La alimentación del adolescente deportista

Comer sano conseguirá que su rendimiento sea mayor

La práctica de deportes tiene muchos beneficios para los adolescentes pero también requiere de cierto control. Y uno de los aspectos más importantes que los padres de los chicos y chicas que practican deportes deben vigilar es que sus hijos se alimenten adecuadamente.

Una correcta alimentación es imprescindible a cualquier edad para conservar la salud. También durante la adolescencia es fundamental que los chicos y las chicas coman de manera sana.
Pero cuando esos chicos o chicas además realizan una actividad física fuerte, sus necesidades nutricionales serán también diferentes.Cuando los adolescentes practican deportes de élite o alta competición su alimentación está controlada absolutamente por el propio equipo al que pertenezcan. Pero en el caso de prácticas deportivas más modestas como las que realizan la mayoría de los chicos o chicas, deben ser ellos mismos ayudados por sus padres los que se ocupen de que sus comidas sean las adecuadas. No solo es el peso
Muchos deportistas necesitan mantener un peso concreto. Eso ocurre en algunas disciplinas gimnásticas o en artes marciales, por ejemplo. Pero el cuidado de la alimentación, incluso cuando se practican esos deportes, va mucho más allá de la necesidad de mantener un cierto peso.Comer sano y de forma adecuada al tipo de ejercicio que se practica ayudará a los chicos y chicas a mejorar su nivel deportivo porque aumenta su resistencia física, les permitirá obtener mayor concetración mental y un estado de ánimo más adecuado para la competición.
Diferencias con los deportistas adultos
Existe una diferencia fundamental en la nutrición de deportistas adolescentes y niños con la alimentación de deportistas adultos. En los primeros la comida debe cubrir también las necesidades de crecimiento, algo que en los adultos no ocurre.Por eso no se debe olvidar una recomentación alimentaria general para los niños y adolescentes, estos necesitan más proteínas que los adultos.
Mientras la dosis recomendada para los que ya han superado la época de crecimiento y desarrollo es de 0.8 a 1 gramo de proteínas por kilo de peso al día, en los menores de diez años esa recomendación subre hasta los 1,2 gramos por kilo de peso al día y al gramo por kilo de peso al día para los chicos y chicas de entre 11 y 14 años. Cinco comidas al día
Una recomendación general para los deportistas es que realicen cinco comidas cada día: desayuno, tentempie a media mañana, almuerzo, merienda y cena.Es igualmente importante que chicas y chicos deportistas, como lo es para todos los adolescentes, coman muy variado para que así sus organismos reciban todas las vitaminas y minerales que necesitan. De esa manera se hará innecesario el aporte de suplementos vitáminicos o de otro tipo. Qué alimentos contienen minerales
  • Calcio. Es imprescidible para los huesos y muy importante para los músculos, incluido el corazón. Se encuentra en la leche y los productos lácteos, los huevos, el pescado, las semillas y las nueces.
  • Fluor. Es importante para la formación de los huesos y la salud de los dientes. Se encuentra en el pescado, el hígado, los huevos, los cereales y las nueces.
  • Fósforo. Muy importante para el buen funcionamiento del metabolismo. Se encuentra en la soja, la nata, los quesos, el pescado, la carne, los cereales y las verduras.
  • Hierro. Fundamental para la sangre y el crecimiento. Se encuentra en la carne roja, hígado, carne de aves, hortalizas, huevos y queso.
  • Magnesio. Imprescidible para el buen funcionamiento de músculos y nervios. Se encuentra en la soja, los lacteos, huevos, pescado, cereales, levadura y frutos secos.
  • Potasio. Fundamental para el funcionamiento de los riñones y el corazón. Se encuentra en la soja, los albaricoques, las bananas, los lacteos, las setas, el pescado, carne roja, carne de aves, cereales, verduras y frutos secos.
  • Sodio. Es importante para la regulación del agua en el cuerpo. Se encuentra en la sal, queso, pescado, carne y verduras.
  • Yodo. Fundamental para el funcionamiento de la glándula tiroides. Se encuentra en el pescado de mar, la sal marina, los huevos y los berros.
Foto © Andre Karwath