La conjugación verbal

Joven tomando una foto de su comida vegetariana
José come en el restaurante vegetariano todos los días. andresr/Getty Images

La conjugación o flexión verbal hace referencia a las diversas formas que un verbo puede tener atendiendo a las variaciones de tiempo, persona, número y modo.

La palabra conjugar deriva del latin coniugāre y significa la combinación de varias cosas entre sí.

Los verbos conjugados combinan sus modificaciones de tiempo, de persona, de número y modo.

Para entender mejor lo que significa la conjugación verbal, en las siguientes oraciones se ilustra tres formas conjugadas del verbo comer.

  • José come en el restaurante vegetariano todos los días.
  • Andrés comió una hamburguesa.
  • Antonia comerá una pizza esta noche.

El verbo comer se encuentra aquí conjugado en los tres tiempos básicos:

  • Presente (come)
  • Pretérito perfecto (comió) 
  • Futuro (comerá)

Los tres tipos de conjugaciones: El infinitivo

El infinitivo es una forma no personal del verbo y se caracteriza por terminar en ar, er, o ir.

Ejemplos de infinitivo: amar, temer, partir. Estos tres tipos de infinitivos son los que determinan los tres grandes grupos de conjugaciones. Cada una de estas formas tiene una particular forma de ser conjugada. Es decir todos los infinitivos que terminan en ar- se conjugan siguiendo las mismas reglas. Lo mismo ocurre con los infinitivos terminados en er, e ir.

Los modos verbales

Cada verbo conjugado se encuentra en un determinado modo verbal. Existen cuatro modos, los cuales son: modo indicativo, subjuntivo, condicional e imperativo.

Cada modo del verbo se conjuga de una determinada manera. Por ejemplo, la conjugación en el tiempo presente y en primera persona del verbo amar, en el modo indicativo es amo. En cambio, en el modo subjuntivo se conjuga como ame.

Los tiempos verbales

Todos los verbos al estar conjugados se expresan en un momento específico.

Por eso existen verbos en tiempo presente, en tiempo pretérito, o en tiempo futuro.

El número

El número del verbo ser refiere a la cantidad de personas que realizan la acción. Puede ser singular o plural.

La persona de los verbos

La persona en los verbos es simplemente quien realiza la acción del verbo. Existen tres clases de persona: primera, segunda y tercera, los cuales a su vez pueden estar en número singular o plural.

Verbos irregulares

Los verbos irregulares son aquellos cuya conjugación no se ajusta a los modelos de amar, temer o partir. Dichos verbos al conjugarse modifican su raíz.

Ejemplo: pedir, al estar conjugado en primera persona del tiempo presente del indicativo, se escribe como pido.

Formas no personales del verbo

Las formas no personales del verbo carecen de desinencias. Es decir, no cuentan con las variaciones de persona, de número ni de modo. Las formas no personales del verbo son los infinitivos, los gerundios, y los participios.

Ejemplos: estar (infinitivo), comiendo (gerundio), comido (participio).