Historia de Mary Shelley, creadora de 'Frankenstein'

Dedicó su vida a difundir el legado de su madre, Mary Wollstonecraft

Retrato de Mary Shelley, creadora de 'Frankenstein'
Retrato de Mary Shelley, creadora de 'Frankenstein'. Commons Wikimedia

Dos de las mujeres más importantes de la historia en Gran Bretaña, la feminista Mary Wollstonecraft y su hija, la escritora Mary Shelley nunca llegaron a conocerse en persona. Mary Shelley nació el 30 de agosto de 1797, pero, tras un durísimo parto fue necesario llamar a un médico que, por falta de higiene, contagió a su madre de una enfermedad infecciosa. Diez días más tarde, moría la autora de 'Vindicación de los Derechos de la Mujer'.

Y aquel bebé crecería y no sólo escribiría con solo 19 años una de las novelas más fascinantes de la historia de la literatura, 'Frankenstein', sino que dedicaría su vida a preservar y difundir el legado de su madre.

“La memoria de mi madre ha sido siempre el orgullo y deleite de mi vida”. (Mary Shelley).

Biografía

Mary Goodwin Wollstonecraft (adoptaría como apellido Wollstonecraft Shelley al casarse con el poeta y pensador Percy Bysshe Shelley) nació en Londres a finales del siglo XVIII. Su padre fue William Goodwin, político y pensador anarquista que además pasaría a la historia como el autor de la primera novela de detectives británica, 'Caleb Williams', en 1794.

En su casa, presidida por un gran retrato de Wollstonecraft, vivía con su padre y su hermana Fanny y ambas tuvieron siempre acceso a las obras de su famosa madre, que dedicó varios manuales a la educación de las niñas. Tal y como recoge el libro 'Romantic Outlaws: The extraordinary lives of Mary Wollstonecraft and Mary Shelley' (Charlotte Gordon), "su radical filosofía moldeó a Shelley, precipitando su determinación por ser alguien y crear una obra maestra por sí misma".

La niña creció interiormente creando su propio mundo literario, aislándose con la literatura del dolor por la pérdida de su madre, la falta de entendimiento con la segunda mujer de Goodwin y, ya en la adolescencia, la ausencia de éste durante los dos años que fue enviada a Escocia que influyó en el desarrollo de su universo imaginario propio.

"Fue bajo los árboles que pertenecen a nuestra casa, o en las sombrías laderas de las cercanas montañas sin árboles donde mis verdaderas composiciones, los vuelos aireados de mi imaginación, nacieron y se alentaron". (Prólogo a la edición inglesa de 'Frankenstein', en 1831)

Mary Shelley escribió ya con 11 años sus primeros cuentos y a los 15 conoció a su futuro marido, Percy Shelley, entonces casado con otra mujer. Dos años más tarde iniciaron una relación, sin que él estuviese aún divorciado, revolucionando así a la conservadora clase alta londinense. Juntos hicieron un tour por Europa y con todo el material, Mary escribió su primera obra adulta 'Historia de un tour de seis semanas', publicada en noviembre de 1817.

El viaje a Ginebra de 1816

Varias biografías de Mary narran cómo el origen de la criatura 'Frankenstein' tuvo lugar durante un viaje a Ginebra junto a su hermanastra pequeña Jane Clairmont y Percy Shelley para conocer a Lord Byron, referente de la literatura romántica de la época. Durante su estancia, de junio a agosto, entre discusiones y juegos literarios, Lord Byron propuso a sus invitados un reto: escribir una historia de fantasmas siguiendo el estilo de los cuentos alemanes.

Y en pocas semanas, Mary Shelley escribió un relato breve que sería el germen de su obra maestra.

Ya de vuelta a Inglaterra, se sucedieron una serie de episodios trágicos, entre ellos el suicidio de su hermana Fanny y el de la mujer de Percy Shelley, Harriet. En este entorno sombrío, en mayo de 1817, Mary Shelley acabó de escribir 'Frankenstein', que se publicaría en 1818 en Londres bajo anonimato. La autoría de Shelley sí aparecería en la primera edición francesa, en 1823. El éxito de la obra, considerada una de las primeras novelas de ciencia ficción, fue inmediato. Y su mito e interpretaciones, también la feminista, sigue presente hoy en día. 

Otras obras

El matrimonio Shelley se instaló en Italia en 1818, y Mary cuidó de su único hijo vivo (tres fallecieron previamente) y, sobre todo, continuó escribiendo.

La mayoría de sus esfuerzos y talento los volcó en la novela histórica 'Valperga', de 1823,  pero además, tras la muerte de Percy en un accidente de barco, regresó a Londres y se entregó de lleno en editar la obra lírica de su marido. 

Entre otras obras propias, en 1826 publicó 'The last man', novela post-apocalíptica, considerada su otra gran obra maestra, y una nueva incursión en el género de la ficción gótica, del que es la más importante representante.

En febrero de 1851 (el 1 o el 21, dependiendo de las biografías consultadas), Mary Shelley fallece a los 53 años en Londres, tras una década enferma por un tumor cerebral. 

(Fuentes: 'Romantic Outlaws: The extraordinary lives of Mary Wollstonecraft and Mary Shelley', de Charlotte Gordon; y biografía de Mary Wollstonecraft Shelley en Poetry Fundation).