Historia procesadores Intel Core i3, i5 e 7

Hyperthreading
Copyright Getty

Las tecnologías avanzan a tal velocidad que a veces nos hacen dudar de lo que poseemos. Esto ocurre por ejemplo con los procesadores, lo sepas o no cada uno o dos años Intel nos ha ido ofreciendo nuevas versiones.

Intel Core es la denominación que lleva utilizando Intel para sus micros desde el año 2008 más o menos. Para entender mejor que nos ofrece cada una de ellas hay que conocer el ciclo de desarrollo que utiliza este fabricante y que ellos mismos denominan como “tick/tock”.

Esta forma de desarrollar los micros tiene dos fases una se llama tick y la otra tock:

Tick. Los micros no son más que pequeños bloques funcionales que se conectan unos con otros. Si conseguimos reducir el tamaño de estos bloques podremos realizar más tareas usando el mismo hardware. Cuando Intel realiza un tick lo que disminuye es el mínimo de tamaño que puede usar para crear los transistores que son los bloques básicos, los ladrillos con los cuales se crean estos dispositivos.

Tock. La arquitectura de un procesador es el mapa que define los elementos que lo componen y como se interconectan entre ellos. Una forma distinta de distribuir los bloques puede hacer que el micro se comporte de manera totalmente distinta.

Pues nada esta es la forma de trabajar de Intel, primero realiza una reducción del tamaño de sus transistores y después mejora la arquitectura o la adaptan las necesidades que quiere satisfacer.

Primera generación

Los Intel Core de primera generación vienen a sustituir a los Core 2. No todos los Core de primera generación son iguales ya que en 2008 ya existía algún i7, en 2009 aparecen los i5 y en 2010 los i3. Como puedes entender la arquitectura de un i7 del 2008 no tiene mucho que ver con la de un 3 del 2010.

Existen versiones que usan litografías tanto de 45 como de 32 nanómetros. Entre las mejoras respecto a los anteriores micros esta que añaden el controlador de memoria en su interior y que tienen la tarjeta gráfica integrada en el mismo encapsulado.

Segunda generación

Es un tock, es decir una nueva arquitectura. Aparece a principios de 2011 y su nombre en clave es Sandy Bridge. Se añade el conjunto de instrucciones AVX, pensadas para acelerar el procesado de imágenes, sonido y 3D. Se añaden además otras instrucciones como AES que se utilizan en programas criptográficos.

Su litografía es de  32 nanómetros y la tarjeta gráfica se añade dentro del micro. 10% a 20% más rápido que la anterior generación sin tener en cuenta las diferencias tremendas en cuanto a gráficos. Sobre todo permite hacer Overclock, tanto que muchos usuarios se han saltado varias actualizaciones gracias a esto.

Tercera generación

Se produce una reducción de tamaño, en concreto a 22 nanómetros, es un tick, su nombre en clave es Ivy Bridge. Casi no se mejora las prestaciones a misma velocidad, solo entre 1-5% de ganancia. Sobre un 20% de ganancia en el apartado gráfico. Añade soporte para PCIe 3.0.

Sobre todo se reduce el consumo., se añade soporte para DirectX 11 y se aumenta el tamaño de la memoria cache de nivel tres.

Cuarta generación

Se trata de un tock y su nombre en clave es Haswell. Intel intenta mejorar la eficiencia energética pensando en no perder cuota de mercado de dispositivos portátiles. Sobre todo se reduce el consumo cuando el equipo no se usa.

Entre 5 y 10% de mejora en cuanto al número de instrucciones por ciclo de reloj.

Como en cada una de las nuevas generaciones se nota sobre todo en la tarjeta gráfica integrada. La incluida en estas era el doble de rápida que la que encontrabas en un micro de segunda generación.

Se añaden nuevas instrucciones como las AVX2 y las FMA3 para codificación de video y sonido. Además se añade TSX para la creación de aplicaciones que saquen provecho de los núcleos del procesador. La versión para entusiastas trae soporte para DDR4.

Quinta generación

Es un tick, se reduce el tamaño a 14 nanómetros, su nombre en clave es Broadwell.

Son la mitad de pequeños que en la cuarta generación. Sigue la senda fijada por Haswell en cuanto al consumo.

Menos del 5% de mejora respecto a Haswell a la misma frecuencia de reloj. Los core de quinta generación son los que han traído las memorias DDR4 al gran público.

Sexta generación

Es un tock, sale al mercado casi al mismo tiempo que Broadwell y se denomina Skylake. Añade tecnologías como el TDP configurable pensadas para equipos 2 en 1 y tablets.

Sigue en la senda de añadir nuevos conjuntos de instrucciones como el AVX3.2  Menos de 5% de mejora a la misma velocidad de reloj.