Frohe Weihnachten! Navidad en Alemania

Tradiciones navideñas en Alemania

Wolfmann

Créelo o no, muchas de las tradiciones practicada en el hemisferio occidental provienen de Alemania. Es curioso ver las distintas costumbres que se han adaptado del cristianismo católico y protestante, ambos muy presentes en Alemania.

Mercados navideños

Una de las costumbres más antiguas y populares de Europa, establecidas por la cultura alemana, son los tradicionales mercados de Navidad, "Christkindlesmarkt".



Casi todas las ciudades en Alemania montan sus propios mercados ofreciendo desde ornamentos entallados en madera hasta dulces alemana, vino caliente, chocolate espeso, y mucho más. Algunas ciudades llegan a tener más de 60 mercados y cada uno con cientos de puestos. Encuentra aquí un listado de los top 10 mercados navideños en Europa.

Primer árbol de navidad

Según Birge Amondson, guía de Alemania en About.com, el primer "tannenbaum", árbol de navidad, fue documentado por primera vez en Estrasburgo, cuando pertenecía a Alemania en torno al siglo XVII. En aquel entonces se decoraban arboles con manzanas, nueces y papel de cocina. Hoy esas decoraciones se han convertido en bolas de colorines y espumillón, también una tradición creada por los alemanes.

Según la leyenda, fue Martín Luther, el prominente monje quien ayudó con la Reforma Protestante, comenzó con la costumbre de iluminar los arboles con velas.

La leyenda cuenta que tras observar un árbol iluminado por la luna, se inspiró en ponerle pequeñas velas a su árbol en casa.

Tradiciones familiares

En Alemania, se celebran los días antesala a la Navidad, llamado Adviento. Uno de las tradiciones es el Adventskranz, una corona normalmente de hoja perenne, con cuatro velas, que se enciende una por cada domingo, cuatro semanas antes de Navidad.



Pero la tradición más popular es un calendario de Adviento de los 24 días antes de Navidad. Suele ser una caja decorada y en su fachada lleva 24 ventanas que representan los días en diciembre. Con el paso de los días se van abriendo las puertas del calendario del cual se encuentra imágenes y escenas representativas de la Navidad. Hoy en día lo más típico es encontrar un bombón de chocolate o un caramelo alemán.

Der Heigle Nikolaus

A pesar de las tradiciones occidentales, San Nicolás, mejor conocido como der Heigle Nikolaus, llega en la víspera del 6 de enero. No va vestido necesariamente con un traje rojo, aunque cada vez más se van adaptando a tradiciones norteamericanas, ni viaja en un trineo dirigido por venados. Este santo parece más bien un obispo y lleva un bastón, acompañado por varias Krampus, pequeñas criaturas deformadas.

De acuerdo con la leyenda, Nikolaus o también conocido como "Weihnachtsmann", hombre de Navidad - entre muchos otros nombres que tiene – va por las casas con pequeños regalos para los niños. Por ello, que cada año es una costumbre dejar los zapatos en la puerta, y el día siguiente amanecerán llenos de caramelos, dulces, nueces, naranjas y figuras de chocolate con forma de San Nicolás.

La víspera de Navidad

Aunque las fiestas extienden hasta el 6 de enero, día de Epifanía o Reyes, el 24 de diciembre es quizás la noche más esperada y celebrada durante las fiestas navideñas. Las actividades esa noche suelen comenzar con el desvelo del árbol de Navidad en casa. Normalmente los padres decoran el árbol con luces y ornamentos y lo destapaban ante sus hijos la noche de la víspera como una sorpresa, del que se desmonta por los pequeños el 6 de enero. Esa noche también se intercambian regalos, que llegan del ángel navideño, "Christkindl", una tradición típica del cristianismo protestante, aunque hoy en día se ha sustituido por las costumbres occidentales de Santa Claus.

También hay muchas familias que asisten la misa del gallo donde se cantan villancicos alemanes.

La cena de la víspera consiste de "Weihnachtsgans", ganso asado en el horno y acompañado de papas, ensalada de repollo colorado y empanadillas de ajo y queso emmenthal.