Infusiones recomendadas en el embarazo

¿Qué infusiones o tés puedo tomar si estoy embarazada?

Infusiones en el embarazo
Infusiones aconsejadas en el embarazo. Andersen Ross/Getty Images

El embarazo no es una enfermedad y, por tanto, las mujeres que se encuentren en ese estado pueden hacer una vida normal. Ahora bien, a pesar de esto, es necesario tomar una serie de precauciones, sobre todo cuando surge alguna dolencia o molestia, ya que muchos fármacos pueden resultar agresivos para el futuro hijo.

Respecto a las infusiones y tés, existen algunas plantas medicinales que por sus efectos sobre el útero, de forma principal, pueden provocar abortos, y otras, que sin tener esos efectos, no están aconsejadas por otros motivos, sobre todo si se toman dosis altas.

Infusiones recomendadas en el embarazo

Existen una serie de plantas medicinales que pueden servir de mucha ayuda en ese periodo. Veamos algunas.

Manzanilla o camomila, la infusión estrella para las embarazadas

Esta es una de las más indicadas para tomar durante la gestación, ya que no suele provocar efectos adversos y sus propiedades están muy indicadas para las molestias que puede generar, en algunas ocasiones, el embarazo.

La infusión de manzanilla ayuda a eliminar las náuseas y vómitos, así como el resto de molestias digestivas e intestinales. También realiza una función sedante suave, para poder gozar de una actitud tranquila durante el día y ayudar a conciliar el sueño durante la noche.

Para realizar la infusión debes tomar como dosis una cucharadita de flores secas de manzanilla por vaso de agua. Antes de que hierva el agua, echas la planta, apagas el fuego, tapas y dejas que repose unos minutos.

Puedes tomar unas tres tazas al día.  

Infusión o té de jengibre para las náuseas o vómitos

Algunas embarazadas pasan un auténtico calvario con náuseas y vómitos a diario, en esos casos el jengibre puede ayudar mucho. Este rizoma se puede preparar en tisana de hierbas, solo o acompañado de alguna otra planta, por ejemplo con la manzanilla anterior.

A pesar de que existen algunas controversias sobre su seguridad en el embarazo, y que no se recomienda durante ese periodo, existen estudios con mujeres gestantes revelan que el jengibre puede ser seguro para la mujer y el feto.

En cualquier caso, no es conveniente abusar, con una taza de decocción de jengibre a la mañana, para evitar las náuseas, podría ser suficiente.

Para realizar la tisana de jengibre, utiliza ½ cucharadita de polvo de raíz por vaso de agua, como máximo.  

Plantas prohibidas o no aconsejadas durante el embarazo

Si estás embarazada o crees que pudieras estarlo, es conveniente que antes te informes de algunas plantas que podrían provocar un aborto u otras que no están recomendadas por diferentes motivos.

Plantas abortivas y tóxicas:

  • Sabina (Juniperus sabina)
  • Corona de reina (Saxifraga cataláunica)
  • Corona de rey (Saxifaga longifolia)
  • Sabina (Juniperus sabina)
  • Tizón de maíz (Ustilago zeae)
  • Díctamo blanco (Dictamnus albus)

Existen otras plantas que no se consideran abortivas en sentido estricto, pero su uso inadecuado o excesivo sí puede provocar un aborto. Algunas de ellas son emenagogas, es decir pueden resultar muy positivas para provocar y regular la menstruación a mujeres que no estén embarazadas.

Algunas de las más importantes son las siguientes:

  • La ruda (Ruta graveolens). Es una de las plantas más famosas para provocar abortos caseros desde hace muchos años, a pesar de que no se recomienda utilizar para ese fin. No se considera, en cambio, una planta abortiva en sentido estricto. A pesar de ello, está prohibida en caso de embarazo, porque, a pesar de ello, sí podría provocar el aborto, porque tiene un gran efecto sobre el útero. Entre sus propiedades destacan sus propiedades emenagogas, antihemorroidales y antivaricosas.
  • Artemisa (Artemisia vulgaris). Planta emenagoga, aperitiva y antimicrobiana, pero no aconsejada en el embarazo porque podría provocar un aborto.
  • Hierba de Santa María (Tanacetum balsamita). Planta vermífuga, colerética y emenagoga. Prohibida en caso de embarazo por posibles efectos abortivos.
  • Azafrán (Crocus sativus). Esta planta que proviene del estigma de una flor, y es utilizado como colorante, también se puede consumir en forma de infusión. Tiene propiedades carminativas, aperitivas e hipolipemiante. Pero prohibida en caso de embarazo, ya que podría resultar abortiva.

 

Aprende las plantas negativas

En conclusión es importante que prestes atención a las plantas anteriores y evites su consumo durante la gestación. Y siempre, ante cualquier duda, consulta a tu médico.