Fumar cambia la microbiota de tu boca

Al fumar matas bacterias en tu boca que te ayudan a combatir enfermedades. Getty

He aquí otra buena razón para dejar de fumar. Fumar tabaco afecta a las bacterias en tu boca que te ayudan a prevenir enfermedades.

Las 600 especies de microbios que viven en tu boca, lo que se llama la microbiota oral, contribuyen tanto a tu salud como a enfermedades. Algunas de las bacterias promueven caries, mientras que otras te ayudan a prevenirlas. Cambios en la microbiota pueden potencialmente promover cáncer del cuello y la cabeza.

Tu microbiota oral también parece afectar la salud de otros órganos del cuerpo alejados de la boca. Por ejemplo, hay evidencia de que la microbiota oral está asociada  con enfermedades del pulmón, el sistema digestivo y del corazón.

Por estas razones, investigadores de Estados Unidos y Canadá ha estudiado el efecto de fumar en el balance de la microbiota oral y las posibles repercusiones en la salud general en los fumadores.

El estudio

Entre 1993 y 2001 los investigadores recolectaron muestras de lavado bucal de 1204 personas entre 55 y 74 años de edad. Estas muestras contienen las bacterias que viven en las bocas de los voluntarios. Unas de estas personas eran fumadores y otras no lo han sido nunca. También analizaron muestras de fumadores que habían dejado el hábito.

Para determinar el tipo y cantidad de las bacterias en cada muestra, los científicos analizaron en el laboratorio el material genético, el ADN, presente en las muestras.

Cada tipo de bacteria tiene un ADN característico, como una tarjeta de identidad, que lo identifica.

Los resultados

Los resultados indican claramente que fumar promueve un ambiente en la boca que favorece el crecimiento de bacterias patógenas, es decir las que causan enfermedades, y desfavorece el crecimiento de bacterias que ayudan a prevenir enfermedades.

Esto aumenta el riesgo de enfermedades de la boca, como periodontitis o inflamación de las encías.

Fumar crea un ambiente en la boca que es más ácido y tiene menos oxígeno que la boca de los no fumadores. Este ambiente favorece el crecimiento de bacterias que toleran el ácido y que pueden crecer sin oxígeno. Al mismo tiempo este ambiente desfavorece el crecimiento de bacterias que no toleran el ácido y que mueren en ausencia de oxígeno.

Estas últimas bacterias, las que necesitan oxígeno para vivir, son importantes porque ayudan a degradar un número de compuestos tóxicos presentes en elhumo del tabaco. Al eliminar el tipo de bacterias que eliminan toxinas en el humo el tabaco, el fumador pierde la habilidad de degradar las sustancias tóxicas del tabaco, lo cual puede acarrear consecuencias negativas para su salud.

Otros científicos han aportado evidencias de que algunas de las bacterias de la boca pueden estar asociadas con enfermedades como las del corazón. Esto hace pensar que si fumar cambia el balance bacteriano en la boca, puede también afectar el desarrollo de estas enfermedades.

En el lado positivo, el estudio reportó que los cambios en la microbiota son reversibles. La microbiota de los que nunca habían fumado no era diferente de la microbiota de fumadores que hacía años que habían dejado el hábito.

Pero es posible que recuperar la microbiota tome varios años. De todas maneras, este resultado ofrece la esperanza de que el daño causado por el tabaco eliminado bacterias que nos pueden ayudar a disminuir los efectos tóxicos de fumar puede echarse para atrás, eliminado así un factor que aumenta el riesgo de enfermedades asociadas con fumar tabaco.

Los investigadores indican que su estudio fue hecho con personas mayores de 55 años.  Por lo tanto es necesario estudiar a personas másjóvenes para confirmar que lo mismo ocurre en este grupo. ¿Te animas a dejar de fumar?

¿Cómo me ayuda este estudio?

Este estudio nos da una razón más para dejar el hábito de fumar. También nos muestra que los millones de bacterias que viven con nosotros en nuestro cuerpo juegan un papel en nuestra salud. Cuidar las bacterias que nos ayudan a prevenir y combatir enfermedades nos ayuda a llevar una vida más saludable.

Más información:

Jing Wu, et al. Fumar cigarillos y la microbiota oral en un estudio grande de adultos Americanos, (en inglés), The International Society for Microbial Ecology Journal, 2016, publicación avanzada en línea el 25 de marzo