La espectacular lucha libre mexicana

Mexican Lucha Libre wrestlers
Lucha libre mexicana. Daniel Berehulak/Getty Images News/Getty Images

Lucha de titanes

Como si se tratase de personajes mitológicos, ascienden al cuadrilátero transformado por un instante en el mismo Olimpo. Algunos están enmascarados, otros más, con el rostro descubierto, muestran orgullosos las cicatrices de mil batallas; se trata de los protagonistas de la lucha libre mexicana, un deporte con más de 100 años de historia que ha permeado en la cultura popular a tal grado, que muchos fanáticos ven en estos luchadores profesionales a verdaderos semidioses enfrentándose en una batalla entre el bien y el mal.

La popularidad de la lucha libre se ha extendido a países como Estados Unidos y Japón, donde también cuenta con miles de seguidores que acuden puntualmente a cada función; sin embargo, en México ha llegado a convertirse en un fenómeno social que deriva en un deporte de culto.

El primer luchador que ocultó su identidad bajo una mascara se presentó bajo el seudónimo de El Enmascarado en 1934. Fue así como las siguientes generaciones de luchadores imitaron los pasos de El Enmascarado dando pie a nuevos personajes dentro del cuadrilátero; así aparecieron leyendas como El Santo , también llamado Enmascarado de Plata, y el gran Blue Demon.

En torno a estos dos luchadores se afianzó la industria y la cultura de la lucha libre. Son memorables sus apariciones en el cine protagonizando a súper héroes que combaten por igual a monstruos, vampiros o científicos malignos. También fueron inmortalizados en los comics y el auge de la música surf se encargó de darle una banda sonora a la lucha libre en la década de los 60.

El estilo acrobático de este combate cuerpo a cuerpo permite la ejecución de vuelos espectaculares dentro y fuera del cuadrilátero. Los luchadores utilizan las cuerdas del ring como resortes para catapultarse contra sus oponentes, haciendo que los vuelos y las caídas  resulten impactantes y peligrosas.

En voz de los propios protagonistas, la esencia de la lucha libre es producir y recibir daño. Suelen utilizarse diferentes técnicas para someter y obligar la rendición del adversario, una de las más utilizadas es la famosa "llave", la cual se practica ejerciendo presión sobre el cuerpo del contrincante con la fuerza de los brazos y las piernas.

Como todo deporte profesional, la lucha libre está regulada por un organismo internacional: el Consejo Mundial de Lucha Libre, el cual tiene la mayor cantidad de luchadores agremiados en el mundo.

La máscara

Para un luchador, la máscara representa más que un artículo decorativo, pues se vuelve una parte muy importante de su identidad, aunque solo la utilice para las funciones de lucha o las apariciones públicas. La máscara es la esencia del personaje que sube al ring.

Muchos luchadores llegan a considerarla un amuleto o talismán que les da fuerza y poder para enfrentar a sus rivales. Aquel luchador que ofrece renunciar a su máscara en caso de ser derrotado por su contrincante, sufre una caída estrepitosa en la preferencia del público, ya que renuncia a ese halo de misterio y poder que mantenía en vilo a la audiencia a través del uso de la máscara.

Ese es uno de los principales motivos por el cual muchos luchadores terminan su carrera prematuramente.

La Arena México

El santuario de la lucha libre mexicana es la Arena México. Se encuentra en las inmediaciones del centro del Distrito Federal. En dicha arena se han presentado las figuras más renombradas en la historia de este deporte, quienes dejaron huella en la memoria de los fanáticos a través de duelos épicos. Actualmente sigue siendo la Meca de los luchadores y el lugar preferido por el público para presenciar el espectáculo.

Técnicos vs Rudos

Cuando inician su carrera, los luchadores deben tomar la decisión de pertenecer al bando de los "técnicos" o los "rudos".

Esta división es la generadora de todas las pasiones entre los fanáticos. El luchador técnico representa el bien y el apego a las reglas, mientras que la personalidad del rudo se caracteriza por una actitud transgresora que busca dañar por todos los medios al contrincante.

La naturaleza del luchador rudo es la provocación constante y truculenta para sacar de quicio al luchador técnico.

Personajes emblemáticos de la lucha libre mexicana

Algunos de los luchadores que han trascendido en la historia de este deporte con todos los honores y reconocimientos son:

Blue Demon

El Santo

Rey Misterio

Dr. Wagner

Mil Máscaras

Huracán Ramírez

El Perro Aguayo

El Rayo de Jalisco

Fray Tormenta

No dejes pasar la oportunidad de asistir a una función de la lucha libre mexicana, estamos seguros que se convertirá en uno de los momentos más memorables de tu viaje por México.