Iniciar Windows 8.1 en modo seguro aunque no arranque

01
de 02

Entra en el modo seguro de Windows 8.1

Opciones-Recuperacion-Windows-8-1

El modo seguro de Windows 8.1 sirve para resolver fallos o problemas que tengas con él. Se le conoce también como modo a prueba de fallos. Hace que se inicie con lo mínimo necesario. Eso ayuda a prevenir que falle el arranque por problemas de hardware o software. Así podrás entrar en Windows y resolverlos. Hay dos casos:

CASO 1: Si Windows 8.1 funciona...

  1. Lleva el puntero a la esquina superior derecha del Escritorio y pulsa Configuración en la barra lateral que sale a la derecha.

    NOTA:
    Otro modo de mostrar esa barra es usar el shortcut de Windows 8.1 Tecla Windows + c.
  2. Aparece una nueva barra, de fondo azul. Pincha abajo del todo de ella en el enlace Cambiar configuración de PC (como en la primera imagen de arriba -parte inferior-).
  3. Entras en la ventana de opciones de configuración. Selecciona en la lista de la izquierda la categoría Actualizar y recuperar.
  4. Luego pincha también a la izquierda en Recuperación. Dentro de esa categoría busca a la derecha el apartado Inicio avanzado. Pulsa el botón Reiniciar ahora que está debajo.
  5. Entras en a la ventana de opciones de recuperación de Windows 8.1. Es de color azul claro. Sigue este enlace para continuar.

CASO 2: Si el PC NO arranca...

Y no puedes entrar en Windows. Necesitas UNA de estas tres cosas de Windows 8.1:

  • O su CD de instalación.
  • O un ISO de Windows 8.1. Pincha para ver cómo grabar un ISO en USB o CD.
  • O un USB de arranque suyo. Créalo como explico aquí en cualquier PC con tu mismo Windows 8.1 aunque no sea el tuyo.

De un modo u otro acabarás teniendo un CD o USB del 8.1 con que iniciar el equipo. Luego haz esto:

  1. Configura el PC para arrancarlo desde el CD o USB.
  2. Tras iniciar el PC pasa una de estas dos cosas:
     
    • Al arrancar desde el CD. Saldrá el mensaje Presione cualquier tecla para iniciar desde el CD o DVD. Hazlo deprisa. Si no te da tiempo reinicia el PC e inténtalo de nuevo.
    • Si has arrancado con un USB de Windows 8.1. Puede salirte o no un mensaje que te pida pulsar una tecla (quizá el mensaje esté en inglés). Pulsa una tecla si te sale. O en caso contrario espera sin tocar nada a que aparezca la ventana sobre opciones de idioma y formato (como la de la primera imagen de arriba -parte superior-).
  3. En ambas opciones elige el español en las tres listas desplegables de la ventana de idioma (lo normal es que ya esté seleccionado). Pulsa Siguiente.
  4. En la nueva ventana haz clic abajo a la izquierda en Reparar el equipo. Salta a la Ficha 2.

02
de 02

Elige el tipo de modo seguro del 8.1

Modo-Seguro-Windows-8-1

Si has seguido los pasos de la Ficha 1 tendrás delante la pantalla de opciones de recuperación de Windows 8.1. Haz esto para entrar en su modo seguro:

  1. Pincha en Solucionar problemas.
  2. Se abre otra ventana similar a la anterior. Haz clic en ella en Opciones avanzadas.
  3. Elige entra ellas Configuración de inicio.

    IMPORTANTE:
    Si no te aparece esa opción haz clic en este enlace. Sigue leyendo en caso de que sí aparezca.
  4. Quita el CD o USB de Windows si los has utilizado. Después haz clic en Reiniciar.
  5. El PC arranca de nuevo. Espera a que salga una lista con las distintas opciones de inicio (ve la imagen). Lee la explicación de LAS TRES que interesan en este caso antes de elegir una de ellas:
    • Habilitar modo seguro
      Carga lo mínimo necesario para que Windows se inicie. Para activarla pulsa el número 4 o la tecla de función F4.
    • Habilitar modo seguro con funciones de red
      Casi igual que el anterior pero permite conectarse a Internet u otra red. Elige esta opción cuando necesites hacerlo para solucionar el problema que tenga tu PC. Por ejemplo para descargar drivers o un antivirus. Se activa pulsando 5 o F5.
    • Habilitar modo seguro con símbolo del sistema
      Es una opción muy potente si conoces los comandos de la consola de MS-Dos a la que accedes con él. Se elige con el número 6 o F6. Algunas de las cosas que puedes hacer en ella son reparar archivos de Windows dañados o intentar reparar un disco duro o un USB.
  6. Selecciona el modo que prefieras pulsando el número o la tecla de función que corresponda. El PC se reinicia otra vez. Indica tu cuenta de Windows y contraseña si hace falta. Entrarás por fin en el modo a prueba de fallos.

Ya en él haz lo que haga falta para reparar el fallo que te ha llevado a usarlo. Si no lo tienes claro pincha en este enlace sobre reparar Windows 8.1. Incluye información de distintas herramientas de reparación. También te servirá este artículo sobre cómo prevenir fallos del 8.1. Windows volverá solo al modo de arranque normal cuando reinicies una vez más el PC. No tienes que hacer nada especial en condiciones normales.