Judith Butler y la disputa del género normativo

La filósofa Judith Butler
La filósofa Judith Butler. Commons Wikimedia

Cuenta Judith Butler (24 de febrero de 1956, Cleveland, Ohio, EE.UU) en el documental 'Philosophe en tout genre" (Canal Arte) que de niña no fue una buena estudiante, ya que tenía un problema de disciplina: "No aceptaba la autoridad y no me veía como una niña inteligente sino como una estratega". Actualmente, es una de las pensadoras más importantes del mundo y su trabajo como filósofa abarca desde el estudio de las identidades y los géneros hasta los derechos humanos.

Reflexiona acerca de lo que denomina alcanzar "vidas vivibles", vivir con libertad, sin ataduras, sin precariedad, sin violencia,... Una existencia por la que se debe luchar colectivamente, también desde el feminismo, "un movimiento para las mujeres, para los hombres y para los que desbordan el género normativo". (Entrevista en El Periódico de Cataluña).

Texto fundador de la 'teoría queer'

Butler ocupa la cátedra Maxine Elliot de Retórica, Literatura comparada y Estudios de la mujer en la Universidad de California, Berkeley, y hace más de 25 años, con la publicación de 'El género en disputa. El feminismo y la subversión de la identidad', irrumpió en la teoría feminista para cuestionar la dialéctica del género (masculino-femenino) convirtiéndose en uno de los textos fundadores de la teoría queer. "En 1989", explica en el prefacio de la edición de 1999, "mi atención se centraba en criticar un supuesto heterosexual dominante en la teoría literaria feminista. Mi intención era rebatir los planteamientos que presuponían los límites y la corrección del género, y que limitaban su significado a las concepciones generalmente aceptadas de masculinidad y feminidad. Consideraba y sigo considerando que toda teoría feminista que limite el significado del género en las presuposiciones de su propia práctica dicta normas de género excluyentes en el seno del feminismo, que con frecuencia tienen consecuencias homofóbicas".

Otra de sus principales aportaciones es su teoría performativa sobre el sexo y la sexualidad. Para ella, no sólo los géneros son construcciones sociales, sino que los sexos también lo son y están en permanente cambio o construcción.

La herencia de Simone de Beauvoir

Judith Butler creció en el seno de una familia judía de origen húngaro y ruso, implicada en la política y los debates.

Como cuenta en el documental mencionado, desde niña se sintió incómoda con la etiqueta de mujer, pero también con la de hombre, la de lesbiana u homosexual y siempre ha ido "viajando de una a otra". Fue educada en colegios religiosos y a los 15 años rompió las expectativas familiares al contarles que tenía novia.

Estudió Filosofía en la Universidad de Yale y varios autores marcaron su pensamiento: Hegel, Freud, Lacan, Foucault, y la lectura de  'El segundo sexo' de Simone de Beauvoir, que marcó su interés por el feminismo y la cuestión del género y el sexo. Posteriormente otras autoras como Luce Irigaray, Monique Wittig o Julia Kristeva influirían en su obra, que forma parte del debate actual feminista.

Junto a 'El género en disputa', Butler es autora de 'Cuerpos que importan' (2008), 'Deshacer el género' (2012), 'Violencia de estado, guerra, resistencia' (2010) o 'Vida precaria. El poder del duelo y la violencia', que elabora tras los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. Su obra se engloba dentro del postestructuralismo, corriente crítica con el colonialismo, la misoginia, el androcentrismo, el racismo y la homofobia de la civilización occidental.

Ha conseguido diversos reconocimientos como el título de doctora Honoris Causa en Letras por la Universidad McGill de Canadá y alterna sus clases y sus publicaciones con intervenciones en congresos y debates a lo largo del mundo.