La crisis de los rehenes en Irán

52 estadounidenses rehenes fueron retenidos por 444 días

Crisis de los rehenes en Iran en 1979. Dominio público

El 4 de noviembre de 1979, el mismo año en que el Ayatollah Khomeini subió al poder como líder máximo en Irán, un grupo, en su mayoría compuesto por estudiantes seguidores del líder religioso, invadieron por la fuerza la embajada estadounidense en Teherán y secuestraron a 60 estadounidenses, 52 de los cuales permanecieron cautivos por 444 días.

En un gesto de compasión y alegando sus principios musulmanes de simpatía con las minorías, 13 fueron liberados, entre ellos mujeres y afroamericanos.

Un diplomático es liberado por un diagnóstico de esclerosis múltiple.

Los 52 rehenes eran mostrados en la televisión iraní con los ojos vendados, mientras la retórica del ayatollah hacia énfasis contra Estados Unidos, país que había concedido hospedaje al derrocado Shah Mohamed Reza Pahlevi.

Los ocupantes confiscan documentos de la embajada tratando de encontrar pruebas de espionaje por parte de los diplomáticos estadounidenses.M/p>

Mientras tanto, el gobierno del presidente Jimmy Carter imponía sanciones a Irán desde la Casa Blanca. Entre las sanciones se encontraba la cancelación de importaciones petroleras, congelar bienes financieros de iraníes en Estados Unidos y expulsar a algunos ciudadanos de ese país que vivían en EEUU.

Pero ni las sanciones ni los intentos diplomáticos lograron la liberación de los rehenes y el 24 de abril de 1980 se lleva a cabo una operación militar de rescate, conocida como “Operación garra de águila” que fracasa.

Vea un video sobre la operación.

Un helicóptero enviado a la misión choca y otros tres tienen desperfectos mecánicos. Mueren ocho militares y tres resultan heridos. Como consecuencia de tan resonante fracaso, renuncia el entonces Secretario de Estado Cyrus Vance.

La prensa iraní se regodea en el fracaso de la operación y el presidente Carter, devastado, pierde popularidad.

Su gobierno se ve seriamente afectado por el incidente, y se dice que la fallida operación jugó un papel en contra de Carter en las elecciones de 1980, que coincidieron con el primer aniversario de la crisis de los rehenes, y donde Ronald Reagan ganó la presidencia.

El 12 de junio de 1981 se firman los Acuerdos de Argelia, que implican la liberación de los 52 rehenes norteamericanos y el fin de las sanciones a Irán: se descongelan sus propiedades financieras en EEUU por valor de unos $8 mil millones, y se suspende la prohibición a las importaciones petroleras

Los acuerdos fueron posibles gracias a negociaciones con Argelia, ya cuando Carter ha perdido las elecciones. Los 52 rehenes aterrizan en Alemania Occidental, horas antes de la inauguración de Reagan en la presidencia. Carter los recibe en el aeropuerto.

Antecedentes históricos

A finales de los años 40, se dieron en Irán enfrentamientos civiles provocados por movimientos comunistas y nacionalistas, que provocaron un intento de asesinato contra Mohammad Reza, quien respondió expandiendo sus poderes constitucionales.

Pero en 1953 Reza se ve forzado a dejar el país ante Mohammad Mosaddeq. Pero logra regresar a Irán a los pocos días con el apoyo de la seguridad de EEUU.

En 1967 Reza se corona emperador de Irán, crece su popularidad internacional y se convierte en el líder más importante de la región. Su ejército era el mejor de la zona del Medio Oriente.

Durante los años 70 crecen las críticas contra el gobernante por represion, corrupción y desigualdad económica.

El ayatollah insta a huelgas y protestas contra el gobierno, hasta que el shah deja el país en enero de 1979, enfermo de cáncer. Moriría en medio de la crisis de los rehenes.

En noviembre se proclama una nueva Constitución que transfiere los poderes a Khomeini, un líder religioso no electo. A pesar de la oposición, el ayatollah permanece en el poder absoluto, sofocando protestas en su contra.