Gatos de cartón

01
de 05

Gatos decorativos

PV

Con los rollos de papel higiénico se pueden hacer diversas manualidades a la vez que ayudamos al medio ambiente reciclando y reutilizando.

Los rollos de cartón son de lo más versátiles y una de los proyectos más divertidos que podemos hacer son estos simpáticos gatitos ya sea para decorar la habitación de los niños, para rellenar de dulces y dar como regalo en una fiesta infantil, o simplemente para jugar con ellos como figuras de acción o marionetas.

02
de 05

Materiales:

PV

  • Uno o varios tubos de cartón de papel higiénico.
  • Pinturas acrílicas o tempera. .
  • Lápiz y tijeras.
  • Pinceles
  • Alambre de aluminio de color o limpiapipas para las colas.
  • Perforadora y cinta adhesiva
  • Dulces y papel celofán o de china.(opcional)

Rango de edad: 6 o más años

Tiempo de realización: 20 minutos sin incluir el tiempo de secado.

Grado de dificultad: sencillo.

Esta guía de edad y el tiempo requerido para esta actividad son sólo un estimado. Este proyecto puede ser modificado para adaptarlo a otras edades y podría tomar más o menos tiempo dependiendo de la habilidad de las personas y de los niños.

03
de 05

Decide el número y tamaño de los gatos y dobla sus orejas

PV

Escoge el número y tamaño de los gatos que deseas hacer, puedes decidir hacer una familia completa o simplemente todos los gatos del mismo tamaño.

Corta los rollos de cartón de los diferentes tamaños que desees. Puedes dejarlos todos grandes si los vas a rellenar de dulces.

Dobla uno de los extremos del tubo de cartón hacia adentro dejando que las puntas de los lados se formen y redondeando el frente. Ahora dobla el otro lado del tubo hacia adentro también, esto permitirá que se formen las orejas del gato en los extremos.

04
de 05

Pinta los gatos.

PV

Dibuja a lápiz las caritas de los gatos para que te des una idea de cómo van a quedar. Es importante que no pintes sobre los ojos ya que si lo haces deberás de usar mas capas de pintura para que te queden blancos.

Puedes hacer gatitos de colores o negros si los quieres para Halloween, dependiendo de para que los quieras.

Los niños los pueden pintar de mil colores y en pascua los puedes pintar de colores pastel.

Espera a que se seque la primera capa de pintura y después pinta con acrílicos la cara.

Perfora la parte de atrás del tubo de cartón para colocar el alambre o el limpiapipas del color que desees. Aprieta el alambre alrededor del cartón y disfruta de tus gatitos.

Ten cuidado de pintar los bigotes con un plumón blanco fino o con papel líquido o con un pincel muy delgado. Si te quedan muy gruesos siempre los puedes arreglar con más pintura de color.

05
de 05

Coloca las colas.

PV

Perfora un agujero en la parte de atrás del gato.

Toma un poco de alambre de aluminio o un limpiapipas de un color que combine con el cuerpo del gato.

Introduce el alambre o el limpiapipas dentro de la perforación que hiciste en la parte de atrás, dobla dentro del gato y aprieta con unas pinzas o sujeta con un poco de cinta adhesiva.

Haz una curva en la parte de arriba del alambre o limpiapipas para que tenga la forma de cola de gato.

Puedes colocarlos sobre la mesa o puedes utilizar la cola para colgarlos en la pared.

Si quieres rellenarlos de dulces puedes sellar las orejas con un poco de pegamento antes de pintarlos y una vez rellenos de dulces los puedes cerrar con papel celofán o papel de china del color del gato o negro para simular las patas.