Homero, la Ilíada y la Odisea: resumen completo

La base de la literatura occidental

Homero, La Ilíada y La Odisea
El rapto de Helena, de Gavin Hamilton. Dominio Público

Escritas hace cerca de 3.000 años, la Ilíada y la Odisea se convirtieron en la base literaria de la Grecia Clásica e influyeron decisivamente en toda la cultura occidental, hasta nuestros días. Homero (en inglés), a quien se atribuye su autoría, es el poeta más célebre de todos los tiempos. Por ello resulta conveniente realizar un resumen que nos brinde una visión general de estas obras y de su contexto histórico.

Homero, el aedo supremo

Aunque se discute si realmente existió o fue sencillamente un personaje inventado por la tradición popular, el nacimiento de Homero se ubica entre los siglos IX y VIII A.C., en Quíos (aunque al menos otras 9 ciudades se atribuyen su cuna).

Se dice que era un aedo, es decir, un poeta que recitaba sus propias obras en público, con ayuda de un phorminx (una especie de lira); que era ciego (de hecho, se afirma que su nombre proviene de las palabras griegas antiguas ho me horón, “el que no ve”), y que murió en la isla de Íos.

Además de las dudas sobre su propia existencia, la polémica sobre distintos aspectos de sus poemas ha sido constante a lo largo de estos siglos. Así, se discute si realmente fue el autor de la Ilíada y la Odisea, o si estos corresponden más a una tradición oral en la que distintos aedos fueron agregando material hasta obtenerse una versión final. No existen, sin embargo, suficientes pruebas como para aceptar que una u otra posición sea la verdadera.

La Ilíada

La Ilíada (en inglés) es un poema épico que consta de 24 cantos o rapsodias, con 15.693 versos en total, y narra un fragmento de la guerra de Troya (Ilión, en griego), originada por el rapto de Paris, príncipe de Troya, de la bella Helena, la esposa de Menelao, rey de Esparta. Éste organiza una expedición para recuperarla, con la ayuda de otros reyes y señores griegos, y asedia Troya durante 10 años, hasta que, utilizando un ardid, el famoso Caballo de Troya, logra entrar en la ciudad y arrasarla.

Sin embargo, el poema se centra sólo en los últimos 51 días del conflicto, en torno a la furia de Aquiles, el famoso guerrero casi inmortal, hijo de la diosa Tetis y del rey Peleo, por el desaire de Agamenón, hermano de Menelao y jefe de las tropas griegas, que lo despoja de la esclava Briseida. Aquiles decide retirarse de la batalla hasta que obtenga una reparación adecuada.

Luego de diferentes episodios y batallas, en las que los dioses intervienen en favor de uno y otro bando, el nudo argumental surge con la muerte de Patroclo, el mejor amigo de Aquiles, en manos de Héctor, hermano de Paris y jefe de los ejércitos troyanos. El deseo de venganza hace que Aquiles termine reconciliándose con Agamenón y vuelva a intervenir en la guerra, asesinando a Héctor y arrastrando su cadáver varias veces alrededor de los muros de la ciudad.

Aquiles se niega a entregar el cuerpo de Héctor, hasta que el padre de éste, el rey Priamo, acude en secreto, arriesgando su vida, al campamento de Aquiles y ruega por la devolución de sus restos. Aquiles, conmovido, los entrega y concede 11 días a Priamo para los funerales de Héctor, al final de los cuales el ejército griego continuaría con la batalla.

La Odisea

A su vez, la Odisea (en inglés), dividida también en 24 cantos, narra las aventuras de Ulises (Odiseo), uno de los reyes y mejores guerreros griegos de la Guerra de Troya, para regresar a su casa, en la isla de Ítaca, donde lo espera su esposa, Penélope, y su hijo, Telémaco.

Esta travesía le toma otros 10 años.

La obra consta de 3 partes bien diferenciadas. En la primera Homero describe los sufrimientos y dificultades de Penélope y de Telémaco, ante el asedio de otros señores del reino, que pretenden tanto el trono como desposarse con la esposa de Ulises; incluye el viaje que hace Telémaco en busca de su padre.

En el segundo tramo, se describen en detalle las aventuras de Ulises, que éste narra al llegar a la corte del rey Alcínoo, y que incluyen cíclopes, sineras y hechiceras. Se destaca la astucia utilizada por Odiseo para salir con éxitos de trances mortales.

Los cantos finales relatan el regreso de Ulises, de incógnito, a Ítaca, sus preparativos para vengarse de los pretendientes al trono y las escenas en las que finalmente mata a todos ellos, hasta lograr un acuerdo con sus familias para recuperar la paz en la isla.

El caballo de Troya y el talón de Aquiles

Dos aspectos sobresalen de la obra homérica que se han convertido en parte del habla y cultura populares. En primer lugar, la historia del caballo de Troya. Los griegos hacen creer a los troyanos que se han retirado y que han dejado la escultura en madera de un caballo inmenso como ofrenda a los dioses. Dentro de éste, sin embargo, se esconden soldados griegos.

Los troyanos llevan el caballo dentro de la ciudad, y en la noche, cuando la mayoría está borracha por las celebraciones, aquellos salen, abren las puertas de la ciudad y permiten el ingreso del resto del ejército griego, que mata a la mayoría de los troyanos y arrasa la ciudad.

Curiosamente, este episodio no se narra en la Ilíada, sino someramente en la Odisea. Su desarrollo es parte de obras posteriores, de diferentes autores. Algo similar sucede con la muerte de Aquiles, que tampoco es descrita en ninguna de las dos obras fundamentales de Homero.

La narración de que su madre, la diosa Tetis lo sumergió en el lago sagrado Estigia para volverlo inmortal, pero dejó de mojarle un talón (por donde lo sostenía) y que, al final de la Guerra de Troya, Paris lo mató con una flecha al herirlo en ese punto, es fruto también de obras escritas años después, como el poema Aquileida, de Estacio.

Obras modernas sobre Homero, La Ilíada y La Odisea

Homero ha influido decisivamente en la literatura y el arte occidental durante siglos. La Ilíada y la Odisea han servido de inspiración para innumerables artistas, incluyendo escultores, pintores y, más recientemente, cineastas. Todavía produce una gran fascinación, como puede deducirse de las obras recientes que se refieren al aedo supremo y a sus dos poemas épicos. Tal es el caso, por ejemplo, de El mundo de Homero: una guía de viaje por La Ilíada y La Odisea, de John Freely; El eterno viaje: cómo vivir con Homero, de Adam Nicolson; o La guerra que mató a Aquiles, de Caroline Alexander.

Tanto La Ilíada como la Odisea han sido llevadas al cine innumerables veces.

Tal vez la más reciente superproducción sobre los versos homéricos sea Troya, protagonizada, entre otros, por Brad Pitt y el recientemente fallecido Peter O'toole.

Conoce los 15 mejores escritores del siglo XX y sus obras más importantes

Conecta con Rómulo Parra:
Facebook | Twitter | Google+