Interpretación consecutiva

5 consejos para la toma de notas

Un intérprete tomando notas
Foto: @ http://www.calliope-interpreters.org

Como lo vimos en un artículo pasado, la interpretación consecutiva y la interpretación simultánea son dos categorías de traducción que implican habilidades y retos diferentes. La principal diferencia es que en la primera, el intérprete espera a que el orador haya terminado de hablar para traducir lo que se ha dicho, mientras que en la segunda la traducción se realiza de manera simultánea.

En interpretación consecutiva existe un elemento adicional que no entra en juego en interpretación simultánea: la toma de notas.

Los intérpretes consecutivos deben tener la capacidad de escuchar y recordar discursos de hasta 5 minutos o más, de manera que deben apoyarse en un sistema de toma de apuntes para poder traducir la información al idioma de destino en su totalidad y con precisión.

Con base en información proporcionada por Dick Fleming, antiguo intérprete de la Comisión Europea y experto en formación de intérpretes de conferencias, a continuación encontrarás 5 consejos para la toma de notas en interpretación consecutiva.

1. Lo importante está en tu cabeza y no en tu cuaderno

Tomar notas puede ser de gran utilidad para un intérprete, pero al mismo tiempo puede representar un obstáculo o distracción si no se hace adecuadamente. En ocasiones el intérprete puede estar tan concentrado en el ejercicio de la toma de apuntes que puede dejar de escuchar al orador, lo cual constituye un grave error en este oficio.

Hay tres puntos clave que hay que tener en cuenta en interpretación consecutiva: escuchar, entender y analizar.

De manera que antes de comenzar a tomar notas desenfrenadamente tratando de capturar cada una de las palabras del orador, el intérprete debe escuchar con atención, entender lo que se ha dicho y analizarlo para luego poder traducirlo.

2. No escribas nada antes de haber escuchado, entendido y analizado lo que el orador acaba de decir

Si el intérprete escribe en su cuaderno de notas algo que no haya entendido del todo, es muy probable que sus notas sean igual de incompresibles al momento de tratar de comunicarlas en el idioma de destino.

Además, el hecho de tratar de escribir todo a gran velocidad no es ni viable ni recomendable, ya que se corre el riesgo de distraerse y descuidar el discurso del orador.

Asimismo, si el intérprete comienza a tomar notas demasiado temprano, lo más probable es que escriba cosas que no ha entendido ni analizado en su totalidad. Esto tendrá como consecuencia una interpretación errónea del mensaje ya que es muy probable que ni siquiera logre descifrar sus propias notas.

3. Anota las ideas principales y las conexiones entre ellas

Algo fundamental que hay que tener en cuenta es que la toma de notas no puede ni debe ser un intento de registrar absolutamente todo lo que se ha dicho. Los apuntes deben reflejar las ideas dichas y los elementos que las conectan. En otras palabras, lo que se debe anotar es la estructura de los argumentos del orador y no las palabras exactas que este haya dicho.

De esta manera las notas constituyen un registro del proceso de análisis que el intérprete lleva a cabo en su cabeza, el cual será de gran utilidad para ejercitar la memoria a la hora de reformular el discurso en el idioma de destino.

4. La toma de notas no es un fin en sí mismo

Es importante recordar que tomar notas no es el objetivo final de la interpretación consecutiva.

Se trata de un medio que le permite al intérprete alcanzar un fin: la comunicación de un mensaje de forma clara y concisa en otro idioma.

En otras palabras, a nadie realmente le va a importar lo que el intérprete escriba en su cuaderno. Lo único que importa es la calidad de la interpretación de las palabras del orador. Todo lo que quede registrado en el cuaderno de notas sirve estrictamente para que el intérprete logre recordar lo que se ha dicho y para nada más.

5. La manera de tomar notas es algo totalmente personal y relativo

El sistema de toma de notas, incluyendo el método, los símbolos y las abreviaciones utilizadas, es algo que varía de un intérprete al otro. Depende completamente de la persona y siempre se debe hacer de acuerdo a lo que mejor funcione para ella.

En un futuro artículo les daré algunas pistas concretas sobre los símbolos y convenciones más utilizadas por intérpretes profesionales.