La cruda realidad

Razones para no tener un perro

Si piensas que mi deber es decirte todos lo motivos por los cuales deberías adquirir un perro, me temo que esta vez te tendré que decepcionar. Si pensara a corto plazo, te podría contar sobre las innumerables horas de alegría que un perro traerá a tu vida, pero como sé que muchos perros terminan sin hogar, prefiero contarte la verdad de manera imparcial.

El objetivo de este artículo no es disuadirte para que nunca tengas un perro. Al contrario, mi mayor deseo es que los perros encuentren un hogar para toda la vida. Por lo tanto, es mi deber explicarte el compromiso de manera realista y, de cierta forma, cruda y mostrarte qué puedes hacer si de todas formas quieres un perro. Si después de cada punto sigues pensando “No importa”, entonces adelante. Serás o eres un dueño excepcional.
01
de 19
Ser dueño de perro no sale nada barato.
Foto cortesía de Petplan Pet Insurance
Un perro no sale nada barato. Si lo adoptas, te costará entre $250 y $300, dependiendo de dónde vivas. Necesitará vacunas y chequeos rutinarios del veterinario que te saldrán entre $80 y $100, o más, cada visita. Le tendrás que comprar comida saludable todos los meses para que coma dos o tres veces al día, además de juguetes y otros artículos que necesite. Estos son solo los costos básicos. Si le quieres dar ciertos lujos o necesitas un entrenador o un cuidador, los gastos pueden subir exponencialmente. Recuerda que hay maneras de evadir gastos, como evitar comprar productos superfluos, juguetes excesivos y lujos por los cuales jamás mostrará el más mínimo interés. Sigue leyendo »
02
de 19

Huele

Foto © Jeannette Cordero
Los perros deben oler a canes no a perfume, incienso o a bosque. No puedes bañar al perro a diario. Utiliza algún champú para mascotas y acicálalo regularmente: péinalo, quítale la suciedad y báñalo una vez al mes. Con acicalamiento básico, tu perro no olerá más de lo debido.
03
de 19

Es baboso

Foto © Irma Cedeño
No hay una manera políticamente correcta para decir esto: los perros son unos babosos. Es la verdad. Lo que tienes que decidir es si te molesta o no. Obviamente si adquieres un perro de raza pequeña no será una cantidad catastrófica de saliva la que echará sobre ti. Si no te gustan los besos mojados de tu perro, es simple: no los refuerces con caricias o palabras alentadores.
04
de 19

No todos son bonitos

Foto © Irma Cedeño
¿Era muy bonito de cachorro pero ahora que es adulto no hay quien lo pueda mirar? Suele pasar. Es tu perro, así que lo tendrás que querer igual. ¿O acaso te juzga a ti por tu apariencia?
05
de 19

Suelta pelo

Foto © Mixha Zizek
Los perros de pelo corto usualmente sueltan menos pelo que los de pelo largo, pero incluso el american pit bull terrier dejará pelos en tus muebles y ropa. Si vas a tener un perro, no te debe importar. Los de pelo largo además necesitan que los lleves a que el peluquero canino los recorte. Si es un problema, opta por un perro de pelo corto. Si es porque tienes alergia debes saber que un perro no es un experimento. Tu mejor opción sería inclinarte hacia un perro sin pelo como el xoloitzcuintle, el perro sin pelo del Perú o el perro crestado chino.
Foto © Abel Pagola de Luna
Un perro siempre será como tener un bebé y lo tendrás que acicalar durante toda su existencia. Si se ensucia lo tendrás que limpiar, le tendrás que cepillar los dientes y cortar las uñas. Pero acicalar a tu perro reforzará el vínculo humano-canino que existe entre ustedes. Si de todas formas no te entusiasma hacerlo todo el tiempo, tienes la opción de adquirir un perro de pelo corto y también puedes contratar a un peluquero canino para que haga todo por ti, pero eso incurrirá gastos. Sigue leyendo »
07
de 19

Hay que enseñarle dónde puede usar baño

Foto © Irma Cedeño
Uno de los aspectos más difíciles del adiestramiento canino es cuando tienes un cachorro y aún no utiliza el baño afuera. Encuentras pequeños o grandes regalos, dependiendo de cuan bondadoso sea, por distintas partes de la casa, hasta debajo de la cama y del sofá. Si usas una jaula para perros correctamente, él aprenderá dónde debe usar el baño, pero si esto te preocupa o no crees que tendrás paciencia, adopta un perro adulto.
08
de 19

Tendrás que recoger sus residuos fecales

Foto © Irma Cedeño
No solo le tienes que enseñar dónde puede o no ir al baño, sino que encima tienes que recoger los desechos. Aunque tu perro sepa dónde ir al baño, nunca te librarás de tener que agacharte y limpiar las heces. Hay personas que optan por tener un bulto preparado, donde tienen todo lo que el perro necesita: una correa, unas bolsitas, una botella de agua en el verano. Pero más que la preparación, es el hecho de que en algunos casos te tendrás que ensuciar de una forma u otra. Esto es inevitable.
Foto © Martha Lazar / Getty Images
Por lo general los perros son muy inteligentes, pero algunos son bastantes testarudos. Eso quiere decir que te pueden causar problemas cuando intentes educarlos a hacer comandos o cuando pretendas modificar malas costumbres como ladridos excesivos. Si ya tienes un amigo testarudo, como el adorado shih tzu o un bulldog francés, sabrás que aunque sea difícil jamás será imposible. Sigue leyendo »
Foto © Irma Cedeño
Puede resultar incompatible tener un perro y una casa bonita. Depende mucho del perro y de ti. Si mantienes al perro limpio, no ensuciará nada y menos si no le permites que se suba sobre mesas y muebles. Si sacas a tu perro a pasear, no permitas que entre a casa sin antes limpiarlo. En cuanto a la destrucción de los artículos que tienes en casa, debes adiestrarlo para que no muerda las cosas. Sigue leyendo »
Intentará saltarle a todo el mundo y sobre todo lo que esté alrededor. Si le designas espacios y reglas a tu perro no tendrás este problema. No permitas que se suba sobre los sofás o que moleste a la gente y no refuerces este comportamiento si llega a suceder. Sigue leyendo »
Foto © Irma Cedeño
Lo tienes que sacar por lo menos unas tres veces al día, lo cual se complica si vives en la planta alta de un edificio. El perro necesita bastante ejercicio y necesita hacer sus necesidades. Tendrás que colocar el despertador incluso los fines de semana. Sigue leyendo »
Foto © Irma Cedeño
Si viajas mucho, trabajas largas horas o casi no estás en casa, no adquieras un perro. Tienes la opción de contratar a un dog sitter, un paseador o llevar al perro a la guardería, pero no lo verás lo suficiente. Sigue leyendo »
Cada perro necesita su propio espacio. Si vives en un apartamento pequeño, los perros de raza pequeña son tu mejor opción, pero por más diminuto que sea tu can también necesitará estar cómodo y hacer ejercicio. Sigue leyendo »
15
de 19

Podría llegar a ser agresivo

Foto © Irma Cedeño
Es un hecho que hay que aceptar. Un perro forma parte de una especie muy diferente a la humana y su genética, socialización y forma de afrontar y resolver conflictos es distinta a la nuestra. Si adquieres tu perro de un sitio adecuado y lo socialices, las probabilidades de agresividad son casi nulas.
Foto © Flickr
El vínculo entre los seres humanos y los perros es tan fuerte que puede resultar mágico cuando se vive. Verás a tu perro como parte de tu familia. Aunque querer a alguien como un hijo puede resultar para muchos una bendición, también trae muchas preocupaciones. Sigue leyendo »
17
de 19

Su expectativa de vida es más corta que la tuya

Foto © Abel Pagola de Luna
Muchos dueños han visto a uno o a varios de sus perros morir, ya sea por enfermedad o vejez. Si cuidas de tu perro y lo adquieres de un lugar de buena reputación, posiblemente tendrás una mascota que viva junto a ti por muchos años.
18
de 19

Te ata y te limita

Foto © Irma Cedeño
Si quieres formar una familia en el futuro, si quieres viajar o mudarte a una nueva casa o apartamento siempre tienes que pensar, o deberías de pensar, en tu perro primero, ya que él también va contigo. No se te hará tan fácil viajar, algunos caseros no aceptan perros ni otras mascotas y existen leyes contra razas específicas. Tendrás menos flexibilidad. Lo mejor es informarte sobre la raza de tu perro antes de adquirir uno y siempre pensar en tu perro antes de tomar una decisión.
19
de 19

No hay devolución

Foto © Irma Cedeño
Aunque algunas personas piensen que una criatura es algo desechable, no lo es. Cuando adquieres un perro no puedes luego decidir que ya te aburriste o que es muy difícil educarlo o que sencillamente no tienes tiempo para él. Los cambios de la vida son normales, pero a diferencia de un par de zapatos que te quedaron mal cuando los viste en el espejo sin alteraciones de la casa, un perro te puede durar hasta 20 años. Tú decides sin van a ser 20 años de amor o de tragedia. Gózalos. Tu perro es perfecto incluso con sus imperfecciones.