Introducción a la Semana Santa

Wikipedia

Pocas celebraciones religiosas son tan importantes en Latinoamérica como las festividades que se organizan alrededor de la Semana Santa. Desde la Patagonia a Caracas, los cristianos del continente movilizan ciudades, pueblos y comunidades para conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Aún cuando la cuaresma, el periodo de 40 días donde los cristianos se preparan para la Pascua recordando el tiempo que Jesucristo estuvo orando y ayunando en el desierto, no es oficialmente parte de la Semana Santa, el día está vinculado directamente con el inicio de las celebraciones.

Antiguamente la Pascua se celebraba según el calendario judío y no según el romano pero a medida que la comunidad cristiana fue gradualmente adoptando el calendario romano, se decidió que era necesario celebrar la Pascua no cualquier día sino específicamente un domingo para así conmemorar la fecha de la semana donde Cristo se alzó entre los muertos. En el año 325 finalmente se tomó la decisión de celebrar la Pascua el primer domingo que sigue a la primera luna llena de la primavera. En la practica entonces esto significó que la Pascua podía caer en cualquier momento entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

De lunes a miércoles se sigue celebrando la Semana Santa, aunque es recién el jueves que la fecha adquiere el nombre de Jueves Santo. Esta fecha conmemora el recuerdo de la ultima cena donde Jesucristo introdujo la sagrada comunión. El día después, el Viernes Santo marca la crucifixión y el entierro de Jesucristo. En los países anglófonos es común que este día se conozca como Buen Viernes en alusión a todo lo bueno que hizo Cristo. El domingo de Pascua es el día más importante de la Semana Santa y conmemora la celebración la fe en la resurrección de Jesucristo al tercer día de su crucifixión y simboliza la victoria sobre la muerte y la eterna vida para los creyentes.

En un enfoque más lúdico, es común que las celebraciones de la Pascua estén ilustradas por huevos decorados de colores. La respuesta más general es que el huevo tiene un significado casi universal como fuente de vida y es en ese sentido que se entiende su uso. No se sabe cuando comenzó la tradición de pintar los huevos pero se dice que los egipcios ya coloreaban huevos cuando llegaba la primavera. En todo caso en algún momento los cristianos comenzaron a pintarlos, a hacerlos bendecir y a regalarlos durante la Pascua.