Herman Melville, autor de Moby Dick, resumen conciso de su vida y obra

Un escritor estadounidense que fue "resucitado"

Moby dick de Herman Melville
Editorial Handsben

Considerada una de las grandes novelas del siglo XIX (en inglés), Moby Dick (compara precios) no fue el único ni el más popular escrito de Herman Melville, cuya vida estuvo marcada por grandes altibajos. Repasamos la vida y obra de este notable literato estadounidense en este resumen.

Datos biográficos

Herman Melville (en inglés) nació en Nueva York en 1819, donde murió en 1891. Estuvo casado durante 47 años con Elizabeth Shaw, con quien tuvo 4 hijos.

Su padre, Allan, pertenecía a una destacada familia de Boston, pero su actividad comercial lo condujo a la ruina y a la muerte, cuando Melville tenía sólo 11 años de edad.

Al carecer de recursos económicos, entre los 21 y los 24 años Melville tuvo que emplearse como tripulante de varios barcos -incluido un ballenero- que lo llevaron a los mares del sur; fue desertor, prisionero de una peligrosa tribu indígena y reo por amotinamiento. Estas experiencias le permitieron escribir varios libros que le dieron a conocer y a decidirse por la literatura como ocupación.

Un par de años después, ya casado, se instaló en un pueblo de Massachusets, donde se dedicó a escribir hasta 1863, cuando regresa a Nueva York. Tres años más tarde, ante el poco éxito económico de sus obras, debió aceptar un trabajo como funcionario de aduanas, que mantuvo durante casi 20 años, hasta retirarse, cinco años antes de su muerte.

Diez minutos de fama

La primera novela de Herman Melville, Taipi (Typee) fue un besteller inmediato, pero a la vez se convirtió en una especie de maldición. En efecto, aunque la obra que le siguió, Omoo, gozó también de alguna popularidad, sus siguientes novelas y ensayos fueron verdaderos fracasos editoriales.

Moby Dick, la que es considerada su obra cumbre, por ejemplo, no tuvo éxito hasta 30 años después de su muerte.

Estos fracasos influyeron decisivamente en la vida de Melville, quien sufrió importantes depresiones y llegó a tener serios problemas con el alcohol, agravados por la muerte de sus dos hijos varones, en etapas diferentes de su vida. No obstante, aún durante los años más difíciles, logró conservar su genio creativo.

Las obras de Herman Melville

Melville escribió 12 novelas; las 5 primeras se refieren a sus años vividos como marinero y en las islas del Pacífico, entre las que destaca Taipi, la única con un éxito literario importante y que le otorgó alguna fama al comienzo de su carrera. Sobresale también su relato corto Bartleby el escribiente, de la cual hemos hecho una reseña completa, considerada como precursora de la literatura existencialista y del absurdo, y su obra póstuma Billy Budd (en inglés).

En sus últimos años se dedicó también a la poesía, destacando Clarel, un poema épico de 16.000 versos, escrito luego de un viaje a Tierra Santa.

Moby Dick

Sin embargo, la obra que “revivió” a Herman Melville, a partir de la segunda década del siglo XX y gracias a los comentarios de diversos escritores y críticos literarios, fue Moby Dick, escrita en 1851.

Narra la historia del capitán Ahab en su desesperada persecución de la ballena blanca que le había arrancado una pierna, contada en la persona de Ismael, un joven e inexperto marinero que se embarca en el Pequod, el ballenero comandado por Ahab.

Es una novela cargada de simbolismos y de reflexiones sobre el bien y el mal, la existencia de Dios, y el lugar de cada quien en el Universo, entre otras. Su cantidad de personajes de diversas nacionalidades y temperamentos, en las que prevalecen los nombres bíblicos, es digna de resaltar.

Con detalladas descripciones de la vida en el mar durante el siglo XIX, Moby Dick está redactada con un estilo estilizado y cautivante. La frase inicial de la obra (“Call me Ishmael”) es una de las más conocidas de la literatura inglesa.

Se afirma que la historia se basa en hechos reales, sobre un cachalote blanco que habitó las costas de la isla chilena de Mocha y escapó durante décadas del ataque de los balleneros.

Moby Dick ha sido objeto de varias adaptaciones para televisión, cine y teatro. Destaca la película de 1956, dirigida por John Huston y protagonizada por Gregory Peck como el capitán Ahab.