Juegos para niños de 3 años

Jugar y aprender

Los niños aprenden jugando y estos 10 entretenidos juegos para niños de 3 años te ayudarán a desarrollar distintas habilidades de los pequeños y entretenerlos por horas.

01
de 10

Monito mayor

Niño de 3 años caminando
Getty Images
¿Haz visto cómo tu hija te copia en todo lo que haces? Ella quiere limpiar si tu limpias, usar tu ropa y poco a poco ha ido adquiriendo tus expresiones. Y la verdad es que los pequeños aprenden de quienes los rodean, especialmente de sus padres.
En este juego un “monito” debe copiar todo lo que el otro monito hace. Cuando tu hija es el monito mayor, repite los movimientos que ella hace y dí lo mismo que ella dice; si ella salta deberás saltar, y si ella corre, corre tú también. Cuando tú seas el monito mayor, invítala a seguirte y copiarte en todo.
Este juego se puede transformar en un juego familiar y pueden haber muchos monitos siguiendo al monito mayor.
02
de 10

Puzzles

Niño jugando con puzle
Getty Images
Esta es la edad perfecta para partir haciendo puzzles, los que ayudarán a desarrollar la habilidad de solucionar problemas, aprender sobre formas, objetos y ejercitar su memoria. Puedes comprar puzzles para niños de 3 años en jugueterías, pero también puedes tomar una foto u hoja de revista (te recomiendo pegarlas en un cartón o hoja gruesa) y cortarla en 4, 6 u 8 piezas. Aumenta el número de cortes a medida que los pequeños crecen.
Si usas una foto con su cara, a ellos les va a encantar armar este puzzle y será relativamente fácil para ellos quienes a esta edad ya saben donde van las distintas partes de la cara.
03
de 10

Clasifica y ordena

A los niños de 3 años les encanta clasificar cosas, y a esta edad pueden ayudar a ordenar los pares de calcetines, poner la vajilla en su lugar (cucharas con cucharas y tenedores con tenedores), encontrar los pares de zapatos y ordenar cosas por color. Una entretenida actividad de otoño es salir a recolectar hojas de colores. Lleva 3 bolsitas, una para hojas amarillas, otra para hojas verdes, y la última para hojas rojas.
04
de 10

La escondida

Este clásico juego es uno de los favoritos de los pequeños de 3 años que están recién disfrutando de su independencia (ya caminan bien solos y toman sus decisiones). Recuerda que los niños pequeños no tienen mucha paciencia por lo que si te están buscando y no te encuentran, deberás hacer un pequeño ruido para ayudarlos.
05
de 10

Cajas con sorpresas

Toma pequeñas cajas (3 cajas de zapatos por ejemplo) y dentro de ellas pon objetos familiares a tus hijos cómo su pacificador (chupete), su osito favorito o los lentes de mamá. Abre la caja sólo lo suficiente para que tu hijo pueda poner su mano, sin ver el contenido de la caja. Déjalo que toque el objeto y pregúntale ¿qué es?.

06
de 10

Desafiando el olfato

Cubre los ojos de tu hija con un pañuelo y pon objetos o alimentos con aromas fuertes y fáciles de reconocer como galletitas de chocolate, ajo, cebolla y flores. Deja que ella huela el objeto y pregúntale ¿qué es?. Con este juego estarás desarrollando su sentido del olfato y reforzando el nombre de los objetos que pongas frente a ella.

Esta es una actividad artística. Haz una mezcla de harina, agua y colorantes de comida (paso a paso AQUI) e invita a tu hija a hacer su propia obra de arte en un papel grueso. Es importante que los niños de esta edad desarrollen el sentido del tacto y esto lo pueden hacer jugando con distintas texturas, como la de esta pintura.

Otras manualidades que puedes hacer con niños de 3 años:

Sigue leyendo »
08
de 10

Vasos locos

Toma un objeto pequeño (tiene que ser lo suficiente pequeño para caber dentro del vaso) y 3 vasos. Tapa el objeto con uno de los vasos y muévelos lentamente. Los pequeños deben estar atentos y seguir el vaso con el juguete sin perderlo de vista. Una vez que hayas terminado de mover los vasos pregúntale a tu hijo ¿dónde está el objeto?.
Esta actividad ayuda a desarrollar la memoria visual de los niños.
09
de 10

La hora del baño

Pon agua en un balde y llénalo de jabón o burbujas. Luego toma una muñeca de plástico (o algún animal o juguete de plástico) y deja que tu hijo la bañe con champú, una esponja o cualquier elemento que uses para bañarlo a él. Con este juego puedes reforzar las partes del cuerpo invitándolo a “limpiar las manos”, “limpiar los brazos”, y “limpiar los ojos”; también puedes enseñarle la temperatura tocando agua helada, caliente o tibia. Esta actividad también refuerza la motricidad fina y la imaginación.

10
de 10

Disfraces

Orejas de Conejo para Imprimir
Ana Cabreira

Los pequeños harán volar su imaginación jugando a ser distintas cosas. Puedes comprar disfraces para ellos pero esto no es necesario ya que con lentes, bufandas y gorros viejos ellos pueden pretender ser cualquier cosa. También puedes ir a la tienda de ropa usada y encontrar vestidos de colores y accesorios muy entretenidos y económicos. Deja que ellos elijan sus disfraces (¡aunque mezclen orejas de conejo y piernas de mono!) e inventen sus propias historias.
Con esta actividad los pequeños estarán trabajando su imaginación, sus habilidades sociales y su creatividad.