Hazlo tú mismo: Decoraciones para el Día de Acción de Gracias

Disfruta más de este día haciendo tus propias decoraciones

Este Día de Acción de Gracias considera hacer tus propias decoraciones. No solo ahorras dinero, pero también te divertirás unas horas y sentirás el placer de dejar a tus invitados con la boca abierta al demostrarles tu creatividad.

Si piensas que ya tienes mucho que hacer al tener que preparar el pavo y otras comidas para la cena, no te preocupes, muchas de estas ideas se completan rápidamente. Por otro lado, pasar una tarde haciendo proyectos te ayuda a desestresarte y si decides hacer estas manualidades en familia, podrás disfrutar un divertido tiempo con ellos.

01
de 04

Guirnalda de hojas

Foto © Nobiggie

Este proyecto es tan fácil y simple que lo podrás terminar en menos de una hora. Para hacer esta guirnalda, corta hojas de papel o fieltro, la cantidad que deses, dependiendo cuan larga quieres que sea la guirnalda. Puedes usar un patrón o cortar las hojas tú misma. Corta hojas de diferentes colores otoñales, como rojo, amarillo, marrón y beige. Si quieres que la guirnalda se vea más divertida, usa papel con lunares o otros diseños, pero siempre en colores otoñales.

Una vez que tengas todas tus hojas, puedes pegarles letras que deletreen frases especiales del Día de Acción de Gracias, como “Sé Agradecido” o “Familia”. Luego, hazles un pequeño agujero, conéctalas con hilo o lana y cuélgalas en tu lugar favorito.

Esta manualidad la puedes usar para decorar tu chimenea, la entrada de tu hogar o hasta puedes colgarla en la pared. Sé creativo mezclando colores, formas de las hojas y mensajes.

02
de 04

Almohadones de Día de Gracias

Foto © Lemon Tree Croations

Unos almohadones del Día de Acción de Gracias le darán un nuevo look a tu sofá sin gastar mucho dinero ni tiempo. Si ya tienes almohadones extra en tu hogar, todo lo que tendrás que hacer es crear nuevas fundas. Asegúrate de usar velcro en una esquina para que lo puedas remover fácilmente.

Para darle un toque de Día de Acción de Gracias, escoge colores de tela otoñales. Puedes usar tu creatividad y escoger distintos estampados para la tela, aunque si buscas algo más formal, un color liso es suficiente. Corta una forma de calabaza, manzana, pera u otra fruta o verdura de otoño de una tela que contraste, para darle estilo a tu almohada. Cose esta forma a tu nueva funda. También puedes escribir una frase de Día de Acción de Gracias para completar el look, o botones para hacerla mas divertida.

03
de 04

Corona de rosas de arpillera

Foto © La Force be With You

Esta corona, que puedes usar en tu puerta para recibir a tus invitados, es hecha con arpillera. Este material es otoñal, y lo podrás usar durante toda esta época, no solo en el Día de Acción de Gracias. Este proyecto te puede tomar un poco más de tiempo, pero una vez que aprendas como hacer las rosas, te será más fácil.

Para hacer las rosas debes cortar tiras largas y anchas de arpilla, y luego ir envolviéndolas, creando un círculo. Practica varias veces, hasta que logres el tamaño que desees. Puedes hacer varias rosas grandes, o muchas pequeñas. Cuando tengas todas tus rosas, pégalas en una corona previamente envuelta en más arpilla. Termina la corona agregándole un moño de tela de un color contrastante, y cuélgala en donde más te guste.

04
de 04

Botellas de Otoño

Foto © Choose to Thrive

Este es otro proyecto que podrás terminar rápidamente. Todo lo que necesitas son botellas, objetos pequeños para poner adentro y letras de vinilo para escribir un mensaje.

Primero quítale las etiquetas a las botellas con agua y jabón. Puedes remojarlas por unos minutos en agua para aflojar el pegamento de las etiquetas. Busca botellas de color que tengan una bonita forma, y usa algunas preferiblemente de vidrio, ya que se verán mejor. Una vez que las botellas estén limpias, pega letras de vinilo o calcomanías para deletrear un mensaje. Puedes escribir “Otoño”, “Gracias”, “Familia” u otro mensaje que te guste. Para terminar las botellas, agrega objetos otoñales adentro. Puedes poner ramas secas, rocas de colores, arándanos agrios o hasta dulces que te quedaron de Halloween, especialmente los que tienen forma de maíz.

Cuando tus botellas estén listas, úsalas como centro de mesa, para decorar tu chimenea o de decoración en la cocina.