La base naval de Guantánamo

Entre Cuba y Estados Unidos

La base naval de Guantánamo. Getty Images

La Base Naval y cárcel de Guantánamo, es propiedad de EEUU pero está en territorio cubano, algo insólito para dos naciones enemigas por décadas. Con una extensión de 45 millas cuadradas está ubicada en la bahía del mismo nombre en la costa sur del extremo este de la isla de Cuba y es territorio ocupado por Estados Unidos gracias a un tratado de 1903, renovado en 1934.

Conocida como Gitmo en el argot militar, es la base naval más antigua de Estados Unidos fuera de territorio, y la única en un país que no es aliado de EEUU.

Fue establecida en 1898 cuando EEUU tomó control sobre Cuba durante la Guerra Hispano-Estadounidense, que terminó ese año con el tratado de París.

En 1902, se incorpora a la Constitución cubana la Enmienda Platt, que da derecho a EEUU a intervenir en la isla cada vez que lo considerara necesario. También quedó establecido el derecho a utilizar territorios de la isla como bases navales y carboneras.

A partir del 23 de febrero de 1903 queda oficialmente arrendada la base ubicada a ambos lados de la bahía de Guantánamo.

En 1934, cuando EEUU ejercía la llamada política del buen vecino, y bajo la influencia política de Fulgencio Batista en la isla, se ratificó la disposición de alquilar el territorio para la base, de manera indefinida. Para derogarla, ambas naciones deberían estar de acuerdo en terminar el acuerdo del arrendamiento.

Desde 1959, en que Fidel Castro tomó en el poder en Cuba, comenzó a reclamar la salida de EEUU del territorio pero el tratado de arrendamiento era perpetuo.

En 1964, el gobierno de Fidel Castro en Cuba reclama el fin del tratado alegando que fue implantado bajo coacción, y le retira el suministro de agua y electricidad a la base norteamericana. Sus ocupantes tuvieron que instalar plantas de agua y energía autosuficientes. En los años 90 la base operaba como un centro de detención de inmigrantes que viajaban ilegalmente.

De 1990 a 1993 estuvieron detenidos allí haitianos contagiados con el sida. En 1993 el uso fue declarado inconstitucional ya que el acuerdo entre los gobiernos de Cuba y EEUU autorizaba a utilizar el territorio solamente como base naval o carbonera.

En 1994 alojó inmigrantes chinos prisioneros, luego a inmigrantes procedentes de Guyana y finalmente a cubanos que escapaban de la isla pero eran capturados antes de tocar tierra estadounidense, lo que les hubiese dado derecho a legalizar su estatus migratorio en el país norteamericano.

En la base se creó un campamento con numerosas tiendas de campaña para los refugiados atrapados en un limbo burocrático. Finalmente algunos cubanos patrocinados por familias estadounidenses pudieron entran a EEUU, los demás fueron repatriados a la fuerza.

Ninguno de los refugiados de los diferentes países tenía derecho a acogerse a las leyes de EEUU ya que no estaban territorio estadounidense sino en tierra perteneciente al gobierno cubano.

En los primeros meses de 2002, luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2011, la base comenzó a usarse para retener a prisioneros del Medio Oriente, quienes fueron despojados del estatus de prisioneros de guerra, el cual está protegido por convenciones internacionales.

En 2003 había en Guantánamo 680 detenidos, según fuentes gubernamentales.

En 2004 se desató un escándalo internacional cuando los detenidos se acercaron a los organismos de derechos humanos para denunciar que eran sujetos a torturas moderadas. Esto se demostró a través de documentos militares.

Muchos detenidos estaban acusados de asociación terrorista y no de haber cometido actos directamente.

Para febrero de 2013 100 de los 166 presos se encontraban en huelga de hambre. Algunos testimonios dados a conocer por medios de prensa como The New York Times, a través de la publicación de cartas desde la prisión, denunciaban que eran obligados a alimentarse por medio de sondas forzadas.

Para entonces el presidente Barack Obama trataba de convencer al Congreso de cerrar la prisión de Guantánamo, aunque sin éxito.