Gelatinas especiales sencillas

Elaboradas con polvo para gelatina comercial de sabor

Antaño la gelatina se hacía en casa, hirviendo durante mucho tiempo las patas de res o de puerco. Era un proceso muy poco agradable del cual nos salvamos hoy en día ya que podemos comprar tanto las mezclas para preparar gelatina de sabor como la grenetina (como en México se le denomina la gelatina sin sabor) a un precio muy económico -- e inclusive se puede optar por una gelatina 100% vegetariana, producto de algunas especies de algas marinas.

Los sabores de polvo para gelatina que se consiguen en la tienda (de caja o de bolsa) varían de lugar en lugar: en México son comunes las gelatinas para preparar con leche y en América Central se consiguen más variedad sabores de frutas tropicales, por ejemplo  mientras en los Estados Unidos los proveedores sacan algunas sabores especiales sólamente durante alguna estación. Parece que en todos lugares, sin embargo, existen algunos sabores "estándar" como son el limón, la fresa, la naranja y la uva.

Es muy fácil seguir las instrucciones en el paquete de polvo para combinarlo con agua y preparar una rica gelatina de sabor. Habiendo dominado ese proceso, es hora de intentar algo ligeramente más avanzado (sin dejar de ser aún muy fácil) y mucho más sabroso. A continuación proporciono varias buenísimas recetas de postres muy sabrosos que se pueden elaborar a partir de los polvos comerciales de gelatina. Ya que no todos los sabores se consiguen en todos los lugares, escoge las recetas que se puedan hacer con las gelatinas que se obtienen donde tú estés.

01
de 05

Gelatina "Valentino"

Gelatina Valentino
Este postre de gelatina lleva los sabores clásicos que uno encuentra dentro de una caja de chocolates para Día de San Valentín: chocolate, vainilla y cereza (o fresa). foto (c) Robin Grose

Para elaborar este postre con sabores que te recordarán a los sabores clásicos de una caja de chocolates del Día de San Valentín, prepara con agua un paquete de gelatina de fresa o de cereza, uno con leche de chocolate y uno (también con leche) sabor vainilla. Hazlo con la técnica de las gelatinas de mosaico o simplemente en capas (primero una capa de chocolate, luego una de fresa o cereza, después una capa de vainilla, etc. - haciendo uno por uno los sabores y permitiendo que cada cada sabor cuaje antes de vertir otro encima.) Sírvela con crema chantilly o un chorrito de rompope, si lo deseas.

Aprende a hacer la gelatina de mosaic y la carlota de mosaico.

02
de 05

Gelatina "Choco-café"

Gelatina chococafé
Gelatina de chocolate y café. foto (c) Robin Grose

Prepara un litro de gelatina de leche de sabor chocolate. Mientras aún esté tibia, agrega cinco cucharaditas de café en polvo. Refrigérala hasta que cuaje y disfrútala con o sin crema chantilly encima. Nota: el sabor del café es muy fuerte y casi no se percibirá el sabor a chocolate; sin embargo, éste le proporciona un rico y cremoso "sabor de fondo" que no se obtendría sin la gelatina sabor chocolate.

Variante (Gelatina "Cafenilla"): Al cambiar la gelatina de chocolate por un paquete de gelatina sabor vainilla (preparada con leche), terminarás con un postre de café con vainilla -- ¡una combinación muy a la moda actual!

Prueba también la gelatina de chocolate mexicano.

03
de 05

Gelatina "Mangonilla"

Pica toscamente suficiente pulpa de mango maduro de cualquier tipo (fresco o de lata) para que sea lo equivalente a dos tazas. Prepara un paquete de gelatina de leche sabor vainilla y otro de gelatina de agua de sabor mango, pero elabora cada uno con solo 3/4 partes de un litro de líquido en lugar de un litro. (La fruta proporcionará el líquido restante.) Cuando las dos gelatinas se hayan enfriado a temperatura ambiente, colócalas, junto con el mango picado en una licuadora y procesa hasta obtener una mezcla homogénea. Vierte la gelatina en un molde o en moldes individuales y refrigérala hasta que esté cuajada. ¡A disfrutar!

Variante: prepara una gelatina melonilla utilizando melón muy maduro en lugar de mango. Usa gelatina sabor melón en lugar de la de mango, o si no se puede obtener ésta, prepara dos paquetes de gelatina de leche sabor vainilla.

04
de 05

Gelatina "Puré Felicidad"

Prepara un paquete de gelatina de agua de sabor manzana, pera, limón, naranja o nuez utilizando solamente 3/4 de litro de agua en lugar de un litro entero. Deja que llegue a temperatura ambiente; luego agrega una taza de puré de manzana o de pera. Mezcla bien y viértelo a un o varios moldes. Refrigera hasta que cuaje y después saborea tu postre.

05
de 05

Gelatina "Licuado de plátano"

Lo que en México se conoce como licuado es lo que en algunos otros lugares se llama batido o jugo: alguna fruta mezclada en la licuadora con leche o agua, azúcar y a veces algún otro elemento como extracto de vainilla, nuez o huevo.

Para hacer un rico postre con sabor a licuado de plátano, prepara un paquete (un litro) de gelatina de leche de sabor vainilla, chocolate o nuez. Deja que la mezcla se enfríe hasta alcanzar la temperatura ambiente. Coloca el líquido en el vaso de una licuadora y agrega dos plátanos (bananos) ya maduros; licúa hasta obtener una mezcla homogénea. Vierte esta mezcla a uno o varios moldes, refrigérala hasta que cuaje bien y sírvela sola o con un poco de crema batida.

Variante: Utiliza gelatina de sabor piña y prepárala con agua en lugar de leche.