Hilados de verano

Que fibras usar para tejer cuando llega el calor.

Cuando se trata de tejer, cualquier hilado es bueno. Pero cuando suben las temperaturas y empieza a hacer calor de verdad,  tejer con lana nos apetece mucho menos. Las manos nos sudan, y la labor nos da calor, por pequeña que esta sea. Llega el momento de sacar del cajón nuestros hilados de verano. Hay muchas variedades entre las que elegir, pero yo siempre recomiendo fibras naturales porque las considero más interesantes como fibra, y por los beneficios físicos que nos aportan.

01
de 04
Cotton plant, Texas, 1996
Planta de algodón en flor. Photo courtesy of USDA Natural Resources Conservation Service

Algodón: El algodón es un producto único. Sus fibras son blandas y aislantes, resistentes la rotura por tracción lo que la hace adecuada para la fabricación de tejidos. Se puede lavar en agua hirviendo y puede ser tratado con productos químicos. Por esta razón en muy útil en los hospitales como material apto para su esterilización. Además admiten el blanqueado y teñido, y contrariamente a la creencia popular, el algodón no encoje durante los lavados. Lamentablemente el cultivo de algodón es uno de los que más productos químicos utilizan ya que la planta es susceptible a una gran variedad de plagas y enfermedades. Por este motivo ha aumentado la demanda del algodón orgánico a nivel global.

 El algodón es una fibra muy suave y lisa, sin escamas microscópicas que enganchen y mantengan los hilos juntos al tejer. Debido a esto, tejer y rematar los extremos puede ser complicado.Cuando tejas con algodón usa agujas algo más gruesas de las que te pide el patrón, y al cambiar de ovillo deja unos extremos más largos de lo que normalmente dejarías, te facilitará enormemente el trabajo. Sigue leyendo »

02
de 04
Cosechando el lino. Emile Claus [1849 - 1924]
De vlasoogst (Flax Harvesting). (c) Emile Claus [1849 - 1924], via Wikimedia Commons

El lino es una fibra natural de origen vegetal, como el algodón o el cáñamo. Es casi tres veces más fuerte que el algodón, rígido y fresco al tacto, altamente resistente a las manchas y de lavado fácil. Es también la fibra textil más antigua que se conoce y la primera en ser utilizada en la industria textil. Ya se cultivaba en el antiguo Egipto allá por el siglo IV a. C. Se utilizaba para la fabricación de prendas de vestir, además de para la momificación.

Se dice que vestir prendas de lino es beneficioso para la salud. Se ha demostrado que envolver el cuerpo con una tela de lino húmeda ayuda a eliminar los desechos del organismo. De hecho, en algunos salones de SPA se ofrecen tratamientos que incluyen un vendaje de lino, que renueva la piel y tiene efectos curativos. En medicina, el lino se ha utilizado como una sutura no absorbible, por lo cual se usa externamente en abrasiones y heridas abiertas.

Tejer con lino es parecido a tejer con algodón, aunque se recomienda usar agujas de punta roma para evitar que sus hebras se separen al tejer. Sigue leyendo »

03
de 04

El Bambú

Carboniced_bamboo_handspun.jpg
By moria via Wikimedia Commons

El bambú es conocido por ser el alimento principal de los osos panda. Pero es mucho más que un alimento para plantígrados chinos. En Asia, su uso es tan habitual que se le considera parte de la vida diaria de sus habitantes. Sus usos van desde la alimentación, pues es considerado una fuente de sílice orgánico, hasta material de construcción para viviendas, pasando por herramientas, utensilios para el hogar y la cocina, instrumentos musicales y prendas de vestir. El bambú se cosecha sin matar la planta de la que procede, siendo ésta capaz de volver a producir en pocos meses, y dada su composición no requiere pesticidas para crecer, lo que la convierte en un gran recurso.

Los tejidos de bambú tienen un brillo y caída semejante al de la seda, es hasta diez veces más transpirable que el algodón e hipoalergénico, ideal para pieles sensibles. Su composición es naturalmente antibacteriana, lo que evita que las bacterias que producen el mal olor puedan depositarse en ellas. Repele la humedad, manteniendo la piel seca, y absorbe los tintes mejor que el algodón y otras fibras creando paletas de colores intensos y sólidos.

Los hilados de bambú se tejen de forma parecida al algodón o el lino, aunque una vez tejidos su apariencia es más parecida a la de la seda.

04
de 04
Seda teñida a mano
Seda natural teñida a mano. Foto (c) Marga Aparicio. Greta and the Fibers

La seda es una fibra natural producida por las larvas de ciertos grupos de insectos antes de que éstos completen su metamorfosis. Se cree que en el año 3000 AC una emperatriz china descubrió casualmente a unos gusanos que devoraban las hojas de las moreras de su jardín, unos gusanos cuyos capullos estaban recubiertos de una fibra brillante y sedosa. Los chinos consiguieron guardar el secreto de la sericultura hasta el año 300 AC, y no fue hasta bien entrado el siglo XVIII que empezó a fabricarse en Europa.

La seda es una de las fibras naturales más suaves y bellas que existen. Sus fibras reflejan la luz, dándole un brillo natural muy característico que es habitualmente imitado en fibras sintéticas. Al igual que el lino, su gran ligereza hace de ella una fibra ideal para llevar puesta en climas cálidos y durante la práctica de ejercicio físico. Su baja conductividad la ayuda a retener el calor del cuerpo si se usa directamente sobre la piel cuando hace frío.

Tejer con seda es un verdadero lujo para nuestros sentidos, las prendas tejidas con seda tienen un tacto y caída casi inigualables. Hay que tener en cuenta que el hilo de seda es bastante resbaladizo, usa agujas de madera o bambú al tejerlo. Sigue leyendo »