecar o Llenarse/Vacíarse

Cualidades de la Forma

Las Cualidades de la Forma en el Método Laban describen hacia qué dirección el cuerpo se orienta al cambiar de forma. La cualidad más fundamental es el proceso de abrir/cerrar: el cuerpo cambia de forma abriéndose hacia el espacio o cerrándose hacia sí mismo. Este proceso se manifeista en los diferentes planos de la siguientes maneras:

  • Plano Vertical: Levantarse o Ascender/Hundirse
  • Plano Horizontal: Extenderse o Difundirse/Envolverse o Encerrarse
  • Plano Sagital: Avanzar/Retirarse

Modos de Cambio de Forma

Los Modos de Cambio de Forma en el Método Laban describen las actitudes y motivaciones que generan el cambio de forma.

Incluye tanto los procesos que se orientan hacia el yo como los procesos que se orientan hacia el ambiente. Laban identificó los siguientes tres modos:

  • Flujo Forma En este cambio de forma el cuerpo se orienta principalmente hacia sí mismo. Se mueve como si fuera un amoeba o expresa gestos habituales.
  • Movimiento Direccional El cuerpo se dirge hacia un punto específico en el ambiente en espacio cuando cambia de forma. Se puede manifestar de una manera concentrada (como dar un puño) o de una manera arqueada (como golpear la pelota de tenis con la raqueta)
  • Esculpir En este modo el cuerpo cambia de forma esculpiéndose a sí mismo y al espacio de una manera co-creativa y tridimensional. Tanto la persona que se mueve como el espacio se transforman simultaneamente durante este modo de cambio.