Fuego indirecto: Qué es, cómo lo uso y para que sirve

Tipos de fuego indirecto - Métodos de cocción a la parrilla.
Foto (c) Karla P. Hernández

Hay distintos métodos de cocción a la parrilla, el fuego o calor directo, el indirecto y la combinación de fuego o calor directo con indirecto.

¿Para que sirve el fuego indirecto?

Se usa para preparaciones más delicadas o que necesitan más tiempo de cocción uniforme. De esta manera no se queman los alimentos por fuera y podemos hacer que queden bien cocidos por dentro, lo que es más difícil lograr con un fuego directo.

 

¿Cómo hago un fuego indirecto?

Esto se logra acomodando la fuente de calor o bien prendiendo un lado del asador y dejando el otro libre de fuego o apagado. Para poder cocinar con ese método es necesario un asador con tapa. 

Tipos de fuego indirecto: 

El acomodo que escojas depende del tamaño de tu parrilla y el ingrediente que vas a cocinar. La imagen puede ayudarte a entender mejor esta técnica y los tipos de calor  indirecto que podemos lograr en el asador.

  • 50/50: 

Es el método más común, prende el carbón o leña como acostumbras y cuando ya esté bien prendido mueve a un lado el carbón y deja el otro lado completamente libre. De esta manera puedes sellar del lado más caliente y terminar de cocer en el lado sin fuego. Puedes preparar un corte de carne o un pollo entero a la parrilla.

  • 2 Lados:

Prende el carbón o leña como acostumbras y cuando ya esté bien prendido mueve el carbón a los extremos para dejar una franja del centro libre.

Este método es bueno para cuando necesitas tener una zona neutra para terminar de cocer las preparaciones o para cuando sientes que el calor es muy intenso y necesitas que baje la temperatura para seguir cocinando. Sirve también para cortes de carne, pescados, costillas, donde necesitas primero un calor fuerte para sellar y terminas de cocer a fuego indirecto.

  • Centro:

Prende el carbón o leña como acostumbras y cuando ya esté bien prendido mueve todo el carbón hacia el centro para dejar las orillas del asador libre. Este método te puede servir para dejar reposando la comida que ya está lista pero no quieres que se enfríe o bien que le falta muy poco para estar lista y la puedes dejar en las orillas para que termine y no se enfríe mientras terminas con las demás preparaciones.

  • Anillo:

Lo mismo del centro (el ejemplo de arriba) pero solo que opuesto y con más intensidad de calor.

  • 3 Temperaturas:

Su nombre lo dice todo, se trata de buscar tener 3 tipos de temperaturas en la parrilla. Ya sea para la misma preparación o para poder cocinar distintas comidas que llevan distintas temperaturas. De un extremo acomodas el carbón prendido, al lado acomodas solo una ligera parte del carbón para tener una temperatura más baja y el otro lado lo dejas vacío.

  • 80/20:

Muy parecido al 50/50 pero se deja un espacio más grande de calor directo. Esto ya depende de las preparaciones o comida que vas a asar, si necesitas más calor o si un asador con mitad calor y mitad zona segura (sin fuego) es lo que estás buscando.