Gusanos Peluditos

01
de 05

Gusanos Peluditos

PV

Siempre es divertido hacer nuevos amigos, es por eso que te presentamos este proyecto para realizar estos lindos y simpáticos gusanos peluditos que le darán a los niños muchas horas de diversión.

Los niños siempre están fascinados por el mundo de los insectos y de los bichos de jardín en general, es por eso que estos amigables gusanitos serán unos de sus favoritos.

Como en cualquier proyecto manual asegúrate de leer primero todas las instrucciones y los pasos, y entenderlos bien antes de comenzar, así asegurarás un mejor resultado.

02
de 05

Para hacerlos necesitas:

PV

  • Alambre del grosor y color que desees siempre y cuando pueda pasar por en medio de los pompones.
  • Pompones de colores y de diferentes tamaños, los puedes comprar en las diferentes tiendas de manualidades..
  • Pinzas para joyería para manipular el alambre.
  • Pistola de silicón caliente.
  • Ojos de plástico.
  • Plumones indelebles para pintar la carita.
  • Cuentas o abalorios. (opcional)
  • Limpiapipas. (opcional)

Rango de edad: 6 o más años

Tiempo de realización: 15 minutos

Grado de dificultad: sencillo.

Esta guía de edad y el tiempo requerido para esta actividad son sólo un estimado. Este proyecto puede ser modificado para adaptarlo a otras edades y podría tomar más o menos tiempo dependiendo de la habilidad de las personas y de los niños.

03
de 05

Selecciona y ordena tus pompones.

PV

Elige el color y tamaño de los pompones que deseas utilizar para el gusanito y ordénalos según el cuerpo que desees.

Puedes ordenarlos según su color o su tamaño lo cual te dará diferentes resultados, juega con los pompones hasta que logres el gusanito más adorable.

04
de 05

Corta el alambre, ensarta los pompones y termina los gusanitos.

PV

Corta un alambre del tamaño del cuerpo del gusano más unos 10 centímetros para las antenas. Es decir el largo del cuerpo de los pompones alineados más 10 cm.

Ensarta los pompones el alambre dejando una línea de pompones lo más derecha que puedas.

Después regresa el alambre sobrante por el pompón que es la cabeza dejando un medio círculo de alambre que al cortar por el centro formará las antenas de unos 4 cm de largo.

Con el alambre que regresó por el primer pompón, es decir por la cabeza, enróllalo sobre sí mismo para que forme un solo cuerpo con el alambre que atraviesa todo el gusano.

Con la pistola de silicón asegura cada pompón en su lugar poniendo una gota de pegamento entre cada pompón y juntando con fuerza el pompón siguiente.

Corta las antenas en la cabeza y con ayuda de las pinzas para joyería enrolla la punta en espiral.

Al final del gusano coloca una gota de silicón sobre el alambre, corta casi al ras y dobla la punta del alambre hacia adentro del último pompón.

Pega con el silicón los ojos de plástico en la carita del gusano y dobla tu nuevo amigo de la forma que desees y enróllalo en donde quieras.

Si no tienes ojitos de plástico utiliza los plumones indelebles para pintar una carita en tus gusanitos.

05
de 05

Variaciones.

PV

Puedes utilizar limpiapipas para colocar con ayuda del silicón patas entre los diferentes pompones. Así tendrás bichos más peludos y patones.

Puedes hacerlos de varios tamaños y colores hasta tener una población tan variada que formarás toda una aldea.

Puedes adornar sus antenas y cuerpos con cuentas y abalorios o colocar una cuenta entre los pompones para darle un “look” diferente.

Puedes realizar esta actividad como parte de una fiesta infantil o de una pijamada así cada niño se irá a casa con un gusanito de regalo.