La alimentación del adolescente deportista

Comer sano conseguirá que su rendimiento sea mayor

La práctica de deportes tiene muchos beneficios para los adolescentes pero también requiere de cierto control. Y uno de los aspectos más importantes que los padres de los chicos y chicas que practican deportes deben vigilar es que sus hijos se alimenten adecuadamente.

  • Calcio. Es imprescidible para los huesos y muy importante para los músculos, incluido el corazón. Se encuentra en la leche y los productos lácteos, los huevos, el pescado, las semillas y las nueces.
  • Fluor. Es importante para la formación de los huesos y la salud de los dientes. Se encuentra en el pescado, el hígado, los huevos, los cereales y las nueces.
  • Fósforo. Muy importante para el buen funcionamiento del metabolismo. Se encuentra en la soja, la nata, los quesos, el pescado, la carne, los cereales y las verduras.
  • Hierro. Fundamental para la sangre y el crecimiento. Se encuentra en la carne roja, hígado, carne de aves, hortalizas, huevos y queso.
  • Magnesio. Imprescidible para el buen funcionamiento de músculos y nervios. Se encuentra en la soja, los lacteos, huevos, pescado, cereales, levadura y frutos secos.
  • Potasio. Fundamental para el funcionamiento de los riñones y el corazón. Se encuentra en la soja, los albaricoques, las bananas, los lacteos, las setas, el pescado, carne roja, carne de aves, cereales, verduras y frutos secos.
  • Sodio. Es importante para la regulación del agua en el cuerpo. Se encuentra en la sal, queso, pescado, carne y verduras.
  • Yodo. Fundamental para el funcionamiento de la glándula tiroides. Se encuentra en el pescado de mar, la sal marina, los huevos y los berros.

Foto © Andre Karwath