Joan Miró | Resumen de biografía y obras

Resumen de la vida y obras más importantes de Joan Miró

Joan Miro
"Retrato de Joan Miró" (1935), Carl Van Vechten. Librería del Congreso, Washington D.C. (Estados Unidos)

Joan Miró es considerado una figura de influencia decisiva en el Surrealismo, principalmente, por su interpretación personal y única, de este estilo.  Esa influencia se extendió a muchos de los artistas posteriores. Es un nombre indispensable en el arte del siglo XX, tanto en pintura como en escultura o como ceramista.

Joan Miró: Quién fue

  • Nombre completo: Joan Miró i Ferrà.
  • Dónde y cuándo nació: El 20 de abril de 1893 en Barcelona (España).
  • Dónde y cuándo murió: El 25 de diciembre de 1983 en Palma de Mallorca (España).
  • Nacionalidad: Español.
  • Movimiento, grupo o escuela a la que perteneció: Surrealismo.
  • Disciplinas que practicó: Pintura, escultura, grabado y cerámica.

Biografía de Miró

Miró estudió primero en la Escuela de la Bellas Artes de la Lonja en 1907. Aquí tuvo como maestro a Modesto Urgell. En 1912 pasó a estudiar a la Escuela de Arte Francesc Galí que, con su atípica forma de enseñar pintura, influyó definitivamente en él. A continuación siguió sus estudios en el Círculo de San Lucas.

En 1918 las Galerías Dalmau organizan su primera exposición individual en la que destaca el estilo cubista y fauvista y en 1919 se sumó al Agrupación Coubert a cuyos participantes, vanguardistas cuando el estilo estaba en plena efervescencia, conoció previamente en Barcelona.

En ese mismo año realiza su primer viaje a París y a partir de ese momento es cuando se aprecia su giro a una pintura ideográfica.

“La masía" (1922-1923) es la obra que marca un antes y un después en su carrera y en la que vemos ese cambio de estilo.

En París se incorpora al grupo de los surrealistas, entre los que se incluye André Mason y el "Grupo de la rue Blomet”. Previamente, en 1920, organizó su primera exposición en París que fue muy bien recibida.

Con ellos expone y participa en algunos encuentros.

Inmerso en el mundo de los surrealistas -aunque nunca fundido del todo en él-, pinta un universo onírico, entre lo real y lo imaginario que es absolutamente propio. Fiel a los principios surrealistas de liberación de la  creatividad de la mente inconsciente controlada por la razón y la lógica, Miró, sin embargo, permanece un poco apartado. La variedad, genialidad e independencia de su trabajo le hacen único. 

En esta época destacan obras como “La tierra arada” (1923) o “Carnaval de Arlequín” (1925). La mayor parte de su obra es una mezcla de juego y alegría, pero también supo captar la sombra y el salvajismo de la guerra.

Miró salió de España al comienzo de la Guerra Civil y se instaló en París. Durante esos años diseñó carteles para el ejército republicano y participó, en el Pabellón de la República Española en la Exposición Universal de París en 1937. La influencia, oscura y dramática de la guerra, se deja sentir en su obra durante este periodo.

Volvió a España cuando París fue ocupado por las tropas de Hitler, en 1940, y, después de vivir en varios lugares, finalmente se instaló en Palma de Mallorca. A partir de su vuelta a España se convierte en referente de los artistas más jóvenes y comenzó a ser internacionalmente conocido y reconocido.

 En ese momento Miró comenzó a ampliar su obra a otros campos como la cerámica o la escultura.

En 1947 hizo su primer viaje a Estados Unidos donde dejó importantes trabajos: el gran mural en el Hotel Hilton,en Cincinnati y, siguiendo esa misma línea, el mural en la Universidad de Harvard, en 1950. Quería hacer una obra que comunicara con el gran público. En 1958 creó, para el edificio de la Unesco, en París, otras dos grandes obras en cerámica: el mural del Sol y el de la Luna.

La primera retrospectiva de Miró en España no se organizó hasta 1968, en Barcelona. En su afán de acercar su obra al público también hizo trabajos como impresor y grabador. Desde finales de los 60 y principios de los 70 se dedica casi en exclusiva a la escultura.

Obras famosas de Miró

  • "La masía" (1922)
  • "El Carnavel de Arlequín" (1924-1925)
  • "Signos y constelaciones enamorados de una mujer" (1939-1941)