Haz ejercicio y mejorará tu vida sexual

Beneficios del ejercicio físico en el sexo y en tu sexualidad

Beneficios del ejercicio en la sexualidad
Hacer ejercicio beneficiará tu vida sexual. ©Paul Bradbury/Riser/Getty Images

Hacer ejercicio mejorará tu vida sexual y tu capacidad de disfrutar del sexo. Diversas investigaciones señalan que es necesario realizar ejercicio físico para tener una sexualidad más vibrante y placentera. El sexo requiere de resistencia cardiovascular, resistencia física, fuerza y flexibilidad. Por ello, ejercitarte físicamente mejorará también tu desempeño sexual.

En general, cualquier tipo de ejercicio o entrenamiento físico te beneficiará.

Caminar, correr, nadar, montar en bicicleta, practicar pilates o yoga. ¡Hay muchas opciones que ayudarán a que tengas una vida sexual plena y excitante! Recuerda siempre consultar con tu médico antes de iniciar cualquier entrenamiento físico si tienes algún problema de salud.

Para disfrutar realmente de los beneficios del entrenamiento físico es mucho mejor realizar 30 minutos de ejercicio 5 veces a la semana, que 2 horas una vez semanal. Si logras que tu sangre bombee con regularidad por todo tu cuerpo lograrás más resistencia física, fuerza y flexibilidad. Todo lo que necesitas para sostener distintas posiciones sexuales con más facilidad, además de poner en forma tu cuerpo y sentirte más sexy y sensual.  

Descubre a continuación todos los beneficios del ejercicio en tu vida sexual. Que te sirvan de motivación para iniciar desde ya tu programa de entrenamiento.

Beneficios generales del ejercicio en tu salud física y psicológica

Hay evidencia científica que la actividad física proteje contra algunas condiciones de salud crónicas, como las enfermedades cardiovasculares (hipertensión, enfermedad arterial coronaria y accidente cerebrovascular, entre otras).

El ejercicio físico también reduce el riesgo de pérdida de masa ósea, osteoporósis y pérdida de masa muscular que suelen ocurrir al envejecer. Además previene la aparición de dos trastornos frecuentes en el metabolismo: la obesidad y la diabetes.

Los beneficios psicológicos del ejercicio físico también han sido demostrados.

Reduce el estrés y mejora el estado de ánimo creando una sensación de bienestar y tranquilidad. Tanto el sexo como el ejercicio físico reducen el estrés, así que practicar ambos regularmente de ayudarán a estar feliz y relajado.

Por el contrario, el estrés reduce el deseo sexual. Elige un estilo de vida donde hagas ejercicio, tengas una dieta saludable y horas suficientes de sueño para que puedas recargar a diario tus baterías sexuales.

El ejercicio mejora el deseo sexual femenino y masculino

Es posible que las mujeres estén más dispuestas a la actividad sexual, especialmente 20 minutos después de haber realizado ejercicio físico fuerte. Asimismo, el ejercicio físico antes del sexo mejoró el deseo sexual en mujeres que tomaban antidepresivos y cuyo deseo sexual había disminuido debido al efecto colateral de estos medicamentos. Así lo indicó una investigación realizada por la Universidad de Texas en Austin. Un programa de ejercicio cardiovascular moderado mejoró significativamente el deseo sexual y la respuesta sexual femenina afectados a causa de los antidepresivos.

De manera similar, el ejercicio físico aumenta naturalmente los niveles de testosterona en el hombre lo que a su vez estimula el deseo sexual masculino.

Sin embargo, demasiado ejercicio físico podría tener un efecto inverso y reducir la testosterona y el deseo sexual.

Más ejercicio, más frecuencia y disfrute de la actividad sexual

Las personas que realizan ejercicio físico tienden a tener más actividad sexual también. Muy posiblemente, porque el entrenamiento físico también aumenta la vitalidad general del cuerpo y el deseo sexual. El ejercicio activa el sistema nervioso simpático, mejorando la circulación de la sangre hacia la zona genital. También mejora el tono muscular. Todo ello, te conducirá hacia un sexo más enérgico, vibrante y apasionado.

Hacer ejercicio físico también te ayudará a disfrutar más del sexo. Una investigación realizada por la Universidad de Harvard - donde participaron 160 nadadores de ambos sexos entre los 40 y 60 años de edad - mostró que la actividad física regular incide en una mayor frecuencia y disfrute de la actividad sexual.

El ejercicio reduce los riesgos de disfunción eréctil

Un estudio que examinó data de 31.742 hombres entre 53 y 90 años concluyó que los hombres mayores de 50 años que se mantienen físicamente activos tienen un 30% menos de riesgo de presentar dificultades en la erección que los hombres inactivos. Puedes reducir las posibilidades de presentar disfunción eréctil si quemas al menos 200 calorías al día, lo que equivale a caminar rápido por una distancia de 2 millas (unos 3 kilómetros).

El ejercicio te ayudará a sentirte más deseable y atractivo

La actividad física frecuente mejorará la imagen interna que tienes de tu cuerpo, lo que hará que te sientas más atractivo y deseable. Este proceso se reforzará cuando sientas que cuentas con más energía física, fuerza y flexibilidad, además de mayor tonicidad muscular. Esto a su vez generará más confianza en tus habilidades como amante, en tu capacidad para dar y recibir placer durante el sexo. 

Un estudio halló que el 80% de los hombres y el 60% de las mujeres que se ejercitaban dos o tres veces a la semana tenían la percepción que eran más atractivos que la persona promedio. En conclusión, el ejercicio mejorará tu autoestima y también tu vida sexual.

Más ejercicio, más sexo en edades avanzadas

Un programa de ejercicio regular ayudará a que envejezcas más saludablemente. También ayudará a que sigas disfrutando del sexo, aún en las etapas más avanzadas de tu vida. Las investigaciones indican que las personas mayores de 55 años que se ejercitan tienen una vida sexual mucho más activa que las personas sedentarias más jóvenes.

Recuerda que los adultos mayores también pueden disfrutar de una sana sexualidad y de una vida íntima activa. Porque el deseo sexual no muere con el paso de los años, sino debido a un estilo de vida poco saludable.

Fuentes:

Bender, Kenneth. Exercise before sex cuts antidepressants’ sexual side effects. Medscape. Recuperado el 21 de febrero de 2016. 

Fries, Wendy. Exercises for better sex. WebMD. Recuperado el 21 de febrero de 2016.

Lorenz, Tierney y Meston, Cindy. “Exercise improves sexual function in women taking antidepressants: Results from a randomized crossover trial”. Depression and Anxiety, 2014, 31(3): 188-95.

Penhollow, Tina y Young, Michael. “Sexual desirability and sexual performance: does exercise and fitness really matter?”. Electronic Journal of Human Sexuality , 2004, Volume 7.