Internet puede ser malo para tu hijo

Riesgos de internet
Pasar demasiado tiempo con la computadora o el celular puede ser negativo. Oecher

Una preocupación frecuente entre los padres de los adolescentes es el tiempo que estos pasan navegando en la web. Algunos incluso temen que sus hijos sufran una adicción. Padres y madres se quejan de que sus hijos dedican la mayor parte de su tiempo a estar frente a la computadora o con el celular, chateando con sus amigos, enviando textos y fotos... Estos padres y madres no saben si eso que hacen sus hijos puede ser malo para ellos, si el tiempo que pasan ante la ´compu´ es excesivo o es normal.

Para empezar hay que saber que la llamada “adicción a internet” no es una enfermedad como tal. “Adicción a internet” o como se conoce en inglés “Intenet addiction disorder” no es el nombre de una enfermedad que se estudie en las escuelas de Medicina, así es como se llama popularmente a un uso excesivo de la computadora que puede causar problemas. Pero no todos los expertos están de acuerdo en llamarlo enfermedad. En lo que sí están de acuerdo la mayoría de los expertos es que pasar demasiadas horas con la computadora o el celular no es sano para los adolescentes.

¿Qué es el uso excesivo?
No hay un número de horas o una forma de utilización legal de internet que pueda catalogarse tajantemente como perniciosa. Pero sí existen algunas pautas que pueden indicarnos que la persona que las sigue podría acabar teniendo problemas.

Y es también un hecho que entre la población de mayor riesgo para sufrir estos problemas están los adolescentes.

Por eso es bueno que los padres vigilen la utilización de la computadora que hacen sus hijos.

 

Síntomas de alerta
Existen una serie de síntomas que los padres pueden detectar en el uso de internet que hacen sus hijos y que pueden ser indicadores de la existencia de problemas:

  • Si la chica o el chico reduce el número de horas de sueño para estar conectado más tiempo a internet.
  • Si deja de ver a sus amigos
  • Si inventa excusas para no ir a la escuela y estar ante la computadora en casa
  • Si abandona la práctica de deportes, actividades físicas o hobbies que antes ocupaban parte de su tiempo
  • Si muestra excesiva irritación o ansiedad cuando es interrumpido mientras está ante la computadora
  • Si deja de participar en las actividades familiares y pasa todo el tiempo en su habitación ante la computadora

 

Qué hacer si le ocurre a mi hijo
Si los padres de un adolescente observan que uno o varios de estos comportamientos son habituales en sus hijos, eso puede ser una señal de que el chico o la chica tienen problemas. Para resolverlo lo mejor es acudir a un experto. Si los padres no conocen a ningún terapeuta que se ocupe de estas cuestiones pueden hablar con el médico de su hijo porque seguro que él sabrá cómo orientarlos.

 

Quiénes tienen más riesgo
Los adolescentes son los que están en mayor riesgo de adquirir un comportamiento patológico en su uso de la red. La razón es que en esta etapa los chicos y chicas no tienen aún la madurez suficiente para saber qué les puede perjudicar y hasta dónde. Pero no todos los adolescentes tienen el mismo riesgo, hay algunas características que los pueden hacer aún más vulnerables:

  • Chicos o chicas que tienen problemas familiares. Algunos de estos jóvenes pueden llegar a pasar un exceso de horas ante la computadora para evadirse de los problemas de su entorno.
  • Adolescentes con problemas psicológicos. Algunos expertos han visto que en chicos o chicas con Trastorno de Déficit de Atención (TDHA) o depresión el riesgo de una dependencia excesiva de internet también es mayor.
  • Adolescentes con fobia social. Algunos chicos o chicas que tienen dificultades para encontrar amigos también pueden agarrarse a internet como su única ventana a la sociedad.

Internet no es el malo de la película
Internet no es ni malo ni bueno, solo es una herramienta de comunicación. Su buen uso es utilísimo como se demuestra cada día y los adolescentes se benefician de ello tanto para comunicarse como para aprender.

Lo que es pernicioso es cierto uso que puede hacerse de él. Solo cuando interfiere en la vida normal entorpeciéndola, es cuando hay que atajar el problema y buscar soluciones.