La crisis de pareja. Entrevista a María Rosa Casanovas

¿Parejas en crisis o simplemente quieren reforzar sus relaciones?

María Rosa Casanovas

María Rosa Casanovas es terapeuta y formadora especializada en autoestima. Formada y acreditada como Trainer de Facilitadores Sana Tu Vida en 1998 por Louise L. Hay (San Diego-USA). En Educación Emocional (F.E.M.) y Coaching Personal (International School of Coaching). Formada en El Poder Sanador de la Presencia Incondicional conJohn Welwood (USA), en Inner Bonding con Margaret Paul (USA), en Vínculos Vitales con Evânia Reichert (Brasil) y en Life Skills For Kids and Teens con Anette du Toit (Sudáfrica).

Desde 1998 es Formadora de Facilitadores Sana Tu Vida en España, y en Perú desde el año 2010. También ha coordinado la formación Sana Tu Vida Teacher Training en Colombia (2007), Argentina (2008 y 2009), Chile (2009) y Portugal (2004 y 2005). Es Facilitadora Sana Tu Vida desde 1995 y de Inner Bonding desde 2004. Creadora y coordinadora del Programa Alegra: formación de educadores en autoestima y desarrollo emocional para niños y adolescentes.

El compañero de María Rosa, Luis, tuvo la amabilidad de ponerme en contacto con ella ya que su aporte y visión acerca de las relaciones de pareja, y más concretamente, de las crisis de parejas, es muy enriquecedor y útil. Es la opinión de una profesional calificada.

María Rosa, dentro de su actividad, ¿es frecuente que le consulten parejas?

Sí, en un elevado porcentaje vienen a consulta personas que viven dificultades en su relación de pareja.

¿Son parejas en crisis o simplemente quieren reforzar sus relaciones?

En la mayoría de los casos son personas en crisis de pareja, que vienen a nivel individual o con la pareja.

¿Cuál es el problema más frecuente que le presentan las parejas? ¿Cuáles son las causas más frecuentes de crisis?

Los problemas más frecuentes tienen relación con dinámicas disfuncionales de comunicación (acusador/víctima), intentos de controlar al otro, luchas de poder, miedo a ser abandonados, al rechazo, a ser invadidos.

Cuando la persona se instala en el miedo y el deseo de control dentro de la relación, entonces las reacciones surgen desde las heridas emocionales y las creencias limitadoras de cada miembro de la pareja. Aparecen el miedo y la desconfianza y el corazón se cierra, generando sufrimiento y desconexión.

¿Qué línea de trabajo o consejo sigue en estos casos?

Mi trabajo se inspira en un enfoque integrador, basado en el proceso Inner Bonding creado por la Dra. Margaret Paul, autora del libro "Cura Tu Soledad" y el modelo de John Welwood, psicoterapeuta, autor de "Journey of the Heart", con ambos he seguido formación en Estados Unidos.

Una de las ideas que sustenta mi abordaje terapéutico es que cada uno de nosotros tenemos un niño interno en sus dos aspectos, natural y herido. En mayor o menor medida, todos estamos heridos a nivel emocional. Cuando reaccionamos desde nuestro yo herido, ¡y eso sucede muy a menudo!, dañamos a los demás (juzgamos, rechazamos, acusamos, somos invasivos…) y también a nosotros mismos. En nuestro intento de controlar, creamos miedo y barreras en la relación de pareja.

Si, cuando surge una situación difícil , un conflicto, en lugar de querer tener razón y controlar al otro, nos abrimos a la intención de aprender con el corazón abierto, entonces creamos una conexión verdadera.

¿Hay algo más valioso?

¿Me diría algunos puntos esenciales que usted considere para superar una crisis de pareja?

Las crisis de pareja son una oportunidad para reconocer las "defensas" de nuestro carácter, que se manifiesta cuando surge un conflicto, o un desencuentro en la relación. Podemos disolverlas aprendiendo a reconocer los miedos y las creencias falsas, dialogando con nuestro niño interno herido y fortaleciendo nuestra capacidad para ser verdaderos, creciendo en responsabilidad y poder personal.

¿Cuáles considera usted son las bases para una buena relación de pareja?

Creo que una buena relación de pareja necesita de dos personas suficientemente maduras para aceptarse a sí mismas con sus limitaciones humanas y con el coraje de buscar la verdad a través del diálogo mente-corazón. Dos personas abiertas a la aventura de crecer en buena compañía y asumir los "estiramientos internos" necesarios en el viaje del corazón.

¿Qué importancia tiene para usted la pareja en su vida?

En mi vida la pareja ha sido y es importante. En pareja crezco, aprendo, disfruto, y también he sufrido en ella. Creo que cada relación ha sido necesaria para llegar a la que vivo ahora. Puedo decir que, desde hace varios años, mi pareja es mi mejor amigo, compañero y amante. Perteneciendo a "mundos distintos", somos cómplices: el apoyo mutuo, la escucha, la libertad, la confianza,… forman parte de nuestra convivencia. Me siento muy feliz en mi relación de pareja.

Defíname la palabra "pareja" (lo primero que venga a su mente).

La pareja como espejo… creo que la pareja es un espejo que nos muestra nuestro crecimiento, personal y emocional. Es una oportunidad y una poderosa posibilidad de aprender a amar, de compartir amor con otro ser humano abierto también a aprender. Compartir lo que somos en una relación íntima, con autenticidad, apertura y aprendizaje es una experiencia profunda y valiosa.

Añada o cuente algo que le parezco fundamental o significativo y yo no le haya mencionado.

Creo que vivir nos desafía a superar nuestros miedos más profundos, aquellos que tratamos de ocultar y negar, con todo tipo de estrategias. La relación de pareja nos permite reconocerlos y superarlos, desarrollando nuestro "darnos cuenta", practicando la comprensión y la compasión (concepto budista), creciendo en el ámbito emocional y espiritual. El camino de transformación lo comenzamos cuando pasamos del miedo y la defensa a la apertura y el aprendizaje.